Home / La Carpeta de Iván / DHL en Suiza no informa a sus clientes cubanos

DHL en Suiza no informa a sus clientes cubanos

El aluvión de publicidad con que DHL inunda el mundo, se refocila en decirnos que nos sitúan los paquetes en 72 horas a la puerta de la casa. Bueno, será para el resto del mundo. En Cuba por lo general demoran algo más. Y bien caro que hay que pagar sus servicios.

En primera persona he vivido como la firma líder de mensajería mundial engaña a sus clientes. Les contaré mi historia. Tengo una hija que el 3 de febrero cumplió 7 años. Con varias semanas de antelación, le encargué a mi madre que me comprara una muda de roja para el cumpleaños. Ella reside en la pacata Lucerna, ciudad suiza-alemana que nunca acapara cintillos en los medios internacionales.

Lo que aparentaba ser un trámite rutinario se volvió una odisea. Y esta vez la Aduana de Cuba no tuvo la culpa. Según Moraima Vargas Hernández, encargada del Departamento de Importaciones de DHL en La Habana, a la oficina de la multinacional en las afueras de Lucerna, por correo electrónico se le había comunicado “que para todo envío personal cuyo valor exceda los 100 dólares, el remitente debe adquirir una factura consular en el Consulado Cubano”. Esa factura consular cuesta 210 francos suizos (unos 200 dólares). Y según en este documento se puede leer esa factura obligatoria, al margen del valor del contenido y peso del paquete.

En 2009, mi familia en Lucerna nos había hecho llegar cuatro paquetes por DHL. Para que DHL te envíe un bulto a Cuba, país ubicado en la Zona 2, el área geográfica más distante desde Europa, debes escoger una caja de los cinco tamaños que ellos gratuitamente te dan. Las tarifas desde Suiza hacia Cuba no son nada baratas: 155 francos suizos cuesta el paquete más pequeño y 320 el más grande (de 147 a 303 dólares).

El punto es que DHL en Suiza nunca le hizo saber a mi madre -quien ya cumplió 67 años y tiene que coger dos ómnibus hasta Dierikon, donde queda el punto de servicio en Lucerna, a unos 40 minutos de su domicilio-  que para enviar un paquete a la Isla, tenía que adquirir una factura consular en el Consulado Cubano en Berna.

No fue lo único. Además de esa violación flagrante de la firma de mensajería mundial, entró en escena la implacable maquinaria burocrática estatal cubana. Según la funcionaria Vargas, el plazo para realizar los trámites era de sólo 10 días hábiles, un tiempo demasiado corto comparado con los 2 meses otorgados por DHL para ese tipo de gestiones.

Acordé con mi madre que reclamara la caja y pagara el dinero que tuviera que pagar por recibirla de vuelta en su casa. Al vivir ella en un Estado de derecho, dispone de mecanismos para quejarse y hasta demandar al emporio internacional por desinformación.

Desde Cuba es perder el tiempo. En su afán de ingresar dinero en sus deprimidas arcas, el gobierno grava con altos impuestos cualquier transacción comercial o venta de productos. Sin contar que en la Isla, las leyes apenas protegen a los consumidores.

Para los Castro, los emigrados son una especie de vacas, mientras más las ordeñes y más divisas les saques, mejor. DHL, como casi todas las empresas transnacionales cuando de dinero se trata, son apolíticas e inescrupulosas. Y negocian con el mejor postor.

El gigante Google, ansioso por aumentar el número de usuarios, se ha establecido en China, nación donde se ejerce una fuerte censura y violador descarado de los derechos humanos. O la famosa Nike, que también en el gigante asiático ha instalado fábricas para producir a bajo costo, sin importarle que el gobierno chino paga salarios miserables y explota sin misericordia a los trabajadores.

Desgraciadamente, así actúan no pocas transnacionales. A ellos les interesa más el pastel del mercado que la ética y los principios. Negocian con tiranos o regímenes cerrados, sabiendo que en esos países se violan los derechos humanos y la libertad de prensa brilla por su ausencia. Cada vez es más evidente la contradicción entre los discursos de los políticos y el de los hombres de negocios.

A DHL le puede pasar factura hacer negocios con gobiernos como el cubano. Empleados de DHL en Suiza se mostraron alarmados cuando supieron que sus oficinas en La Habana cobraban 200 pesos cubanos por llevarte el paquete a la puerta de tu casa. Según hemos podido saber, la empresa DHL global, en todos los países donde operan, paga el combustible de los vehículos que entregan los envíos a las direcciones donde han sido destinados.

En ese tira y encoje, entre una firma que engaña a sus clientes y un gobierno que por cualquier transacción cobra altas sumas de dinero en divisas, mi hija Melany ya no podrá estrenarse en su cumpleaños la ropa que su abuela le compró. Por suerte, es una niña feliz. Ni DHL en Suiza ni la Aduana de Cuba le van a borrar su sonrisa traviesa.

Melany aún no entiende los mecanismos diabólicos establecidos en el país donde nació, para poner contínuas trabas al libre flujo de mercancías. Forman parte del embargo de los Castro hacia su pueblo. Tres veces más eficaz que el de Estados Unidos hacia Cuba.

Iván García

Foto: Avión de DHL en el aeropuerto de Basilea, cantón donde radica la sede de DHL en Suiza.

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: taniaquintero3@hotmail.com

7 comments

  1. Ibrael Avalanch

    Sennora Tomasa, permitame explicarle algo, con el mqyor respeto que se merece. No tengo idea de quien es ud, ni que tiempo lleva fuera de cuba. yo llevo apenas unos meses. No se si estuvo Ud. en cuba en el anno ’94, cuando nadie podia comprar un dolar porque valia 100 pesos o mas, y aun no habia fuera de cuba la cantidad de cubanos que hoy existen. ciertamente en ese entonces si que se paso trabajo, lo vivi yo con mi mama y en carne propia. ella y yo solitos. y en medio de toda esa situacion lo unico que ocurrio fue que el gobierno cambio sus metodos a otros mejor prefeccionados. pero la maquinaria es la misma.
    entienda que dejar de enviar remesas a cuba no es la solucion. solo haria ud pasar trabajo a los suyos, y incluso a los de otros que dependen de algun servicio. en dinero que entra en cuba puede que, como Ud dice, vaya a parar al arca de los Castro, pero dejeme aclararle que para eso, primero debe pasar por las manos de los mios, y con eso me conformo, con que puedan tener una garantia de decencia y calidad de vida. Si ud lo que quiere es tumbra a castro en vez de hacer pasar hambre a los suyos, haga como se hace en las verdaderas revoluciones: tome un fusil, y mandese a tirar tiros, de lo contrario, solo sera una expatriada mas con un consejo hipocrita. Y a esos si que nadie les hace caso, ni aqui, ni alla en el agujero donde estan todos los que nos importan.

    sinceramente, un cubano que solo cree en acciones concretas
    espero que tenga un buen dia y no se sienta ofendida por mi comentario, no es nada personal. perdone la ortografia, mi teclado no me permite hacerlo mejor.

  2. He recibido en Bélgica en el mes Marzo un documento estrujado como para tirar, no obstante el documento exterior está en las mismas condiciones, exponiendo que en Cuba para enviar el documento no habían sobres en varias oficinas, entonces cobran 30 dólares para enviar un documento oficial que debo presentar en oficinas internacionales, he reclamado por Bélgica enviando copia de los documentos, han reclamado en Cuba con una carta, en qué se respeta DHL con un trabajo así tan sucio y sin devolver el dinero por su mal trabajo en Cuba?

  3. Con todos mis respetos Ivan, le puedo sugerir algo para la proxima vez?
    No dejes que tu mami se moleste dando esos viajes y pagando esos humillantes impuestos, es un abuso, te lo digo yo que he tenido y tengo que lidiar con los correos de Europa y los de Cuba, o no llegan las cosas o se demoran 3/4 meses y mas. Ya basta! Yo ahora mando lo escencial por Internet. Dinero y todo.
    La agencia Antillas Express tiene buenas ofertas, desafortunadamente no es a nivel mundial. Pero funcionan bien, con rapidez y garantia.

    Senora Tomasa Mendez Suarez yo aunque odio el Gobierno Tiranico de mi pais, Cuba, no quiero dejar de mandar dinero a mi viejita que esta medio ciega, no sale, no va a fiestas, no puede tampoco leerse una revista, ni bordar, ni coser. Lo unico que le queda somos nosotros del otro lado del Atlantico.
    Por favor debe de darse cuenta que no todos cuando contribuimos a ‘las arcas’ del Gobierno Cubano, lo hacemos para que se derroche o para ser ‘vacas’ de ese Gobierno. Hace falta un poco de sensibilidad humana, entienda que no todos los cubanos son unos botarates, especuladores, hay miles con mucha necesidades, hay ancianitos, hay niños(como en el caso de Ivan) Y no porque yo le retire el dinero de remesa a mi madre,(que esta solita) se va a caer el Regimen, hay otros muchos aspectos en juego para que eso suceda.
    Y hasta el dia en que ella me falte, le seguire mandando ese dinero, que ella ‘No’ me ha pedido nunca; soy yo! que como hija me siento con el deber moral de contribuir y aliviarle un poco de responsabilidades. Esa es mi madre! Y jamas le virare la espalda! venga Castro o Masantin el torero.

  4. Gracias, por tu gesto, canadiense. Ya en La Habana se le consiguió a mi nieta una una muda de ropa. Y la que yo le compré se la enviaré la próxima semana a una amiga en Miami, para que ella me la reenvié desde allí a Cuba. Tania

  5. Tomasa Mendez Suarez

    ¿Que pasaría en Cuba si todos los cubanos en el exterior y que quieren cambios democráticos en la isla (99% de los que están fuera de ella) se pusiesen de acuerdo y dejasen de enviar remesas? ¿no se le acabaría esta vaca suiza al régimen de los Casto?
    Crecería el descontento entre la inmensa mayoría de los habitantes de la isla ya que viven directa o indirectamente de ellas y se vería la imposibilidad del régimen para satisfacer las necesidades básicas de su población.
    Para mi una medida de este tipo haría muchísimo mas efecto que el ineficaz bloqueo norteamericano y forzaría cambios en la isla que a la larga serian beneficiosos para todos sus habitantes aunque tuvieran que pasar algunos meses de penurias al no poder contar con la ayuda externa.

  6. Dame tu dirección y te mando vestido hermoso para tu niña desde Canadá. Desde aqui es más fácil, por Antillas Express, siempre he usado ese servicio y en menos de dos semanas entregan la mercancía.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Get Adobe Flash player