Home / La Carpeta de Iván / A Lula no quisieron aguarle la fiesta con los Castro

A Lula no quisieron aguarle la fiesta con los Castro

La historia de Luiz Inácio ‘Lula’ Da Silva parece sacada de un culebrón de la TV Globo. A pesar de haber estudiado sólo hasta el 5to. grado de primaria, Lula es un tipo de inteligencia natural, estadista diestro y hábil estratega a la hora de las maniobras políticas.

Se hizo un gigante en las luchas sindicales allá por los años 70, en el cinturón industrial de Sao Paulo, donde laboraba en una metalurgia. Lula es la versión latinoamericana del polaco Lech Walesa y su sindicato Solidaridad. Nunca fue comunista y ha sido un crítico firme de los antiguos regímenes totalitarios de Europa del Este.

Católico practicante, en 1982 creó el Partido del Trabajo, y gracias a su faena a destajo, esta organización se convirtió en uno de los principales actores en el mapa político de Brasil. Como todo buen brasileño, le gusta la cachaça, la farra y el fútbol. Es hincha del Corinthian y apuesta porque el DT Dunga traiga de vuelta a casa la sexta copa, del mundial que se efectuara en junio de este año en Sudáfrica.

Llegó al gobierno después de tres candidaturas perdidas. En su caso a la cuarta fue la vencida. Contrató, como asesor de su campaña al número 1 de Brasil en su especialidad. Y éste lo llevó en volandas hasta el Palacio del Planalto. Claro, que Lula cambió de discurso. Se dio cuenta que dirigir un país es mucho más que obreros,  meninos de la rua, favelados de toda la vida y gente sin tierra. No atemorizó a los ricos y se alió con el FMI y el Banco Mundial al que puntualmente nunca ha dejado de pagar hasta el último centavo de la deuda brasileña.

Lula es un producto logrado de la cirugía política. Un fruto del marketing. Un crack de la nigromancia y el travestismo político. Sus campañas de Hambre 0 no han logrado mucho. Brasil sigue siendo uno de los países más desiguales del mundo. Y ciudades tan bellas como Río de Janeiro, de las más violentas.

Negros y mestizos cuentan poco en la vida social y política del país, a no ser que seas futbolista, santero de Bahía o músico carioca. Este año, Lula vuelve a su casa, en Sao Bernardo do Campo, con un Brasil entre las 25 primeras potencias económicas del planeta, pero con una repartición desigual de la renta y pocas opciones para dar entrada en el pastel financiero a los de abajo.

En lo internacional ha cosechado éxitos. Es el ojito derecho de Obama y en los foros internacionales los representantes de países ricos tienen debilidad por el obrero que llegó a presidente. Aunque Fidel Castro y sus socios, Chávez y Morales, en algunas ocasiones le han serruchado el piso al brasileño barbudo.

A ratos, Lula ha tirado hacia un rincón la ideología de izquierda. Pero ésta pesa más que la sangre. Y antes de terminar su mandato, quiso darse una vuelta por La Habana, para despedirse de su amigo Fidel y hacer algún negocio con la Cuba del General Raúl Castro.

Está en su derecho, como presidente de una nación soberana. El lado flaco de Lula en su estancia habanera, fue hacer caso omiso de la muerte debido a una extensa huelga de hambre del opositor pacífico Orlando Zapata Tamayo. Se le preguntó sobre el tema y habló de otra cosa. Se hizo el sordo.

Quizás Lula desconocía que el mestizo de 42 años a quien el 25 de febrero dieron sepultura en Banes, Holguín, un pueblo del oriente a 850 kilómetros de la capital, fue un obrero-peón de albañil- como él, a favor de la democracia y de los derechos humanos, como lo fue el propio Lula.

Sus asesores no quisieron aguarle la fiesta con los Castro. Y Lula prefirió el silencio. El presidente brasileño de los pobres, obvió que el mismo día de su llegada a La Habana, murió un cubano simple, sólo por reclamar lo mismo que él ha reclamado toda su vida de sindicalista, político de oposición y estadista. Pero a pesar de vivir períodos de dictadura militar en Brasil, Lula tuvo mejor suerte que Orlando Zapata Tamayo.

Una noche, en la soledad de su casa, tomando un cafezinho, quizás Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva reconozca lo ruin y cobarde que fue al negar tan siquiera una palabras de pésame a la madre atormentada de un hombre que, como él, quería lo mejor para su país.

Iván García

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

10 comments

  1. Fuera Lula y PT!

    sigue ese blog!

    http://veja.abril.com.br/blog/reinaldo/

  2. Además, Lula no és un demócrata.Eso es una broma?Él siempre se quedó junto con los regimenes comunistas!!! Tiene un discurso tipicamente rojo!
    Él es el tipo que esconde sus intenciones, y intenta con sus compañeros,mantener su partido en el poder para volver en 2014.
    Él es peor que Chavez!
    Un mentiroso terrible!

  3. Muchos brasileños se sienten avergonzados por las actitudes del actual gobierno!Muchos no las aproban. No me parece justo a Lech Walessa hacer tal comparación(que Lula és su versión en Latinoamerica). Quien ha logrado traer algun exito a la economia brasileña,ha sido Fernado H Cardoso y no Lula!

  4. maria azevedo :
    Não estaria Orlando Zapata preso por receber dinero de EUA e não por delito de opinião?

    Carísssima Maria Azevedo, na sua terra hà um ditado que diz que “NÃO HÁ MAIOR CEGO DO QUE AQUELE QUE NÃO QUER VER” na minha existe um outro que diz “VOZES DE BURRO NÃO CHEGAM AO CÉU” e para finalizar, a única coisa que lhe posso dizer num acto de boa educação, é que respeite as convicções alheias, a começar pelo respeito à memória de um homem que foi fiel aos seus princípios até ao fim, de uma coragem transcendente até ao último suspiro, coisa que “Usted” garantidamente não seria capaz, mesmo que estivesse em causa aqueles que agora defende, ao provocar e ofender um lutador, de deu a vida pela liberdade no seu país.
    Passe um bom dia

  5. Señor Iván García: Aunque es cierto que Brasil no ha solucionado gran parte de los problemas, y que la desigualdad de clases es evidente, y que las grandes urbes brasileñas tienen unos niveles de peligrosidad y violencia preocupantes, su artículo me parece poco adecuado e incluso tendecioso, aspecto que no era frecuente en Ud.al que sigo a través de este blog y sus colaboraciones en El Mundo.
    Me explico: no tiene Ud. derecho alguno, ni argumentos ni documentación, para definir a Lula como un crack del travestismo político,pues es una acusación muy grave y frívola; todas las comparaciones son odiosas pero hacerlo con Walesa es demasiado y con Orlando Zapata un sacrilegio,a pesar de que lamenté y sigo lamentando el deceso del ciudadano cubano; parece que el hecho de que solo estudiara hasta 5º grado se emplea como peyorativo y no se valora su lucha como obrero en años en los que Brasil era una tiranía sanguinaria.
    Espero que Ud.medite lo que ha dicho, especialmente haberlo llamado “ruín y cobarde”. No comprendo muchas veces las contradicciones que se danentre los autores de blogs cubanos: si Ud. cree,o considera, que Lula es “el ojito derecho de Obama”,personalidad política admirada por la disidencia cubana -al igual que a tantos otros presidentes USA con menor prestigio y dignidad- la verdad es que no lo entiendo. Espero que no crea Ud. al Sr. Obama un socialista, como se dice en los círculos de Miami y de la derecha más agresiva de USA. Yo no tengo nada porque defender a Obama; para mí es otro presidente más que ha creado simpatía porque el antecesor creaba y alimentaba odios. Haga lo que haga, será mejor que el anterior. Fíjese. el presidente es atacado por intentar “una sanidad gratuita, a medias, para los americanos. En España, país pequeño y con muchos problemas,la sanidad es gratuita y universal para todos los ciudadanos,incluidos los extranjeros y los inmigrantes,tanto los legales como los ilegales,desde hace no sé cuantos años.Para que la sanidad española te atienda,te opere de corazón, de trasplante,o que pases meses en cuidados intensivos, lo único que hace falta es estar enfermo y llegar vivo al hospital…
    Lo dicho: hay cosas que no entiendo de su artículo. Un saludo y cuídese.

  6. Não estaria Orlando Zapata preso por receber dinero de EUA e não por delito de opinião?

  7. Estoy de acuerdo que sus asesores no quisieron aguarle la fiesta……Pero mantengo la esperanza que él se de cuenta su tremenda torpeza y rectifique con acciones practicas a favor de la democracia en Cuba, porque dentro de menos de un año va ha tener suficiente tiempo para poner su prestigio y habilidad política en función de este objetivo. Por lo que se hace necesario continuar una campaña a todos los niveles para que él se de cuenta que metió la pata y que sus viejos amigos son sencillamente unos dictadores mentirosos, cobardes y represivos

  8. fidel y raul lo que se merecen es un tiro en la cabeza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Get Adobe Flash player