Home / Las Cartas de Tania / Paco, el hijo de la portuguesa Lucía
El genio que transformó el flamenco sin perder tradición y magia
El genio que transformó el flamenco sin perder tradición y magia

Paco, el hijo de la portuguesa Lucía

En 1934, Luzia Gomes, una joven de Castro Marim, pueblo del Algarve portugués colindante con Huelva, Andalucía, fue a visitar a una hermana que vivía un poco más lejos, en Algeciras, Cádiz. No más verla, el guitarrista algecireño Antonio Sánchez se enamoró de ella. Ese mismo año se casaron. Y su nombre se ‘espanolizó’: en lo adelante sería Lucía Gómez.

Los hijos no tardaron en venir: María, Ramón, Antonio, José (Pepe) y Francisco (Paco). El más pequeño nació el 21 de diciembre de 1947 y le decían ‘el niño de Lucía’. Escuela hubo poca, pero sí mucha  guitarra, cantos y bailes flamencos. Como ya había hecho con Ramón y Pepe, el padre Antonio enseñó a Paco a tocar la guitarra desde muy niño.

Era un adolescente cuando actuó por primera vez en Estados Unidos. Luego, diez años al lado de Camarón de la Isla, otro genio del flamenco. Vinieron muchas actuaciones y grabaciones, dentro y fuera de España, primero como guitarrista acompañante, luego como solista. Había nacido una estrella: Paco de Lucía.

En su infancia, donde más se disfrutaba era en los patios de las casas. En el de Antonio, era usual ver a payos y gitanos juntos, tocando, cantando y bailando. Doña Lucía les servía café y brandy.

En ese ambiente familiar y artístico, en casas, calles y barrios de gente trabajadora y humilde, con las aguas del Atlántico y el Mediterráneo que bañan Algeciras por testigo, crecieron cinco hermanos que con el tiempo serían conocidos por ‘los de Lucía’.

En una época en que las mujeres solían ser figuras secundarias, opacadas por sus maridos, es todo un honor que el nombre de una amable y sencilla portuguesa, le haya luz y fama a sus hijos. Sobre todo a Paco de Lucía, que acaba de morir al lado del mar, en un sitio paradisíaco del Caribe mexicano, donde Paco de Lucía tenía una casa desde los 80.

Cuando repentinamente murió, de un infarto masivo,  acababa de regresar de Cuba. Desde 1987 no había vuelto a actuar en La Habana, lo recuerdo, porque lo cubrí como reportera cultural del Noticiero Nacional de Televisión. Si entonces actuó invitado por Leo Brouwer, por segunda y última vez de nuevo se subió a un escenario cubano gracias a Brouwer.

Ocurrió el miércoles 2 de octubre de 2013, en el teatro Karl Marx. A falta de un video en You Tube de la memorable actuación, reproduzco fragmentos del despacho de la agencia  EFE, publicado en ABC:

“Veintiséis años después de su última actuación en Cuba, el guitarrista y compositor Paco de Lucía se reencontró con el público habanero, en un concierto donde derrochó maestría y genio flamenco. Puso en pie a un abarrotado Teatro Karl Marx con un concierto de casi dos horas, programado como el ‘plato fuerte’ del V Festival Leo Brouwer de Música de Cámara.

“El genio que transformó el flamenco sin perder tradición y magia: así presentó Leo Brouwer (La Habana, 1 de marzo de 1939) al maestro gaditano y amigo desde hace varias décadas, quien comenzó su actuación tocando en solitario su prodigiosa guitarra.

“A partir del segundo tema se incorporaron al recital el resto de miembros de su grupo: el percusionista Israel Suárez, ‘El Piraña’; el guitarrista Antonio Sánchez; los cantaores ‘Rubio de Pruna’ y ‘David de Jacoba’; el tecladista Antonio Serrano y el cubano Alain Pérez en el bajo. Tampoco faltó el baile flamenco a cargo de Antonio Fernández, ‘El Farru’, uno de los más aplaudidos de la noche por sus espectaculares zapateados.

“Paco de Lucía no tocaba en la isla desde hacía dos décadas y media, pero la ha visitado de forma privada en numerosas ocasiones e incluso planea vivir una temporada en La Habana cuando finalice la gira latinoamericana que en los próximos meses le llevará a varios países de la región”.

Desde La Habana, la esposa de Leo Brouwer, Isabelle Hernández, dijo: “Leo está muy triste, muy conmovido. Estaba componiendo cuando recibió la noticia y lo ha tenido que dejar. Ha sido tan inesperado”. Por su parte Juan Formell, director de la orquesta Los Van Van, contó que apenas diez días atrás, Paco de Lucía asistió a un concierto de su agrupación y estuvieron hablando de una posible colaboración en el nuevo disco que preparan Los Van Van.
Según Juan José Téllez, su biógrafo, Paco había dejado de fumar hacía unos días. Estaba muy afectado por el fallecimiento, el pasado 30 de enero, de Félix Grande, poeta, narrador y flamencólogo, uno de sus grandes amigos, igual que Alejandro Sanz  y Juan de Anyélica.

Paco de Lucía se casó dos veces: en 1977 con la española Casilda Álvarez, con quien tuvo tres hijos (Casilda, Lucía y Francisco, más conocido por Curro) y años después con la mexicana Gabriela Carrasco, madre de sus dos hijos menores, Antonia de 14 años y Diego de 7.

A toda su familia, amigos y seguidores en todo el mundo, los realizadores del blog Desde La Habana hacemos llegar nuestro más sentido pésame.

Tania Quintero


Foto: Waly/Montreux | Video: De la serie Rito y geografía del cante flamenco, mayo de 1973. Presentado por José María Velázquez Gaztelu y subtitulado en inglés, dura 33.26 minutos.

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Get Adobe Flash player