Home / Otros autores y fuentes / Lula en Cuba: Una visita sospechosa
lula-e-fidel-castro

Lula en Cuba: Una visita sospechosa

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva ha estado en Cuba una vez más. Ya siendo presidente visitó al país en cuatro ocasiones y se reunió con los hermanos Castro.

Para el cubano de a pie, envuelto en la diaria batalla por la supervivencia de él y su familia, esta visita de tres días puede haber resultado intrascendente. Un político más que viene a “darse la lengua con estos viejos”, pensará al escuchar la noticia en la radio, mientras sale corriendo a buscar los huevos que llegaron a la carnicería y que si no andas rápido se acaban, y entonces a esperar hasta la próxima vez que nadie sabe cuándo será.

Aunque hice una carrera universitaria, también soy un cubano de a pie, pero con la ‘mala costumbre’ de leer la prensa oficial y hurgar en las noticias, y la suerte de tener amigos que me hacen llegar informaciones publicadas en medios extranjeros.

Si juzgamos por lo que dice Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, el señor Lula se reunió con los Castro y visitó las obras del puerto del Mariel, una bahía natural a unos 50 kilómetros del centro de La Habana y que hasta ahora tenía poca utilización. En el Mariel, Brasil está financiando la construcción de instalaciones portuariasy un sistema de carreteras y vías férreas que faciliten el acceso al lugar.

Granma adorna su noticia con la obligada referencia de que Brasil siempre ha votado en Naciones Unidas para que se levante el embargo económico de Estados Unidos a Cuba, y otras frases hechas y gastadas sobre las “excelentes relaciones”, entre ambos países, etc, etc.

Lo que Granma no dice en su edición del jueves 2 de junio, es que desde hace tiempo se sabe de la existencia de petróleo de buena calidad en la zona económica cubana en el Golfo de México. Lo que Granma no quiere recordar es que cuando el señor Lula expiraba su mandato como presidente, se rumoró que ocuparía el máximo cargo en Petrobras, el inmenso consorcio brasileño.

Tampoco Granma menciona que Brasil posee tecnología de punta en la explotación y exploración petrolífera en aguas profundas, la mejor del mundo según los expertos. Tampoco  Granma habla de la plataforma construída en China para un consorcio italiano que a más tardar en septiembre, debe estar haciendo prospecciones en la zona del Golfo bajo control de las autoridades cubanas. Granma no dice a nombre de quién viene el señor Lula a Cuba, quien ya no es presidente de su país. ¿Será como un representante de Petrobras, dadas sus buenas relaciones con la cúpula gobernante de La Habana?

Yo, habanero común y corriente, he sabido estos detalles por esos buenos amigos que tengo, quienes me hacen llegar lo que al respecto se viene publicando en la prensa extranjera y que el Granma calla. Tengo la suerte de poder leer sobre temas que por decreto de la dictadura imperante en la isla, los cubanos no podemos, porque no tenemos derecho a la libre información. Sólo a la que ellos nos dan, en sus bodrios de periódicos y noticieros.

Todos los días, en el mundo las grandes y pequeñas empresas realizan todo tipo de transacciones, compras, ventas, se firman acuerdos para inversiones y operaciones conjuntas, entre otros tejemanejes comerciales y financieros. Pero a mí, que sé cómo funciona este gobierno que nos ha sido impuesto por más de 50  años, esta visita no me agrada.

Cualquiera diría que estoy en contra del desarrollo de mi país. No, estoy en contra de que el mismo grupo que ha controlado los destinos de Cuba por tanto tiempo, se apropie ahora de la inmensa riqueza que extraerán del Golfo de México. De esa riqueza, mi pueblo, mi gente, recibirá migajas, si acaso. Porque en la mente de Fidel ni de su heramano Raúl no está (creo que nunca lo ha estado) mejorar nuestro precario nivel de vida.

Sobradamente lo han demostrado durante más de medio siglo,  cuando han tenido posibilidad de introducir cambios al modelo socioeconómico y no lo han hecho. Tampoco los cubanos que vayan a trabajar a esas instalaciones serán beneficiados.

Como hasta ahora ha ocurrido, cobrarán salarios de miseria que no se coresponderán con la responsabilidad del trabajo que realicen, siempre bajo el ojo vigilante de los peones del gobierno, que tranquilamente los separarán de su trabajo si osan protestar por cualquier cosa o no participar en alguna actvidad política. Bajo ese régimen de semiesclaviud trabajarán  “los afortunados cubanos” que tengan acceso a esas instalalciones. Mientras, entre sonrisas, los jerarcas continuarán engrosando sus cuentas en bancos extranjeros, como hasta ahora han hecho.

Y lo triste de todo esto es que el señor Lula, un hombre que en carne propia vivió la explotación hacia los obreros, ahora alegremente se abraza con los mismos que han sumido al pueblo trabajador de Cuba en la miseria y les allana el camino para que sigan esquilmando a mi patria. El señor Lula les ayuda a construir un complejo donde los obreros no disfrutarán de los derechos por los cuales una vez él luchó en Brasil.

Pero un día todo cambiará y aquéllos que ayudaron a mantener en el poder a una tiranía peor que cualquiera de las juntas militares que usurparon el poder en Latinoamérica, tendrán que rendir cuenta de sus actos. El tiempo dirá la última palabra.

Manuel Suárez, desde La Habana

Foto: Assessoria de Imprensa de Lula. Visita que el expresidente brasileño hiciera a Fidel Castro en su residencia, el miércoles 1 de junio de 2011.

Leer también: Lula se encontra com Raul e Fidel Castro y Lula visita em Cuba obras financiadas pelo Brasil.

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: taniaquintero3@hotmail.com

One comment

  1. Yo tambien soy “Un cubano de los de a pie” pero viviendo aqui en el norte revuelto y brutal, he leido sus observaciones y me alegra mucho que la “Libertad de expresion” este mejorando por nuestra Patria, pues sino no estaria leyendo estas lineas.
    Yo creo que no tener esperanzas para el futuro es una actitud derrotista y no debemos de olvidar que la Republica de Cuba, siempre fue, es y seguira siendo un pais pobre, sin recursos de ninguna indole, administrar la miseria siempre ha sido dificil y lo seguira siendo. No quiero justificar los errores que se han cometido en Cuba en estos 50 anos y que me trajeron a mi a estas latitudes, pero hay que tener Esperanza…
    Ing. Alberto Ardavin
    Atlanta Georgia, EU

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Get Adobe Flash player