Home / Las Crónicas de Raúl / Venezuela: sin temores ni precio
Uno de los dos camiones que desde la ciudad colombiana de Cartagena transportaron 52 toneladas de papel

Venezuela: sin temores ni precio

El gobierno de Nicolás Maduro ha explorado dos vías fundamentales para censurar la prensa.

Una, es la amenaza, la golpeadura, el encarcelamiento y el intento de comprar a los profesionales o sus empresas.

La otra, salta de la redacción a los talleres y pasa por la dirección porque les niega a los propietarios de los medios los dólares que necesitan para comprar en el extranjero el papel en el que se imprimen los diarios. Es un buen esfuerzo para un simple aprendiz de dictador.

El asunto es que el periodismo venezolano sigue vivo. Lo mantienen en la calle un grupo de hombres y mujeres libres que no tienen temores ni precio.

Y publican, de todas formas, las reseñas objetivas de lo que pasa todos los días, las alternativas de un conflicto social que se acentúa minuto a minuto y sus opiniones sobre los temas que interesan a una sociedad agobiada por el discurso oficial y el eco de los sirvientes que están en la nómina de la cocina del palacio de Miraflores.

No han podido callar a los comunicadores, pero unos 10 periódicos dejaron de circular por falta de papel y más de tres decenas han tenido que reducir sus páginas.

El gobierno se muestra inflexible con los que se niegan a seguir el guión de los jefes políticos y de sus asesores cubanos.

La prensa de Venezuela cuenta en esa apuesta frente al poder con el respaldo de la inmensa mayoría de sus colegas del hemisferio. Los diarios de varios países vecinos han abierto espacios en sus páginas para artículos y notas de sus compañeros de Caracas, Valencia o Carabobo.

Esta semana, una asociación de diarios de Colombia envió, en calidad de préstamo, 52 toneladas de papel para tres periódicos que ya están casi sin reservas.

Los colombianos compraron el material en Canadá. De allí lo enviaron por barco a Cartagena y desde ese puerto colombiano el papel salió en dos camiones para la capital venezolana en un viaje de seis días.

El papel, destinado a El Nacional, El Impulso y El Nuevo País, permitirá que esos periódicos se puedan editar unas dos semanas. Otros medios de la región han mostrado su decisión de sumarse a la idea de los periodistas de Colombia.

Los camiones, una vez en territorio venezolano, sólo están autorizados a circular de noche. Llevan un letrero que dice: «Sin libertad de prensa no hay democracia». Es muy importante el papel que juega este papel.

Raúl Rivero
El Mundo, 3 de abril de 2014.

Foto: Uno de los dos camiones que desde la ciudad colombiana de Cartagena transportaron 52 toneladas de papel para cubrir temporalmente las necesidades de tres periódicos venezolanos. Tomada de El Diario, España.

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.