Home / La Carpeta de Iván / Cuba apuesta por el béisbol japonés
NYT2009021618061779C

Cuba apuesta por el béisbol japonés

Ante el alarmante deterioro del béisbol en la mayor de las Antillas, los jerarcas cubanos que rigen el destino del deporte de las bolas y los strikes, han pedido a gritos ayuda de asesores nipones.

La noticia ha levantado ronchas entre los fanáticos del patio. Nadie duda de la calidad del béisbol japonés. Han sido campeones en las dos versiones del Clásico Mundial, evento de calidad superior donde participan los mejores jugadores del planeta. Y en las Grandes Ligas, peloteros de ojos rasgados se desempeñan con acierto.

El debate local se centra en la manera de interpretar el béisbol en el país del sol naciente. Su filosofía de juego, así como su estrategia y entrenamiento, son totalmente distintos a los seguidos en las naciones del continente americano que practican béisbol.

Según fuentes dentro de la federación cubana, a los directivos les interesa que los consejeros nipones compartan métodos de preparación en el área de pitcheo. Aunque también han dejado abierta la posibilidad en técnicas de bateo y defensa al campo.

Después que Fidel Castro aboliera el béisbol profesional en Cuba, en 1962, muchos jugadores de clubes rentados se marcharon a Estados Unidos. Los que quedaron en el verde caimán como Gilberto Torres, Fermín Guerra o Conrado Marrero empezaron a asesorar técnicamente a los nuevos jugadores amateurs.

Ese asesoramiento dio frutos. A la vuelta de unos pocos años, la pelota aficionada elevó su calidad y hacia finales de la década de los 70 y en los años 80 su nivel era comparable con la clase triple A de Norteamérica.

Pero las viejas estrellas del béisbol han fallecido o esperan la muerte en casa, como Conrado Marrero quien el 11 de agosto cumplirá 100 años. Un número importante de valiosos técnicos formados en instituciones deportivas después de 1959, o se han marchado de Cuba o prestan colaboración técnica en el extranjero.

Algunos expertos ven en esa ayuda japonesa una afrenta. Es como si la liga española de fútbol, ante la diferencia brutal de calidad que existe entre el Barcelona y el resto de los equipos, pidiera auxilio a Holanda para aumentar la competitividad en su liga
Todos los amantes del béisbol reconocen que los métodos de formación y entrenamiento de los peloteros criollos están desfasados. Los conceptos de los managers son de mediados del siglo XX.

Debido a la falta de información, bibliografía, sin acceso a internet y no poder seguir por la tele los juegos de las Grandes Ligas, la mejor del mundo, ha provocado un desconocimiento letal entre los preparadores de pitcheo y otros entrenadores, quienes en ocasiones desconocen las últimas técnicas y estadísticas del béisbol en Estados Unidos y otras latitudes.

Ante la crisis que golpea al deporte nacional, con más de 350 beisbolistas que han desertado en los últimos 15 años, los directivos de la disciplina se han acercado al béisbol japonés, que en mi opinión, por historia y métodos de juego tiene poco que aportar.

No veo a un lanzador cubano adaptándose a los draconianos entrenamientos diseñados para sus pitchers. En Japón, un lanzador tira diariamente 120 lanzamientos, sin una correlación entre descanso y  trabajo. Los pitchers nipones suelen tener una vida deportiva limitada, ocho o diez años a lo sumo.  Los que llegan a triunfar en Estados Unidos, a la vuelta de un lustro caen en la mediocridad.

El trabajo riguroso forma parte de la filosofía japonesa y asiática en general. Les ha dado resultados. Pero en este continente, las concepciones de juego son otras.

Cuba necesita adecuarse a las nuevas técnicas del béisbol. Pero debemos mirar a Estados Unidos. El embargo impide asesorar abiertamente a la pelota criolla, pero si los Castro cambiaran su política absurda y levantara las cláusulas que prohiben a jugadores cubanos competir en la gran carpa, la historia podría ser diferente.

Esa falta de visión ha transformado la temporada nacional de béisbol en un espectáculo de baja calidad. Antes de 1959, Cuba era el país que más peloteros exportaba hacia las Grandes Ligas. Ese lugar ahora lo ocupa República Dominicana, con casi 400 jugadores.

En la isla, siempre existió una cultura azucarera y una pasión desbordada por la pelota. Fidel Castro sepultó a la industria de la dulce gramínea. El béisbol va por el mismo camino.

Iván García

Foto: NYT. Japón ganó a Cuba en el primer Clásico Mundial de Béisbol, celebrado en ciudades de Japón, Estados Unidos y Puerto Rico, en marzo de 2006.

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

3 comments

  1. Gracias, Frank. Yo soy quien busco las fotos, quería que aparecieran jugadores japoneses, pero no sabía que en primer plano salía Ishiro Suzuki, conocía su nombre, no su cara.

    En la foto del post “El regalo de una lectora”, que puedes localizar en la carpeta Cumpleaños del blog, del Yankee Stadium puse una donde en la pizarra se leer el nombre de Derek Jeter, gran pelotero que Iván admira
    mucho.

  2. Oscar Sánchez Madan, comunicador de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, reportó la masiva protesta que el 22 de enero tuvo lugar en el estadio de Pedro Betancourt, municipio de la provincia de Matanzas. Ese día se enfrentarían los equipos de Las Tunas y Matanzas, en el marco de la actual Serie Nacional de Béisbol. Los dos equipos arribaron al estadio y fueron recibidos por más de 4 mil fanáticos.

    Luego de más de dos horas de supervisión y acondicionamiento del terreno, directivos del INDER, decidieron suspender el juego. Dijeron que el suelo estaba demasiado húmedo aunque los peloteros consideraron lo contrario y Matanzas, el equipo anfitrión, ya había iniciado el calentamiento..

    Ante el inesperado anuncio, los espectadores gritaron “descarados”, “corruptos” y consignas antigubernamentales. Dos docenas de agentes del orden público se mantuvieron pasivos. En las gradas superiores, la gente golpeó con furia el techo de zinc en señal de protesta y alguien lanzó una botella contra uno de los funcionarios.

    Fanáticos beisboleros y apostadores abandonaron el estadio decepcionados e irritados. Pero los representantes de la dictadura recibieron su merecido: una masiva protesta ciudadana.

  3. Ivan:
    Gracias por brindarnos la realidad de Cuba en cada uno de tus excelentes observaciones.
    En la foto que compartes del equipo Nipon; en primera plana y con señal de VICTORIA aparece Ishiro Suzuki “GRANDE entre los GRANDES”.
    Te digo esto porque te me estas pareciendo a el. Por tu profesionalidad y valentia!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Get Adobe Flash player