Home / La Carpeta de Iván / Lisandra García, youtuber habanera
Lisandra García youtuber habanera
Lisandra García youtuber habanera

Lisandra García, youtuber habanera

La Cuba real sobrevive del invento. Fuera de los focos y las consignas, donde los discursos pomposos que chillan Patria o Muerte son un eco lejano, la gente se las apaña a golpe de talento y creatividad.

El barrio mayoritariamente negro, mestizo y pobre de San Leopoldo, en el corazón de La Habana, es un buen ejemplo. Para lo bueno y lo malo. Cuna del jineterismo, el mercado subterráneo y el juego ilegal, los nacidos en este distrito piensan dos veces más rápido que cualquier otro cubano.

En muchas casas no llega el agua potable. Una colección de inmuebles ruinosos desafían la gravedad. Cuarterías que parecen favelas en las cuales por la izquierda venden carne de res de alguna vaca sacrificada la noche anterior o jabones de lavar y detergente robado de los almacenes de la fábrica de Sabatés.

Barriadas populosas como las de San Leopoldo, Colón y Cayo Hueso, siempre se distinguieron por vivir al límite de la legalidad. Allí usted puede comprar lo que no hay en los mercados, desde un caballo para acarrear materiales de la construcción a cocaína colombiana.

En agosto de 1994, un año antes de nacer Lisandra García Rodríguez en un edificio a una cuadra del malecón habanero, la gente de San Leopoldo, superado por las penurias y falta de libertades, se tiró a la calle a protestar.

Lisandra, 26 años, pudo ser muchas cosas, manicure, peluquera, gastronómica o emigrar a cualquier nación como tantas jóvenes de su generación. Ella optó por estudiar. Se graduó de geografía y en sus tiempos libres se dedica a subir historias a su canal de YouTube.

En un país donde los medios, ediciones de libros y hasta la poesía es estatal, parece una abstracción realizar audiovisuales para colgarlos en internet. Por razones tecnológicas, conexiones lentas y económicas: una hora de internet equivale a 18 pesos, el salario de una jornada laboral de Lisandra.

En un siglo que roza la ciencia ficción, donde la 5G permitirá la conducción de automóviles autónomos, el concepto de periodismo se ha ampliado. Los influencers y youtubers han llegado y se han abierto un hueco en un público saturado por el exceso de información. Y lo han logrado. Actualmente en Cuba hay unos 250 youtubers.

Algunos periodistas independientes los critican, argumentan que difunden ocio y frivolidades. Pero la mayoría de los youtubers cubanos también comentan sobre la realidad económica y los problemas sociales. Lisandra García es de ésas. El pasado jueves quedamos en vernos en el portal del cine Yara, en 23 y L, Vedado. Luego caminamos hasta la cafetería La Arcada, al costado del ICRT, y tras tomar un café, Lisandra conversó con Diario Las Américas

DLA: ¿Por qué youtuber?

LG: A pesar de ser graduada de geografía, me llamaba más la atención el mundo de la comunicación. Me gusta dar criterios, realizar crónicas sociales y ser youtuber me dio la posibilidad de plasmar esos deseos.

DLA: Internet comenzó a funcionar para los cubanos el 4 de julio de 2013, antes era coto exclusivo de turistas y determinados organismos estatales, e internet de datos el 6 de diciembre de 2018. Es un servicio caro y las conexiones son muy lentas. ¿Cómo te las arreglas?

LG: Sí, es complejo. Antes de abrirse las salas de navegación en internet, a través del Paquete y los canales clandestinos por cable, empecé a ver youtubers. Recuerdo que el primero que vi fue Hola soy Germán, de un chileno que ahora vive en Estados Unidos. Cuando internet se amplió a varias zonas wifi en la capital, compraba tarjetas de una hora y me conectaba en busca de información. Comencé a investigar y vi que había un montón de personas que se dedicaban a eso. Casi dos años más tarde me decidí a iniciar mi propio canal.

DLA: En la actualidad, periódicos, televisoras e incluso empresas privadas en todo el mundo contratan a influencers o youtubers para que hagan publicidad y audiovisuales por encargo. ¿En Cuba cómo eso funciona?

LG: En Cuba hay youtubers que trabajan para firmas digitales que se anuncian en las redes sociales, comercializando ropa deportiva, por ejemplo, y han hecho patrocinio con algunos. Anita con Swing, una de las youtubers más conocidas en Cuba, tiene varios patrocinadores. Sitios como ADN, radicado en Miami, también patrocina y le encarga videos a youtubers locales. A veces periódicos y canales televisivos, sobre todo de la Florida, nos mencionan y ponen imágenes de historias que contamos. En mi caso, Univisión me ha citado. Y eso, desde luego, repercute en los like.

DLA: ¿Tú trabajas con un guión o improvisas cuando hablas a la cámara?

LG: Depende. En el video que hice en Cienfuegos, hubo cosas que estudié y memoricé, pero en la mayoría de mis videos, donde hablo de asuntos cotidianos o sobre mi vida, improviso.

DLA: ¿En el que hiciste sobre el Mercado de Cuatro Caminos memorizaste lo que ibas a decir?

LG: No, no, simplemente investigué un poco y salí para allá. Luego todo va saliendo sobre la línea. Fui como una joven común y corriente que va a ser sus compras. Hice la cola, conversé con la gente y me puse a buscar en los estantes, como una cliente más. Las mejores historias son las que se improvisan, las espontáneas.

DLA: ¿Cómo resuelves internet, que es muy caro en Cuba?

LG: Internet de datos es más caro aún, incosteable para mí. Suelo utilizar los wifi ubicados en zonas públicas. Dos o tres veces he comprado datos para el teléfono. Como tengo que utilizar las redes sociales, visualizar videos, se me consumen muy rápido los datos.

DLA: ¿Tienes publicidad en tu canal de YouTube?

LG: Sí, en octubre de 2019 empecé a monetizar mi canal. Esto funciona a partir de mil suscriptores y cuatro mil horas de reproducciones.

DLA: ¿Cuánto dinero se puede ganar en un mes? ¿Es rentable ser yotuber en Cuba?

LG: Depende de la cantidad de suscriptores. Yo no solo soy youtuber, trabajo en el Instituto de Geografía Tropical. Después del aumento salarial cobro 894 pesos, alrededor de 37 dólares. Monetizar el canal ha sido rentable. Mi primer salario como youtuber lo cobré el pasado mes diciembre, cerca de 200 euros. Pero creo que tengo posibilidades de aumentar mis ingresos. En YouTube, que es una empresa de Estados Unidos, uno no puede estancarse, constantemente debe reciclarse para no quedarse atrás.

DLA: ¿Cómo cobras? Debido al embargo, cobrar dinero de empresas estadounidenses es complicado en Cuba.

LG: Busqué una vía alternativa. Una prima mía que vive en Europa se ocupa de cobrar y enviarme el dinero.

DLA: Y está el otro problema, el equipamiento tecnológico. Cada vez hay más exigencias y se necesitan mejores herramientas. ¿Tú grabas con el teléfono móvil?

LG: Sí, grabo con el móvil, pero también tengo una cámara que me regalaron, una Nikon semi profesional, que alterno con el teléfono. Comencé con un celular chino de la marca Xiaomi, que he ido cambiando y ahora tengo un Samsung Galaxy 8 Plus, un smartphone con prestaciones decentes. Pero cada año el nivel de calidad de los equipos de grabación, sean teléfonos inteligentes o cámaras, mejoran ostensiblemente y en Cuba uno se va quedando rezagado. Aunque quieras, no puedes seguirle el ritmo a los constantes avances tecnológicos.

DLA: ¿Se necesita un tipo de teléfono o cámara para que un youtuber pueda hacer su trabajo con un mínimo de calidad?

LG: Lo principal es que el equipo grabe en HD. Claro, si tiene otras prestaciones, como filmar en 4K, sería mucho mejor.

DLA: Tus historias son ágiles, utilizas la ‘tijera’, ¿dónde aprendiste a editar?

LG: Mi generación ve a las nuevas tecnologías como algo natural. Aprendemos a dominarla con bastante facilidad. Yo me conectaba a internet y buscaba cuáles eran los programas de edición más utilizados. Viendo esos materiales encontré cuál era el más funcional, el que más me convenía para lo que yo quería hacer. Actualmente utilizo Adobe Premier Pro y edito en una laptop.

DLA: ¿Cómo puedes compaginar tu profesión de geógrafa con los vlogs (video blogs) en YouTube?

LG: Mi profesión me ha ayudado a crear contenidos, pues por razones de trabajo he tenido que viajar a provincias y aprovecho para contar y subir historias muy distintas a las de la capital. He estado en Pinar del Río, Matanzas, Sancti Spiritus, Cienfuegos y Camagüey. Esos viajes han contribuido a enriquecer mi canal en YouTube.

DLA: ¿Que te gusta más, tu profesión o ser youtuber?

LG: Me gusta mi profesión, pero si me dan a elegir, escogería ser youtuber. Es algo creativo y movido. Aspiro a que mi canal crezca mucho más. Esto conlleva mucho trabajo, constantemente debo tratar de subir historias interesantes y mantener la interacción con los internautas. Entonces mi futuro como youtuber es trabajar, trabajar y trabajar.

DLA: ¿Cuántos videos subes a tu canal en un mes?

LG: Para poder cobrar algún dinero, como mínimo, debo subir ocho historias al mes.

DLA: ¿Hay muchos youtubers negros y mestizos en Cuba?

LG: No, somos muy pocos. Desconozco las causas. Pero para nadie es un secreto que los negros en Cuba son los que peor viven y menos recursos poseen. Y un youtuber necesita una inversión inicial en equipos y contar con una cantidad de dinero para conectarse a internet y subir los videos. Puede que por ahí ande la causa.

DLA: Cuando uno lee los comentarios, descubre un feroz asedio cibernético hacia las mujeres youtubers en general, de cualquier nacionalidad. ¿Has sufrido ese tipo de acoso?

LG: Sí, es inevitable que te encuentres con hombres acosadores. He tenido que bloquear a unos cuantos. Personas que no se enfocan en el trabajo que uno realiza, se dedican exclusivamente a hacer proposiciones sexuales. Algo muy común en Cuba, donde un sector masculino se siente con el derecho a invadir tu privacidad femenina.

Hasta la fecha, Lisa Garci, el seudónimo de Lisandra García en su canal de You Tube, tiene 6,600 suscriptores y 89 videos. Su meta es seguir creciendo. En el futuro, le gustaría viajar al extranjero y conocer otras realidades. Pero siempre regresar a La Habana. A su barrio de San Leopoldo, protagonista de innumerables historias.

Texto y foto: Iván García

Sobre admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

La Habana y el Movimiento San Isidro

La Habana y el Movimiento San Isidro

San Isidro no es un barrio acogedor. El setenta por ciento de las viviendas, construidas a finales del siglo XIX y principios del XX, presentan un aspecto horroroso: o están apuntaladas o por un milagro de la física se mantienen en pie.