Home / La Carpeta de Iván / La Habana, de fiesta, por sus peloteros

La Habana, de fiesta, por sus peloteros

Este primer día de abril, olvídense de la falta de comida y el disgusto de vivir sin futuro. Dejemos a un lado las neveras vacías y las anacrónicas políticas internas que no funcionan. Apartemos el mal sabor que deja un gobierno inoperante y las billeteras vacías.

Es jueves santo, pero La Habana es una fiesta. Sí. Esta Habana de las columnas y los portales, del Prado y del Malecón, goza por la victoria de su equipo de béisbol, que acaba de coronarse campeón nacional.

El béisbol, un deporte introducido en el siglo 19 por cubanos residentes en Estados Unidos, es pasión en  Cuba. Su práctica se masifico y caló hondo. Antes de que en 1959 Fidel Castro tomara el poder, en la isla se jugaban campeonatos invernales seguidos por millones de fanáticos de todas las provincias.

Lo conformaban cuatro equipos: Almendares, Habana, Marianao y Cienfuegos. La mayoría hinchaban por los azules del Almendares o los leones rojos del Habana. En nuestros clásicos locales jugaron grandes estrellas, que después brillaron en Estados Unidos, como Orestes Miñoso, Camilo Pascual, Luis Tian y Adolfo Luque.

Aún los aficionados más viejos recuerdan la final de infarto que en 1944 celebraron los eternos rivales, Habana y Almendares, ganados por estos últimos cuando nadie lo creía posible. Industriales, los nuevos leones de La Habana, ahora son azules. Y en la final de 2010, los azules de la capital y los naranjas de Villa Clara reeditaron el dramatismo de aquella serie de 1944.

Industriales no es sólo la selección insigne de la capital, sino del país. Después de 1959, es el que más veces ha ganado, con 12 títulos. Un equipo al que se odia o se ama, pero nunca pasa inadvertido.

Es también, a no dudar, el que más peloteros ha perdido, debido al goteo incesante de deserciones. Jugadores que se marchan de la isla, hastiados de sus salarios de obreros y con la ilusión de triunfar y ganar sueldos millonarios en el mejor béisbol del mundo, las Grandes Ligas de Estados Unidos.

Industrialistas era el tres veces campeón con los Yankees de Nueva York, Orlando “Duque” Hernández, lanzador, grande entre los grandes. También en sus filas militaron promesas que actualmente brillan en las Mayores, como Yunel Escobar, con los Bravos de Atlanta y Kendry Morales, con los Angelinos de California.

En los últimos veinte años, Industriales ha perdido más de 40 peloteros de primer nivel. Todos decidieron marcharse a Estados Unidos, la meca del béisbol mundial. Así y todo, los que se han quedado, siempre están en la salsa. Desde el 2003 a la fecha, han ganado 4 coronas. Primero con Rey Vicente Anglada como manager y ahora con Germán ‘El mago’ Mesa.

Germán Mesa es considerado el mejor paracorto de todos los tiempos de la pelota cubana. Fue apartado a  finales de los años 90, por un decreto del gobierno de Fidel Castro, que lo acusó de formar parte de una trama de jugadores y scouts de Grandes Ligas, que instigaban a desertar a peloteros criollos. Tres años estuvo ‘El mago’ ausente de los terrenos de béisbol. Hasta que en 1999 fue redimido y se le autorizó volver a jugar.

En este campeonato, Industriales no contaba con muchas opciones para alzarse con el título. En 2009 habían abandonado la novena dos de sus más destacados lanzadores: Yadel Martí y Dennis Suárez, fundamentales en el equipo. Si a esto se le une toda la camada de sus integrantes que han desertado desde 2003, Industriales no tenía opciones para ganar.

El año anterior, había ocupado el lugar número 12. Incluso no clasificó para los play-offs de post temporada. Se esperaba que esta campaña vagara en la mediocridad. Cierto que se había reforzado con jóvenes talentos, pero se pensaba que aún estaban muy verdes.

De ahí el gran mérito de este conjunto. Nunca salió de favorito en los tres duelos finales, que sostuvo con Sancti Spíritus, La Habana o Villa Clara. Pero hizo la hombrada y derrotó a los espirituanos, el mejor equipo de la temporada; a La Habana, el de mejor pitcheo, y luego a los naranjas de Villa Clara, los más estables en los últimos doce años.

La final al mejor de 7 juegos con los villaclareños, estuvo cargada de suspenso. Fue un drama. Y está considerada la más tensa y caliente de las jugadas a partir de 1959.

Cuando pasada las dos de la madrugada, Industriales se alzó con la corona en el estadio Augusto César Sandino, de Santa Clara, a 300 kilómetros de la capital, a esa hora, rompió el cuero y, a falta de cava o champán, se descorcharon botellas de ron. Cientos de fanáticos salieron a las calles, entre pasos de rumba y buches de ron, a celebrar el título de sus azules.

En tromba marcharon hacia el Parque Central -La Cibeles habanera-  y hasta bien entrada la mañana festejaron el triunfo. Sobre las 3 de la tarde, en autos descapotables, hicieron su entrada en la capital los jugadores de Industriales, con creces vitoreados por cientos de miles de fans al paso de la comitiva.

Los autos tocaron el claxon con furor todo el día y muchos no fueron a trabajar. La gente estaba enaltecida en la peña del Parque Central, la misma a la que a menudo acudía Orlando Zapata Tamayo, el preso político fallecido tras una prolongada una huelga de hambre el 23 de febrero, y furibundo amante del béisbol.

En esta Semana Santa, La Habana está de fiesta. La gente ha sacado grandes bocinas a los balcones y con estridente música de reguetón festejan la victoria. Yo también estoy que me salgo. Desde que tenía 3 años -y ya tengo 44- soy fan de Industriales.

Tengo pena por Guillermo “Coco” Fariñas, el periodista y psicólogo disidente en huelga de hambre en Santa Clara, seguidor de los naranjas. Según sus amigos, estuvo pegado a la tele hasta el final del partido. Lo siento por ti, “Coco”.

Iván García

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Get Adobe Flash player