Home / La Carpeta de Iván / Periodismo de barricada

Periodismo de barricada

Carlos Serpa Maceira, 43 años, periodista independiente nacido en la otrora Isla de Pinos, hoy Isla de la Juventud, es uno de los principales comunicadores de las actividades de las Damas de Blanco. No son pocas la veces que sale a tirar fotos o escribir una nota y termina arrastrado por el suelo por una turba, que a ratos abusa de la violencia física.

Serpa Maceira, mulato aindiado, de ojos negros y mediana estatura, es un convencido del periodismo desde la trinchera. Algunos periodistas libres en Cuba, se han especializado en denunciar todo tipo de atropellos.

Gracias a Caridad Caballero Batista, reportera independiente de Holguín, desde sus inicios Serpa Maceira supo y denunció, las brutales golpizas y malos tratos a Orlando Tamayo Zapata, a quien había conocido en La Habana en marzo de 2003, durante el ayuno convocado por la libertad de Oscar Elías Biscet y otros presos políticos.

Otro reportero independiente, Roberto de Jesús Guerra, joven mestizo, de constitución corpulenta, fue el primer periodista que informó el fallecimiento de 26 pacientes en el Hospital Psiquiátrico de La Habana, más conocido como Mazorra.

Casi todos estos comunicadores suelen divulgar las noticias por Radio Martí, emisora del gobierno de Estados Unidos surgida en 1984. También escriben en diferentes páginas web, como Cubanet, Misceláneas de Cuba y Primavera de Cuba, un periódico digital  enteramente hecho en la isla, o en blogs propios.

El periodismo independiente surgió en Cuba a finales de los años 80. En un principio, estuvo conformado por reporteros salidos de medios oficiales, como Indamiro Restano, Rafael Solano o Rolando Cartaya. Luego, en los 90, entre otros se sumaron Raúl Rivero, Tania Quintero, José Rivero, Tania Díaz Castro, Iria González Rodiles y Ana Luisa López Baeza, quienes habían laborado en la prensa gubernamental.

No se puede ningunear el trabajo del periodismo libre.

Hay informadores de estilo rústico a la hora de redactar. Otros se encasillan en noticias sin demasiada importancia. Pero fueron, han sido y seguirán siendo, los que escriben de esa otra Cuba que el gobierno pretende ignorar.

Son cerca de un centenar de mujeres y hombres, de diversas edades y de todas las provincias. Sin recursos la mayoría. Varios han tomado el camino del exilio. Veintisiete de estos periodistas cumplen largas condenas en prisión por informar.

Desde sus prismas particulares y sus respectivas localidades, ellos hacen saber al mundo sucesos que no trascienden en “el país más democrático del planeta”.

Tienen limitaciones. Desconocen las técnicas periodísticas. Aprenden sobre la marcha. Redactando informaciones, crónicas y artículos, grabando entrevistas, tirando fotos. Al decir de José Martí, al referirse a los toscos poetas de la manigua, riman mal, pero piensan bien.

Otros, como Luis Cino, Jorge Olivera, Oscar Espinosa Chepe o Laritza Diversent, se pueden codear con cualquier profesional de la información.

Muchas veces escriben para un grupo reducido de lectores. Incluso para sí mismos.

Los corresponsales de grandes medios acreditados en Cuba los pueden superar en calidad y alcance. Pero no en inmediatez. Tampoco en cobertura a un sinnúmero de acontecimientos que la prensa extranjera en la isla pasa por alto.

Unos arriesgan el pellejo, como Carlos Serpa Maceira, reportero de barricada donde los haya. Otros, como Roberto de Jesús Guerra, con paciencia de orfebre tejen una red de personas que les informan lo que sucede en algún hospital o fábrica importante del país.

Ejercen el periodismo como un sacerdocio. Tienen una sola ilusión. Informar. A como dé lugar.

Iván García

Foto: Carlos Serpa Maceira, a la derecha, al lado de Orlando Zapata Tamayo, el 19 de marzo de 2003.

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Get Adobe Flash player