Home / Las Crónicas de Raúl / Cuba: Turismo con arique

Cuba: Turismo con arique

Las dictaduras le ponen cadenas a los sueños. Ningún cubano curtido en la calle se creyó el anuncio de que el Gobierno estudiará la posibilidad de abrir el turismo y los permisos de viajes para todos. La gente no fue a la cama esa noche a soñar con Varadero o con Benidorm. Esperaron tranquilos el amanecer porque a esa hora descubrirían para qué pesadilla era esa manta.

Se supo cuál era el destino del arrebato del poder por analizar la autorización de posibles viajes de los ciudadanos de a pie y de bicicleta cuando los medios de propaganda negaron que fuera una golpiza policial la que provocara la muerte del opositor Juan Wilfredo Soto García, en un hospital de la ciudad de Santa Clara, en el centro de Cuba.

El hombre estaba enfermo y murió el domingo, pero tres días antes de morir paseaba por un parque con unos amigos cuando la policía lo arrestó por una supuesta alteración del orden, forcejeó con él y lo golpeó.
Los grandes sectores de la población conocieron el caso de Soto García en el momento en que el Gobierno achacó su muerte a una pancreatitis. Y ya estaba en la atmósfera el comentario de que se examinaría la alternativa de que quienes tienen que salir a luchar cada mañana -con menos de 20 euros al mes- por el almuerzo y la comida de la familia se pueden poner a planear un viaje a Londres el verano que viene.

Es un juego escabroso y humillante. Todas las semanas no van a encontrar tela de mosquitero para tratar de cubrir la creciente violencia policial. Hace unos días le dieron una paliza al ex preso del grupo de los 75 Ángel Moya. Horas después, a su esposa, Berta Soler, una de las fundadoras de las Damas de Blanco.

La pasada semana, 25 activistas que quisieron respaldar a un prisionero político en huelga de hambre en la cárcel de Guantánamo, en el oriente cubano, fueron agredidos con palos, piedras y bates de béisbol. En el otro extremo, en Pinar del Río, después de un registro de cinco horas, arrestaron al periodista Juan Carlos Fernández, de la revista Convivencia. Le confiscaron su ordenador y una cámara fotográfica.

Este es otro tiempo. Cuba quiere y necesita vivir en ese tiempo. Las redes sociales clausuraron los periódicos murales y los departamentos leninistas de agitación y propaganda.

Las dictaduras llevan sus amarres a los sueños, pero la experiencia de los seres humanos que viven mucho tiempo sin libertad les permite identificar los cepos que la mentira le quiere imponer a la ilusión.

Raúl Rivero, El Mundo

Foto: Blog Hablamos-Falamos.

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Get Adobe Flash player