Home / La Carpeta de Iván / Cuba, pasión por el buen fútbol

Cuba, pasión por el buen fútbol

Nadie discute que el béisbol es pasión en la isla. Es el único espectáculo capaz de llenar estadios a reventar. Por estos días, de una primavera que ya nos acaricia, los framboyanes comienzan a lanzar sus flores rojizas, como si estuvieran guiados por una mano poderosa e invisible.

Entre tanta belleza natural, ya se juegan los play-offs del campeonato de béisbol. Y en Ciudad de la Habana, están de plácemes con la actuación de su novena Industriales, el equipo insignia de la pelota en Cuba.

Pero nuestro deporte nacional tiene un competidor de peso en las preferencias de los amantes a las actividades deportivas. El fútbol. El más universal desde hace 147 años, se ha convertido en el segundo deporte con mayor cantidad de seguidores en el país.

A pesar que los torneos del patio son de escasa calidad, se juegan en terrenos buenos para sembrar papas y los futbolistas son mediocres a más no poder, los fans del fútbol crecen por día.

Claro, la gente no sigue los partidos ramplones de los locales. Miran hacia las prestigiosas ligas europeas. Sobre todo la liga española, la más seguida. De los clubes, el Real Madrid del chileno Manuel Pellegrini, y el Barcelona, del catalán Pep Guardiola, se reparten la mayor cantidad de hinchas.

Los ídolos de niños y jóvenes cubanos son el portugués de Isla Madeira, Cristiano Ronaldo, o el brasileño Kaká, en el club merengue, y el botín de oro 2009, el argentino Lionel Messi, en el once culé.

La nostálgica colonia de gallegos nacionalizados siente morriña por el Deportivo de La Coruña, muy lejos en su desempeño actual de aquel fabuloso Súper Depor, de mediados de los 90, donde brillaban los brasileños Bebeto, Djalmiha o el abuelo Donato.

También el Sevilla del maliense Kanuté y el goleador brasileño Luis Fabiano tiene admiradores en Cuba. El comentarista de la televisión nacional, Reinier González, la persona que más conoce de fútbol en la isla, apuesta por el Valencia del “Guaje” Villa.

Existen numerosas peñas del Real Madrid y el Barcelona, en la capital y en provincias. Mordiéndose las uñas, ellos esperan el fenomenal duelo entre los dos grandes del fútbol ibérico, el próximo 10 de abril, en el estadio de Chamartín, y que a todas luces definirá la liga.

Tampoco se quedan atrás los seguidores del Calcio italiano, de la liga francesa, la Premier inglesa o la Bundesliga alemana. Antes de la fiebre por las ilegales antenas por cable, los fans seguían a sus clubes por radios de onda corta.

El programa Tablero Deportivo, de Radio Nacional de España, tiene miles de oyentes. Los cubanos figuran entre los que más emails y cartas envían desde Latinoamérica al espacio que conduce el formidable Chema Abad.

Los que pagan 10 pesos cubanos convertibles (8 dólares) mensuales por tener antena satelital, siguen el fútbol por el canal norteamericano ESPN, que trasmite todos los detalles de las ligas europeas, mexicanas y sudamericanas. Las disputas en casa a la hora de ver la tele, con las mujeres enganchadas a los soporíferos culebrones aztecas o brasileños, son tremendas.

Pero incluso, los medios oficiales, que no se dignan a escribir una línea sobre el béisbol de Grandes Ligas o el baloncesto de la NBA, tiene dos programas semanales de fútbol en la televisión nacional. Y en todos los espacios deportivos radiales suelen ofrecer los resultados de las ligas europeas.

Pero a la hora de apostar por un once, cuando se aproximan Copas del Mundo o Eurocopas, las palmas se las llevan los argentinos y los pentacampeones brasileños, con su toque concreto y mágico.

Aunque ni los DT Diego Armando Maradona por sus pésimos resultados con la albiceleste, o el brasileño Dunga por sus estrategias defensivas, en un equipo repleto de tipos que tienen el gol en la sangre, son vistos con buenos ojos por lo fanáticos cubanos.

La España del bigotudo Vicente del Bosque es la tercera en preferencia en Cuba para ganar el Mundial. Villa, Casillas, Xavi, Iniesta y el “niño” Torres también son íconos en el verde caimán.

El béisbol juega ya su fase final. Sudáfrica esta a la vista. Y los apasionados del fútbol esperan ansiosos la gran fiesta. Se sienten huérfanos, pues desde 1938 una selección cubana no clasifica para la fase final de una Copa del orbe.

Cansados de ver a una selección en la que unos tipos rudos intentan tocar un violín, y sin resultados destacados hace mucho tiempo, la gente se alista para apoyar a los onces europeos o sudamericanos.

Pero aún faltan tres meses para que arranque la cita planetaria. Mientras, los amantes al fútbol calientan el brazo con el esperado derby entre los dos grandes de España en el Santiago Bernabéu.

Ya los fans del Real Madrid sufrieron un estacazo considerable cuando el Lyon francés los apeó de la Champions. Ahora esperan tomar desquite con el Barcelona. Es lo único que les queda.

Iván García

Foto: Prismatico, Flickr

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Get Adobe Flash player