Home / Las Cartas de Tania / A propósito del suicidio del cubano Albert Santiago Du Bouchet
emvideo-vimeo

A propósito del suicidio del cubano Albert Santiago Du Bouchet

Hago llegar mi más sentido pésame a la familia de Albert Santiago Du Bouchet, quien acaba de suicidarse en Canarias, España. No le conocí personalmente, pero a través de internet seguí las situaciones que en Cuba vivió. El año pasado, Reporteros sin Fronteras y el Comité para la Protección de Periodistas se congratuló de que Du Bouchet fuera el último periodista independiente excarcelado y el último que llegó a España, el 8 de abril de 2011, hace ahora un año.

Me imagino que a la ‘madre patria’ llegó lleno de ilusiones, pensando que iba a poder vivir con los suyos en un país democrático. Cuánta pena me da, con él y con los expresos políticos desterrados a España. Y también indignación, con el PSOE, que fue quien los llevó, y ahora con el PP, partido que supuestamente es el que más apoya a la oposición cubana.

Desde noviembre de 2003 vivo en Suiza como refugiada política, con mi hija y mi nieta mayor. Y en todo ese tiempo, he leído y escuchado la forma despreciativa con que algunos medios españoles, escritos o televisivos, se refieren a Suiza y los suizos.

A raíz del resultado de un referéndum -en Suiza no se aprueba nada si la ciudadanía no lo aprueba en sus votaciones- la presentadora del telediario de las 9 de la noche, dijo que “Suiza había demostrado nuevamente ser un país excluyente, un club de ricos”. Eso fue hace cinco años, cuando los españoles no tenían la crisis económica que ahora tienen y menospreciaban a Suiza, una nación de 8 millones de habitantes que cada vez que los convocan, para saber si quieren que la Confederación Helvética se integre a la Unión Europa, mayoritariamente votan NO.

Si Suiza hoy no tiene ese brutal crisis económica y financiera y su tasa de desempleo no supera el 4%, es precisamente porque no pertenece a la UE. Y si es un ‘país rico’, no es por el dinero y barras de oro que hay en sus bancos, si no porque los suizos trabajan muchísimo, con disciplina, eficiencia y calidad.

Pero yo no destacaría tanto eso de Suiza, como su política social: el Estado y las organizaciones humanitarias suizas no permiten que nadie se quede desemparado, sin vivienda, sin alimentación, sin atención médica y sin derecho a la educación y el aprendizaje de idiomas, algo fundamental, pues en Suiza son 4 los idiomas oficiales: alemán, francés, italiano y retorromano.

Por igual, un anciano jubilado, una madre soltera, un desempleado, un drogadicto, un enfermo mental, un enfermo incurable, un extranjero en espera de asilo político o un refugiado político, todos, reciben ayuda social, de acuerdo a sus necesidades. Los que andan en las calles como ‘homeless’ es porque quieren, porque comedores y albergues tienen para cobijarse. Sólo los recogen obligadadamente cuando bajan mucho las temperaturas, para que nadie muera en una acera por falta de atención y calefacción.

Suiza es uno de los países europeos que más inmigrantes recibe, sobre todo de países africanos, árabes y musulmanes, también es uno de los que más asilo político concede, lo que pasa que es más fácil denigrar y tratar de menospreciar sin conocer a fondo un país y su gente. Pero hay periodistas y medios foráneos que prefieren obviar esas realidades, que las conozco bien porque resido en un barrio de inmigrantes y refugiados políticos, muchos provenientes de la exYugoslavia y que en carne propia vivieron la guerra de los Balcanes, personas con traumas mucho más dolorosos y fuertes que los de los cubanos. Y no se suicidan, porque desde que llegaron, Suiza les ha brindado cuidados médicos y psiquiátricos, para que puedan rehacer sus vidas.

En mi edificio vive uno de esos exyugoslavos, a quien hará dos años tuvieron que cortarle una pierna. Anda en una silla de ruedas, recibe una pensión digna y como su apartamento queda en un segundo piso, cuando se ha roto el elevador, sea un domingo o día feriado, enseguida él llama y enseguida lo arreglan.

La diferencia con España y otros países europeos no son los Alpes, los bancos, los relojes, los chocolates o el tenista Roger Federer, uno de los deportistas más caballerosos a nivel mundial. No, la diferencia la marca la dignidad con que Suiza atiende a sus ciudadanos y también a los que no han nacido en su territorio, hablen el idioma que hablen, su piel sea más clara o más oscura y las mujeres cubran o no sus cabellos con velos. El tema migratorio es uno de los más debatidos en Suiza, y pese a que no todos los partidos y los ciudadanos ven con buenos ojos el arribo de nuevos inmigrantes y refugiados políticos, cuando las autorizades suizas aceptan a un extranjero, es porque lo van a atender bien mientras resida en su país.

Para los suizos, la hospitalidad y solidaridad son parte fundamental de su idiosincrasia y su política social. No por gusto su bandera, roja con una cruz blanca, fue inspirada en la Cruz Roja, organización fundada en 1863 por el suizo Henri Dunant.
Descansa en paz, Albert Santiago Du Bouchet!

Tania Quintero

Foto: Du Bouchet hablando, durante una protesta frente al Consulado de Cuba en Las Palmas de Gran Canarias, el 26 de julio de 2011.

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

9 comments

  1. Tania gracias por pasar mi mensaje a otras personas, yo viaje en compañia de mis dos hijos, Héctor mi hijo mayor que no es hijon de Marcelo y mi pequeña Gabriela que si es hija de Marcelo, legalmente estoy divorciada de Marcelo Cano Rodriguez desdes Cuba, tengo conocimiento que Marcelo sigue aqui en España en Madrid o Guadalajara o Toledo, no sé exactamente donde esta, ni tengo teléfono, solo su correo electrónico que es [email protected], es posible que alguien se pueda comunicar con él, yo lo he intentado por varios motivos y uno de ellos es por nuestra hija y en la situación en la cual se encuentra de ansiedad y depresión y se niega a ir al colegio y una de sus causas es que se siente culpable por que su papá se fué desde el 28 de Enero del 2011 y no le ha vuelto a ver, comunicandose con él mediante mensajes los cuales el no responde pidiendole perdón, mi situación es muy difícil lo sé pero para mi lo mejor es sacar a mi hija de este país y regresarnos a Cuba por nuestras enfermedades que en compañia de mis familiares que allí se encuentra tendremos el apoyo y ayuda necesaria para nosotras asi como las buenas amistades que no me han abandonado a pesar de la distancia y que todos estan al tanto de mi situación.
    Yo resido en Tarragona en la Avenida de Països Catalans 33 B, piso 2, puerta A, en un barrio que se llama San Pere I San Pau, el código postal es 43007 y mi teléfono es 644074606.
    Espero que con estas respuestas tengas contestadas tus preguntas y nuevamente gracias.

  2. Bárbara, copié tu desesperado mensaje y se lo envié a varias personas, entre ellas una que vive en Catalunya. Sólo me ha respondido Zoé Valdés, a quien autoricé a reproducir en su blog tu mensaje. Como cubanas, nos da mucha pena tu situación y la de tu niña, también la de otros familiares y por supuesto la de los expresos políticos.

    Es que sencillamente a todos los engañaron, tanto el régimen, como la iglesia como el gobierno español, porque cuando acordaron ese destierro, ya España estaba en una crisis económica que dos años después se ha agravado aún más. El PSOE ahora se pasa con ficha y el PP también, si ayudan, será a unos pocos, a los que están en Madrid y con posibilidades de llegar a políticos, como Esperanza Aguirre o Ana Botella, la esposa de Aznar. Al resto, diseminado por otras comunidades, les veo más dura su situación.

    Creo que todos los cubanos desterrados a España entre 2010 y 2011, deben unirse, al margen de que unos hayan estado preso por una causa o por otra, pero en la unión está la fuerza. Exigirles a las autoridades españoles y también ver la posibilidad de irse a vivir como refugiados políticos a otros países. Y en última instancia, en el caso de familiares mayores, enfermos o con niños pequeños, valorar la posibilidad de retornar a Cuba.

    Si mal no recuerdo, Marcelo Cano es médico de profesión y cumplió su condena en Canaleta, Ciego de Ávila. Cuando tu decidiste viajar como familiar de Cano eras su esposa o ya estabas divorciada de él? Esa niña es hija de Cano? Él sigue en España o como otros se fue a Estados Unidos? Cano está también en una situación como la tuya?

    Si pasas de nuevo por el blog, deja una dirección, teléfono o correo electrónico donde localizarte. Por muy desesperada que estés, recuerda que menos la muerte, todo en la vida tiene solución.

  3. Raúl Ortega Alfonso

    Excelente.

  4. La culpa la tienen Ortega y Alamino, Castro y Zapatero. Moratinos y Jiménez. Todos sabían lo que se traían entre manos.

  5. Me llamo Bárbara Pura Yurubi Dueñas soy uno de los familiares de los ex-presos politicos cubanos llegados a España en agosto del 2010, la ex esposa de Marcelo Cano Rodriguez preso del grupo de los 75, resido en Tarragona y estoy sola con mi hija, desde el 19 de Febrero no recibo ayuda y no se que hacer, no hay un dia que no llore desde que llegue a este pais, me siento presa y desamparada, estoy enferma yo y mi hija, ahora los Servicios Sociales me quieren quitar a mi hija por no poderla mantener, ¿Para eso vine a este pais, para que nos quiten los hijos y nos tiren a la calle?, no encuentro trabajo estoy con mis problemas de salud tengo hernias discales, fibriomialgia, espondiloartrosis y tratamiento siquíatrico, he estado hospitalizada y a nadie le ha importado, sino tengo medicamentos, ni comida para mi y para mi hija, tengo que estar pidiendo en Caritas y a conocidos para no morir de hambre y con los pocos recursos que nos han brindado desde nuestra llegada no tengo para pagar nada, ni para el colegio de mi niña dieron ayuda y ahora la niña esta con ansiedad y depresión ¡una niña!, no sale de casa y no habla con nadie, se niega a ir al colegio, yo estoy desesperanda ojalá allá una vía para que me regresen a mi pais de donde nunca tenia que haber salido, nos han tratado mal desde que llegamos por parte de las ONG y el gobierno, con casa y comida nos han matenido en una prisión enorme, ¿de qué libertad hablamos?.
    “bienvenidos a la libertad nos dijeron al montar en el avión con destino a España”, los funcionarios del consulado Español en Cuba prometiron muchas cosas como homologar los títulos universitarios de los presos y familiares, nos recibieron intergrantes de los ministerios y dijeron que estariamos protegidos y nos ayudarian a insertarnos a la sociedad española, las ONG nos aconsejaron Protección Internacional para residir en España y nos concedieron una residencia por 5 años, ¿para qué?, para dejarnos morir y torturarnos constantemente, desde nuestra llegada hemos sido objeto de sus manipulaciones y nos ha puesto donde han querido, vivimos poer que un perro, estos tiene mas derechos humanos que nosotros, ¿Qué será de nosotras?

  6. Estoy de acuerdo en parte con lo expresado por esta compatriota.
    Resido en Alemania, donde el régimen social es similar, pero estamos en la UE y lo agradezco. Creo que debían excluir los que no cumplan los requerimientos mínimos. La mayoría de los países de la UE se sienten bien aquí.
    La desgracia del castrismo nos lleva a huir al extranjero, pero no hay necesidad de llegar al suicidio y es muy lamentable. Tengo la esperanza que en menos de diez años todo cambie en nuestra patria.

  7. La bandera de la Cruz Roja fue posiblemente inspirada por la bandera de Suiza, y no lo contrario.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Get Adobe Flash player