Home / Tag Archives: la habana

Tag Archives: la habana

Amargura de la caña en Cuba

Amargura de la caña en Cuba

Hay una palabra mágica, acentuada y con zeta, que tiene una armonía mágica con la existencia y el bienestar de los ciudadanos cubanos. Azúcar es el vocablo. Y el poder de su mensaje, para los criollos, se ha asociado eternamente con el progreso, la fortuna, la riqueza y el patrimonio individual y colectivo. Sin azúcar no hay país, previene cautelosa y avisada la sabiduría popular. De manera que la producción azucarera de este año, es una de las más bajas desde el inicio del siglo pasado, reafirma la ausencia de una nación verdadera y la imposición, en aquella geografía, de ...

Read More »

Ancianos, los más afectados por la crisis económica en Cuba

Ancianos, los más afectados por la crisis económica en Cuba

Luego de hacer una cola de hora y media en la carnicería del barrio para comprar la libra de pollo troceado que el régimen otorga mensualmente por la cartilla de racionamiento, Guillermo, 73 años, profesor jubilado, camina poco más de un kilómetro hasta un agromercado estatal donde suele adquirir viandas, hortalizas y frutas. Entre una nube de moscas y olor a podrido, el anciano escoge cinco o seis tomates lo menos apolismados posible y en una caja de madera selecciona tres plátanos verdes de freír, una col mediana, cuatro cabezas de ajo y dos piñas. En una jaba roja acomoda ...

Read More »

«La patria es un plato de comida», decía el escritor Eliseo Alberto

"La patria es un plato de comida", decía el escritor Eliseo Alberto

A Raúl Castro, a Miguel Díaz-Canel y su Consejo de Estado y Ministros, a los dirigentes del Partido Comunista, a los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular y a todos los que actualmente desde provincias y municipios, están al frente de los destinos de Cuba, no solo hay que exigirles democracia, libertad de prensa, viviendas, transporte público, aumentos de salarios y pensiones y derecho a huelgas y manifestaciones callejeras pacíficas, también que acaben de resolver el gran problema que el país siempre ha tenido y tiene: la escasez crónica de alimentos. En sesenta años de revolución, los dirigentes ...

Read More »

Sigue la escasez de comida y la represión en La Habana

Sigue la escasez de comida y la represión en La Habana

En una noche de la pasada semana, Gilberto, enfermero de un policlínico al sur de La Habana, caminaba rumbo a su casa al filo de la madrugada cuando observó en la puerta de una carnicería especializada a dos señoras corpulentas con un termo de café que organizaban una cola para comprar diez libras de pollo por persona. Gilberto charló un rato con ellas y luego apuntó su nombre en una libreta escolar. Le dieron un trozo de cartón con su turno, el número 27. Al día siguiente, temprano, Gilberto esperaba en la cola de la carnicería. Creía que iba poder ...

Read More »

Una isla más isla que nunca

Digámosle Augusto. Un campesino de barriga prominente y amante de las rancheras mexicanas. Es dueño de una finca en la provincia Artemisa, 60 kilómetros al oeste de La Habana, donde siembra cebollas, ajos y hortalizas. Después de la comida, juega dominó y bebe ron añejo con sus tres hijos y un par de amigos. Esperan que caiga la noche para robar varios sacos de cebollas y hortalizas de su propia cosecha. ¿Y es negocio robarse a sí mismo?, le pregunto. “Acopio (empresa estatal perteneciente al Ministerio de la Agricultura) te aprieta tanto con los ridículos precios de compra que los finqueros (campesinos privados) nos vemos obligados a robarnos para tener mayores ganancias. Por ejemplo, una libra de cebolla blanca Acopio la paga a 5 pesos, pero en los agromercados habaneros cuesta 25 pesos. Los intermediarios particulares que comercializan productos agrícolas te la compran entre 11 y 13 pesos la libra. Además, compran toda la cosecha y te la pagan de antemano. Ya me dirás tú con quien es mejor hacer negocios”, responde Augusto. Antes que Fidel Castro obtuviera el poder a punta de carabina, los campesinos y empresas agrícolas privadas abastecían de frutas, vegetales, granos y viandas a todo el país. La oferta superaba a la demanda. Gran parte de renglones como el café, con una producción de 50 a 60 mil toneladas al año y del azúcar, con 5 a 7 millones de toneladas anuales, entre otros cultivos, se exportaban a Estados Unidos y otros países. Durante la Segunda Guerra Mundial, el 60 por ciento del azúcar que consumieron las tropas aliadas era cubana. Cuba llegó a ser la azucarera del mundo. Antes de 1959, no era difícil encontrar en el mercado local una amplia variedad de frutas, verduras, pescados y mariscos. En las zonas urbanas se consumía más carne de res que de cerdo, pollo o carnero. Había seis millones de cabezas de ganado vacuno, una por habitante. En el consumo de carne de res, los cubanos ocupaban el tercer lugar en Latinoamérica, detrás de Argentina y Uruguay. Al cierre de 2010, el economista y disidente Oscar Espinosa Chepe, ya fallecido, reportaba que en Cuba había 3.999,500 cabezas de ganado vacuno. La cifra, para una población de 11.2 millones, arrojaba cerca de 0.36 cabeza de ganado por habitante, la peor en los últimos cien años. Fidel Castro intentó industrializar el país y diversificar la agricultura. No funcionó lo uno ni lo otro. Ni proponiéndoselo, un gobernante pudo causar mayores destrozos. Los terrenos donde puso en marcha mesiánicos planes agrícolas, citrícolas o ganaderos, hoy son campos infestados de marabú o vaquerías destartaladas y oscuras que apenas producen leche. Si usted recorre el Valle de Picadura o cualquier antiguo batey de un central azucarero, encontrará pueblos fantasmas. La gente sobrevive vendiendo barras de dulce de guayaba, racimos de plátanos verdes y ve pasar las horas bebiendo como cosacos ron de tercera categoría. Jacinto, ex vaquero jubilado, asegura que “hace cuarenta años, las vaquerías del Valle de Picadura estaban climatizadas, utilizaban el ordeño mecanizado y cada vaca producía entre 25 y 30 litros de leche diarios. Les ponían música clásica, para que el ganado estuviera relajado y diera más leche. Ahora, como promedio, en cualquier vaquería, un bovino produce solo 7 u 8 litros de leche. El gobierno ha acabado con la ganadería. Se mueren más vacas de hambre y sed que las sacrificadas en los mataderos”. En febrero de 2014, el periódico Granma informaba que en 2013, entre vacas y terneros, en Villa Clara murieron un total de 18,407 reses, unas 1,142 más que en 2012, a lo que que se suma el robo de más de 4,600 animales en los dos últimos años, a pesar de que ese delito es severamente castigado por las leyes cubanas. Según Granma, en abril de 2014, algo más de 3,300 vacas murieron en los tres primeros meses de ese año en Holguín y 69 mil estaban desnutridas. Las muertes de reses, por sequía, desnutrición o accidentes, no han ocurrido solo en Villa Clara y Holguín, también en otras provincias. Ningún alto directivo fue juzgado por esa debacle. Leandro, trabajador de una vaquería en las afueras de La Habana, opina que “por el contrario, en vez de ir a la cárcel, a los funcionarios agrícolas y ganaderos el gobierno los asciende en sus cargos. Si Cuba es incapaz de producir leche, carne y alimentos, es por culpa del Estado”. Hilda, economista, dice que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. “Cualquier persona que conozca de agricultura sabe que Acopio debe desaparecer. Al igual que hizo China y Vietnam, el Estado debe entregarle la tierra a los campesinos y privatizar la comercialización. Que los agricultores siembren lo que ellos entiendan. Los precios se regularían por la oferta y demanda. El campesino privado es dueño del 20 por ciento de la tierra en Cuba y produce casi el 70 por ciento de las viandas, frutas y hortalizas que consume el país”. Lo que Augusto, el dueño de una finca en Artemisa, contaba sobre Acopio en 2019, diez años atrás lo escribía el periodista independiente Alberto Méndez Castelló en el artículo Producir a precios de Acopio, publicado en marzo de 2009 en Cubaencuentro: "En un país con pastos y agua abundante, no hay carne de res, ni leche, ni mantequilla y mucho menos quesos. En Camagüey, la provincia ganadera por excelencia, autoridades del Ministerio de la Agricultura, advirtieron a los vaqueros que a quienes sorprendieran fabricando quesos destinados al mercado negro, le confiscarían las vacas. Pero el personaje más temido por los campesinos es el visitador de Acopio, la entidad estatal a la que están obligados a vender sus productos y es la que establece los planes de siembra y fija los precios. Durante décadas, Acopio ha pagado precios miserables a los productores rurales. La fama de mala paga del Estado cubano es ampliamente conocida, lo que ha traído nefastas consecuencias tanto para el campo como para la ciudad". Los grandes planes de desarrollo citrícolas, como Ceiba del Agua o Jagüey Grande, diseñados para producir más de 200 mil toneladas anuales de naranjas, limones, mandarines y toronjas, actualmente apenas facturan 20 mil. En La Habana un limón cuesta cinco o seis pesos. Y la naranja se ha convertido en una fruta en extinción. A las puertas de una crisis de grandes proporciones en la Isla, con la Venezuela de Maduro, que proporciona petróleo a precio de saldo, pero que está a punto de estallar, los gobernantes cubanos recurren al recurso de atrincherarse como remedio para capear el temporal. Esa estrategia no va solucionar el problema. Los discursos optimistas no van elevar los deprimidos salarios ni rebosar las estanterías vacías de los mercados. Una nueva crisis económica pudiera traer hambruna y enfermedades en Cuba. Hay soluciones. Decirle adiós a la economía planificada y apostar por una economía de mercado. Permitir las inversiones de los cubanos residentes en el exterior y realizar amplias reformas económicas, jurídicas e impositivas que faciliten los negocios privados. Lo ideal sería que vinieran acompañadas de reformas políticas. El neo castrismo no debe recurrir a las consignas, falsas promesas y el inmovilismo. Tampoco a la narrativa numantina de la patria asediada. Aislarse y regresar a la epopeya nos conducirá irremediablemente al desastre. Aún queda tiempo para cambiar de estrategia. Pero, ojo, no queda mucho. Iván García Dibujo tomado de Priori.

Digámosle Augusto. Un campesino de barriga prominente y amante de las rancheras mexicanas. Es dueño de una finca en la provincia Artemisa, 60 kilómetros al oeste de La Habana, donde siembra cebollas, ajos y hortalizas. Después de la comida, juega dominó y bebe ron añejo con sus tres hijos y un par de amigos. Esperan que caiga la noche para robar varios sacos de cebollas y hortalizas de su propia cosecha. ¿Y es negocio robarse a sí mismo?, le pregunto. “Acopio (empresa estatal perteneciente al Ministerio de la Agricultura) te aprieta tanto con los ridículos precios de compra que los ...

Read More »

Médicos cubanos en el exterior: ¿altruismo o necesidad económica?

Médicos cubanos en el exterior: ¿altruismo o necesidad económica?

El ruinoso apartamento de cincuenta metros cuadrados en la populosa barriada de Colón, en el corazón de La Habana, ya resultaba pequeño para Madelaine, ginecóloga, quien residía junto a sus padres, el esposo y dos hijos. Con su salario equivalente a 70 dólares, más el de su esposo y la pensión de los padres, la entrada familiar era de 120 dólares mensuales, que se evaporaba en comprar carne de cerdo, pollo, viandas, frutas y pescado en el mercado negro. “Las condiciones de la casa eran malas. El edificio presentaba peligro de derrumbe. No nos alcanzaba el dinero para comprar un ...

Read More »

Cuba: colas de madrugada para conseguir comida

Cuba: colas de madrugada para conseguir comida

El refrigerador tiene el congelador vacío. En la nevera queda una bolsa de nailon con cuatro chuletas de cerdo y algunos trozos de fruta bomba y guayaba para hacer jugo. En la despensa, seis tomates maduros, tres ajíes verdes, un pedazo de col picada, diez libras de arroz brasileño, dos kilogramos de azúcar blanca y cinco minúsculas cabezas de ajo. “Es todo lo que hay”, señala en tono lúgubre Lázaro, un tornero jubilado que vive junto a su esposa, dos hijos y tres nietos en una amplia casona en el Reparto Sevillano, a treinta minutos en auto del centro de ...

Read More »

Realeza en La Habana y cubanos en la selva

Realeza en La Habana y cubanos en la selva

La realeza tiene sus manías y sus perversidades folclóricas. Días atrás, el príncipe Carlos de Gran Bretaña y su esposa Camilla, estuvieron en La Habana. Comieron croquetas de frijoles negros, tomaron guarapo de caña, degustaron un buen mojito y pasearon en un almendrón por las calles llenas de baches de la ciudad. Se trata de la capital de un país apresado en una dictadura, empobrecido, arruinado, sin alimentación ni medicinas y en el que enormes sectores de la ciudadanía sueña todas las noches, con irse a encontrar una vida decente. El heredero del trono inglés se llevó unas croquetas para ...

Read More »

Cuba: prisioneros de por vida

Cuba: prisioneros de por vida

Una leve brisa fría se cuela por algunos tablones agujereados que sirven de pared en la destartalada casona de madera y techo a dos aguas con tejas de barro en la barriada de Lawton, al sur de La Habana. En una repisa de la cocina cuelgan tres cazuelas tiznadas y un par de sartenes. Mientras hierve el café mezclado con chícharos que el Estado socialista otorga por la libreta de racionamiento, de un pomo plástico, Rubén vierte un poco de aceite, ajo y sal a un trozo de pan para acompañar su magro desayuno. Cuando el reloj marca las siete ...

Read More »

De ingeniero en La Habana a director de una revista en Kentucky

De ingeniero en La Habana a director de una revista en Kentucky

Hace veinticinco años, Luis David Fuentes pedaleaba 17 kilómetros diarios en una tosca bicicleta china por las oscuras y desvencijadas calles habaneras rumbo a la CUJAE, hoy Universidad Tecnológica José Antonio Echevarría, situada en Marianao, municipio al sur de La Habana, donde estudiaba ingeniería mecánica. Eran los años duros del Período Especial. La gente comía poco y mal. Los apagones duraban doce horas. Y el hambre provocó que la gente sustituyera la proteína animal comiendo gatos, palomas y gorriones. Fidel Castro tenía un Plan B por si la hambruna arreciaba. Se llamaba Opción Cero. Camiones militares repartirían comida en los ...

Read More »

Solidaridad entre cubanos, lo bueno que dejó el tornado

Solidaridad entre cubanos, lo bueno que dejó el tornado

Antes del que feroz tornado volcara autos en el barrio de Santos Suárez, arrancara postes de electricidad y destruyera cientos de viviendas, Aniel, cocinero de un hotel cinco estrellas en la Habana Vieja, ni siquiera saludaba a sus vecinos. Su casa la enrejó y transformó en una fortaleza a prueba de robos o asaltos. Cada mañana corría cinco kilómetros por las calles interiores de Santos Suárez y luego de una ducha, mientras escuchaba jazz en su teléfono inteligente, abordaba un taxi colectivo rumbo a su trabajo. “Ésa era mi rutina diaria. No daba los buenos días ni saludaba a nadie ...

Read More »

Miles de personas necesitan ayuda urgente en La Habana (y nombre de los fallecidos)

Miles de personas necesitan ayuda urgente en La Habana (y nombre de los fallecidos)

«Una sociedad organizada, una economía planificada, un gobierno socialista, siempre tendrán reservas para que nadie quede desamparado», escribió el presidente Miguel Díaz-Canel en su cuenta de Twitter. Eso de que nadie en Cuba queda desamparado después de una catastrófe natural, trágico accidente o grave enfermedad, lo dijeron Fidel y Raúl Castro en las casi seis décadas que detentaron el poder. La realidad es bien distinta. De ejemplo están las cientos de cubanos que perdieron sus casas o resultaron seriamente dañadas por huracanes que han azotado la isla en los últimos siete años y aún están esperando poder repararla o que ...

Read More »

Los que votan Sí y aparentan respaldar al régimen cubano

Los que votan Sí y aparentan respaldar al régimen cubano

Siempre creyó en Dios o en alguna deidad del santoral afrocubano. Nunca leyó literatura marxista ni le gustaban los soporíferos filmes bélicos de la desaparecida URSS. Germán, 51 años, es como es. Un funcionario intermedio del Ministerio de Comercio Interior con carnet del partido comunista que ha hecho dinero y labrado un estatus de privilegiado, saqueando con más o menos disimulo los almacenes estatales de víveres. Es dueño de un Chevrolet 1958 modernizado y cuidado al detalle. Es fan a los productos Made in USA, desde un iPhone a un vaquero Guess. Por El Paquete sigue los seriales estadounidenses y ...

Read More »

La Habana: taxistas privados se rebelan

La Habana: taxistas privados se rebelan

Sin un sindicato que los defienda ni ninguna estructura organizativa, miles de taxistas habaneros se han puesto de acuerdo para no salir a trabajar en los próximos días, asegura el chofer de un destartalado Ford de 1948 con motor alemán y caja de velocidad automática. Se los presento con el nombre ficticio de Ignacio. Un tipo fornido de voz ronca que dispara las palabras a una velocidad alucinante y desde hace veinte años conduce doce horas diarias por las destrozadas calles de La Habana. “Las decisión de no salir a trabajar fue espontánea. No hay un jefe. Esta situación ha ...

Read More »

Cuentapropistas cubanos dispuestos a defender sus derechos

Cuentapropistas cubanos dispuestos a defender sus derechos

El camión General Motors con carrocería estadounidense de los años 50 y un potente motor italiano Iveco de seis cilindros en línea, parquea frente a una casa en un barrio al oeste de La Habana. Varios hombres comienzan a descargar planchas de pladúr, bolsas de pasta para juntas y vigas de acero galvanizado. Dos veces a la semana, Jesús compra una buena cantidad de materia prima para su negocio de montar estructuras ligeras que ahora mismo están de moda en Cuba. Él dirige tres brigadas que arman repisas, closets y techos a relieve en restaurantes y hospedajes privados. Entre su ...

Read More »

Iglesia Católica en Cuba con un discurso más crítico

Iglesia Católica en Cuba con un discurso más crítico

En una vieja parroquia al sur de La Habana, un monaguillo prepara el altar antes de la misa dominical. Unos pocos fieles se sientan en los amplios bancos de madera y esperan en silencio la ceremonia. Una banda de gorriones grises rompe el mutismo con su trino inalterable. A lo lejos se escucha un piano desafinado y un coro juvenil ensaya antes de comenzar la misa. Es un domingo cualquiera del falso otoño cubano. El presbítero del templo, culto y conversador, viste una sotana negra impecable que desentona con sus desgastados zapatos. Lleva 27 años de labor sacerdotal en La ...

Read More »

Cuba: varias generaciones bajo el mismo techo

Cuba: varias generaciones bajo el mismo techo

El solar de la calle Laguna, en el barrio mayoritariamente mestizo y pobre de San Leopoldo, tiene poco que envidiarle a un campamento de refugiados de guerra en Yemen. Sus residentes han emplazado electrobombas periféricas, conocidas en Cuba como ‘ladrón de agua’, para desviar el preciado líquido desde una conductora que abastece al gigantesco hospital Hermanos Amejeiras, ubicado en el corazón de La Habana. Sin títulos de ingenieros, un grupo de personas han construido rudimentarias redes hidráulicas que suministran agua en la derruida cuartería de tres pisos donde, entre reguetón a todo volumen y algunas broncas entre vecinos, conviven decenas ...

Read More »

La Habana, desbordada por la basura

La Habana, desbordada por la basura

En el vertedero de la Calle 100, al oeste de La Habana, el mal olor que emana de los cientos de toneladas de desperdicios vertidos diariamente en la ciudad, asaltan las fosas nasales tres cuadras antes de llegar. En esa cloaca monumental, donde se apiñan pequeñas colinas de desechos sólidos, un ejército de indigentes, como fantasmas silenciosos, hurga en la basura cualquier cosa que les sirva de alimento o para vender por un puñado de pesos. Al ‘Bote’, como le dicen, llegan decena de camiones de empresas estatales o de servicios comunales repletos de inmundicias. Saúl es un mendigo que ...

Read More »

Emigrados cubanos apuntalan la economía de la Isla

Emigrados cubanos apuntalan la economía de la Isla

La terminal 2 del Aeropuerto Internacional José Martí en el municipio Boyeros, a 35 minutos en automóvil del centro de La Habana, es lo más parecido a un andén de ferrocarril de cualquier paraje distante en Centroamérica. El piso sucio. Taxistas depredadores cobran por una carrera tarifas similares a las de Nueva York. Personas bebiendo cerveza como cosacos mientras esperan la llegada de sus parientes de Miami. Cuando por la puerta de la terminal aérea comienzan aparecer los cubanos residentes en la Ciudad del Sol, cargados de paquetes, televisores de pantalla plana como Santa Claus en Navidad, los familiares agitan ...

Read More »

La Habana, realidad y memoria

La Habana, realidad y memoria

Las ciudades no tienen edad, ni son el rostro único y formal que le imponen los historiadores y los expertos nacionales o extranjeros. Una ciudad es un conjunto de recuerdos, una ensoñación privada, íntima, que guardan de ella la gente que la habitó y que la habita y que va con las personas para todas partes como van el pulso y la respiración. A ese mismo ritmo, a ese compás imprescindible. La Habana va a cumplir 500 años y está ahí, en el puerto, sin fechas ni definiciones oficiales. La Habana es esa realidad o ese recuerdo para los habaneros ...

Read More »

Díaz-Canel, el nuevo diosecillo nacional

Díaz-Canel, el nuevo diosecillo nacional

A tres meses de asumir de un dedazo la presidencia de un país, el señor Miguel  Díaz Canel se despoja a toda velocidad  de las alternativas de un ser humano común y corriente que trastabillaba angustiado en las siniestras estructuras del poder en Cuba, para convertirse, de una manera sistemática y definitiva, en un nuevo diosecillo nacional.  Un hombre diferente cuyos gestos pueden ser consideradas reacciones divinas y ademanes celestiales, mientras que las palabras que pronuncia tienen de facto toda la hondura de la sabiduría  y la trascendencia de la historia.  Esa trasformación urgente, ese paso al universo de las deidades ...

Read More »

La vida en otra parte

La vida en otra parte

La mitología criolla cuenta -y si no lo cuenta, lo invento, como diría José Martí- que un grupo de ciudadanos de la Isla llegó, no se sabe cómo ni por qué, a Egipto. Allí se sintieron felices y complacidos inmediatamente porque el hombre que conduciría camellos para dar un gran paseo, el guía en aquella excursión desértica y lejana, era un cubano que estaba instalado allí, lo sabía todo y les haría un programa especial como compatriotas al fin. El tipo se presentó con esta frase cálida y familiar: “Yo soy Pepe, de La Habana.” La anécdota es extravagante y ...

Read More »

Esperando el 4 de Julio en La Habana

Esperando el 4 de Julio en La Habana

Incluso durante la represión de la Primavera Negra de 2003 desencadenado por el régimen de Fidel Castro que arbitrariamente encarceló a 75 opositores pacíficos, el Día de la Independencia de Estados Unidos siempre fue festejado por la representación diplomática estadounidense acreditada en La Habana. En aquellos tiempos, cuando los disidentes y periodistas libres cargaban en sus mochilas un cepillo de dientes y una cuchara por si eran detenidos, la entonces Sección de Intereses fue señalada por la autocracia verde olivo como «nido de espías, centro de subversión y sucursal financiera de los mercenarios y contrarrevolucionarios» que se oponían a la ...

Read More »

Para Cuba, el porvenir no tiene magia

Para Cuba, el porvenir no tiene magia

Hay una tiempo mágico, lleno de ensoñaciones y misterios que, aunque nunca se puede tocar en realidad, no se puede ver, ni se puede vivir, -sólo se le puede presentir-, es la gran esperanza y la ilusión más importante que tienen los países para asumir el presente con entusiasmo, sosiego y alegría. Hablo del porvenir. Un sueño al que puede no se llegar nunca, pero que les ofrece a las personas, el espejismo de que, por encima del agobio cotidiano, vendrá, por fin, una estación maravillosa con un caudal sustancioso de felicidad. El problema es que la sociedad cubana no ...

Read More »