Home / Las Cartas de Tania / Un periodista independiente llamado Iván García
ivan garcia

Un periodista independiente llamado Iván García

Solo tuve dos hijos, del mismo padre, el abogado Rafael García Himely. Los dos nacieron en La Habana, en el Hospital Nacional. En el mismo mes, pero con un año y quince días de diferencia: Tamila nació pasada las 12 de la noche del sábado 1 de agosto de 1964 e Iván alrededor de las 4 de la tarde del domingo 15 de agosto de 1965.

Mi hija es técnica en bibliotecología y documentación. Iván no terminó el preuniversitario. Aunque los dos son Leo, son muy distintos. Además de ser mulatos, en común tienen que los dos son amantes de la buena literatura y el buen cine. A Tamila le gusta mucho la música e Iván es un gran aficionado a la pelota y los deportes. Ya a los 2 años, mi madre, su abuela Carmen, dos o tres veces por semana lo llevaba al Latino, como le dicen al Estadio Latinoamericano, antiguo Stadium del Cerro. No tenían que coger guagua: el Latino quedaba a unas diez cuadras de nuestra casa de entonces, en Romay entre Monte y Zequeira, Cerro.

A menudo mis dos hijos me acompañaron a la redacción de la revista Bohemia, donde trabajé veinte años (1974-1994). Allí conocieron a varios de mis colegas, entre ellos Bernardo Marqués y Reinaldo Peñalver. Iván se hizo amigo de los reporteros deportivos Jorge Alfonso y Enrique Capetillo. En dos o tres ocasiones, lo invitaron a ver un juego decisivo vez  desde el palco que Bohemia tenía en el Latino.

Mis dos hijos, mi madre y yo muchas veces vimos la pelota o los carnavales desde un palco. Es que mi padre, José Manuel Quintero, desde los años 30 y hasta el 26 de julio de 1953, fue guardaespaldas de Blas Roca. Después que mi padre falleció, el 7 de octubre de 1966, Blas siempre nos enviaba con Fiallo, su chofer de toda la vida, entradas para palcos, bien para el Latino o para la tribuna del Carnaval, en las afueras del Capitolio, en el Paseo del Prado.

De la misma manera que Iván aprendió solo a entender la pelota, un deporte más complejo que el fútbol, se hizo periodista de la única manera que es posible serlo si uno no lo ha estudiado en  la universidad: leyendo y escribiendo, mientras más, mejor.

Iván tuvo la suerte de que recién fundada la agencia Cuba Press, el 23 de septiembre de 1995, Raúl Rivero le propuso que se iniciara en el periodismo escribiendo de lo que más sabía, el deporte. Así surgieron las Minideportivas, primera sección sobre deportes que hubo en el periodismo independiente cubano.

Además de informaciones breves, Iván redactó contundentes comentarios, como estos tres de 1999: Rescatan a Douglas mientras Duquesne se muere; El reverso de las medallas, y Rueda la cabeza del ‘príncipe de las alturas‘, sobre la caída en desgracia del recordista olímpico Javier Sotomayor.

Ya en 1996 Raúl Rivero se había percatado de que Iván, sobre la marcha. dominaría diversos géneros periodísticos. Comenzó a redactar crónicas sociales y artículos de opinión, sin dejar la temática deportiva.

Después de más de 15 años escribiendo, fue cuando  Iván pudo desarrollar uno de los géneros que más le atrae, la entrevista. Entre las más destacadas se encuentran las realizadas a la escritora Zoé Valdés; al árbitro y gloria del béisbol cubano Iván Davis; al compositor cubanoamericano Jorge Luis Piloto; al disidente Vladimiro Roca; al periodista y ex preso político Jorge Olivera y al trompetista Arturo Sandoval. En 2009 se publicaron dos de las mejores entrevistas que le han hecho a la bloguera Yoani Sánchez: Conversando con Yoani y Yoani apunta con pistola.

Mi hijo es uno de los periodistas independientes que mejor reporta desde Cuba, también el que más escribe y de más variados temas. Con un estilo sencillo, ameno y directo. No es palabra de madre, es realidad. Si lo dudan, lean sus posts en el blog Desde La Habana, El blog de Iván García, El blog de Tania Quintero y el blog 90 Millas.

O sus textos en Diario de Cuba, Diario de las Américas, Martí Noticias e Infobae. O los publicados cuando colaboraba con Penúltimos Días y El Mundo América.

Cualquiera puede escribir, pero no todos los que escriben son periodistas. Iván García lo es.

De los cientos de trabajos que de 1996 a la fecha en distintos medios le han publicado a Iván, sugiero leer las diez crónicas de viaje, originalmente publicadas en este blog en abril 2009 y en 2011 reproducidas en El blog de Iván García y sus amigos: Sala de espera,  Obama en la madrugada habanera, Por un pollo frito, Guajiro natural, Policía de carretera, Amanecer cubano, Ciego a la vista, El chulo de Venezuerla, La doctora Oleivys y Desde un bicitaxi.

Las he escogido porque son un ejemplo de que cuando uno de verdad se siente periodista, aunque haga un viaje de ida y vuelta a otra provincia, no desperdicia ni un minuto. Todo el tiempo va tomando notas. Una actitud que contrasta con esos ‘blogueros’ y  ‘periodistas independientes’ que últimamente se la pasan viajando al exterior (pasajes y estancias pagados por otros), y son incapaces de plasmar sus vivencias en reportajes, artículos o entrevistas. Si Twitter no es periodismo, tampoco lo es subir fotos a Instagram o comentar en Facebook.

Periodismo es lo que hizo Iván, cuando de un viaje de 24 horas a Ciego de Ávila, con un dinero que desde Suiza le envié, redactó diez excelentes crónicas.

Tania Quintero

Foto.- Diciembre de 2003. Iván en payama, en la sala de su casa, leyéndola al periodista alemán Geri Krebs la carta que Raúl Rivero me envió desde la prisión de Canaleta.

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Get Adobe Flash player