Home / Las Cartas de Tania / Nueve años para dar a luz un libro

Nueve años para dar a luz un libro

El libro que a partir del 11 de mayo podrán leer en mi blog, en vez de nueve meses, demoré nueve años en parirlo: desde diciembre de 2002 hasta mayo de 2011.

En La Habana lo empecé a escribir y en La Habana lo dejé, a medias. Dos veces lo aborté, en 2005-06, viviendo ya como refugiada política en Lucerna. Y volví a engavetarlo.

Para mi 68 cumpleaños, el 10 de noviembre de 2010, quise desempolvarlo y subirlo a mi blog. Mi computadora, que está como La Habana, que no aguanta más, se rompió. Empecé a prepararlo para darlo a conocer el pasado mes de marzo, pero el administrador de mi blog, tuvo que hacer un viaje de trabajo a China y Tailandia. Finalmente, vendrá al mundo el miércoles 11 de mayo de 2011.

Soy periodista de la vieja escuela, y aunque no domino las nuevas tecnologías (no tengo cámara digital, ni celular, no sé pasar sms ni tuiters y no me he apuntado a facebook ni otra red social), Periodista, nada más, esas 61 cuartillas inéditas e inconclusas, no serán presentadas en papel, como un libro tradicional, que luego la gente tiene que comprar, y si no lo compra, envejece en las estanterías. No. No quiero eso para un libro que logré salvarlo de la fogata totalitaria cubana.

Por eso preferí internet a una editorial. En la red puede ser leído y comentado por quien desee, cuando lo desee. Gratis.

Sin que los lectores tengan que gastar un centavo. Sin que medie dinero, de nadie ni para nadie. Sin valijú, a no ser el banner que desde el 22 de abril se situó en el blog Desde La Habana, en la parte superior, a la derecha. Y que por iniciativa propia, Zoé Valdés, Liu Santiesteban y Joan Antoni Guerrero reprodujeron en sus blogs.

Eso sí, saldrá con el prólogo y el epílogo que hace seis años me escribieron dos amigos periodistas. También con dedicatoria y agradecimientos. Originalmente no lo estructuré en capítulos,  sino por entregas. Ahora, al pasarlo a formato digital, cada post es una entrega. Los textos online ofrecen más posibilidades que las páginas impresas. Permiten, por ejemplo, poner links y videos.

De los cerca de 35 links a lo largo de los 24 posts, hay tres que por sí solos dan para un libro: Cubanos en período especial, Brasil en mi vida y Harry Potter y la revolución escatimada (los tres testimonios se pueden leer en mi blog).

En Periodista, nada más, verán fotos y fotocopias de mi album personal. El resto de las imágenes, de Google, y los videos, de You Tube. No hay exclusividad, todo es libre y gratuito.

La redacción, sencilla y directa, acorde a mi estilo. Los hechos contados son verídicos. Así ocurrieron. Sin alardes ni exageraciones. Menciono las fechas lo más exactas posibles y a las personas por sus nombres y apellidos, salvo excepciones.

Es la vida que me tocó vivir en un país que no escogí. Tampoco escogí a mis padres y a mi familia. Pero estoy orgullosa de haber nacido en La Habana, Cuba, en 1942, y de haber sido la hija única de José Manuel Quintero Suárez y Alejandrina del Carmen Antúnez Aragón. No conocí a mis abuelos, Manuel y Luis, pero sí a mis abuelas, Matilde y Francisca. Orgullosa y mucho, estoy también de mis dos hijos, Tamila e Iván, y de mis dos nietas, Yania y Melany, unos en Lucerna, otros en La Habana.

Mi familia paterna era de Cienfuegos y la materna de Sancti Spiritus. No tuve hermanos, pero sí muchos primos, 25 en total. Jorge y Miriam, murieron hace tiempo, me quedan 23, en varias provincias. Trece primas (Lydia, Nilda, Sonia, Sara, Teresa, Nieves, Beatriz, Vilma, Dulce, Flora, Esperanza, Clotilde y Arelis) y diez primos (Abelardo, Agustín, Francisco, Vladimiro, Joaquín, Orlando, Moisés, Fidel, Mario y Luis). Y primos segundos, o sea, los hijos de mis primos, el doble o más.

En total tuve doce tíos. Cinco por parte de padre (Máximo, Agustín, Adelaida, Victoria y Cuca) y siete por parte de madre, de los cuales seis ya fallecieron: María, Dulce, Cándida, Teresa, Avelino y Mario, todos con más de 80 años. Vivo me queda uno, Luis, quien ya cumplió los 90.

De mi vida forman parte también los amigos. Muchos, cubanos y extranjeros. Varios son mencionados en esas 61 cuartillas, salvadas de la represión en marzo en 2003 y que un día de marzo de 2004 volaron de La Habana a Lucerna.

Pese a que familiares y amistades están presentes, el peso del libro lo ocupa mi paso por el periodismo en Cuba. De ahí el título: Periodista, nada más. Del 11 de mayo al 3 de junio, en mi blog (http://taniaquintero.blogspot.com). ¡Están todos invitados!

Tania Quintero

Sobre admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

3 comentarios

  1. Ibis García Alonso

    Como dice Frida, muy generosa su entrega. Mis respetos. Muchas gracias.

  2. Excelente noticia.
    Gracias querida Tania por tanta generosidad.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Patria y Vida, Mejor Canción del Año

Patria y Vida, Mejor Canción del Año

La canción Patria y Vida, que desde su estreno en febrero de este año se ha convertido en un himno por la libertad de Cuba, el jueves 18 de noviembre en la 22 edición de los Premios Grammys Latinos 2021, obtuvo dos galardones: Mejor Canción del Año y Mejor Canción Urbana.