Home / Las Cartas de Tania / Las primeras presas políticas cubanas

Las primeras presas políticas cubanas

Del lunes 30 de marzo al lunes 4 de mayo, mi blog estará dedicado a recordar a las primeras presas políticas. Probablemente fueron más de 200 las mujeres que entre 1959 y 1976 integraron el presidio político cubano de la era castrista. Muchas ya han muerto.

En 16 posts no es posible recordarlas a todas. Faltarán nombres y anécdotas. Espero que los familiares de las fallecidas y las supervivientes lo entiendan y me disculpen. Los he preparado con respeto y cariño.

Cuando hoy se leen las historias de las primeras presas políticas, al margen de su posición social, política, religiosa y lugar de nacimiento, y aunque no se esté de acuerdo con algunos métodos violentos para intentar derribar el régimen totalitario que a partir de 1959 Fidel Castro instauró en toda la Isla (los mismos utilizados por él para llegar al poder), por sus acciones arriesgadas y su determinación en realizarlas -y luego con valentía enfrentar detenciones, torturas psicológicas, golpizas, juicios y encarcelamientos-, hay que reconocer que ellas hicieron posible que en Cuba surgiera una disidencia pacífica y un movimiento de denuncia a las violaciones de los derechos humanos.

Gracias a aquellas mujeres, las futuras opositoras, a pesar de la represión, no tuvieron que pasar por el infierno que ellas pasaron en cárceles de Guanabacoa, Guanajay y Baracoa, entre otras.

No podemos ni debemos olvidar. Ni a ellas ni a los cientos de hombres que fundaron el presidio político de la era castrista. Tampoco a los fusilados, muchos sin siquiera haber sido enjuiciados o sin suficientes pruebas para ajusticiarlos. Es cierto que algunos les ocuparon armas y otros se alzaron en las lomas.

Pero Fidel Castro hizo lo mismo y solo estuvo 22 meses en prisión. A cuerpo de rey.

Tania Quintero

Foto: La Dra. Ana Lázara Rodríguez en septiembre de 2012. El 26 de febrero de 1961, cuando tenía 23 años y cursaba el tercer año de la carrera de Medicina en la Universidad de La Habana, fue arrestada por el G-2, como era conocido el órgano represor que después sería el Departamento de Seguridad del Estado. Ana Lázara fue juzgada el 11 de abril de 1961 y condenada a 30 años de privación de libertad y 30 años de prisión domiciliaria. Excarcelada el 14 de noviembre de 1979, marchó al exilio, primero a República Dominicana y después a Estados Unidos. En colaboración con el escritor y periodista Glenn Garvin, en junio de 1995 publicó el libro Diary of a Surivivor: Nineteen years in a Cuban Women’s Prison. Tomada del blog Peace Corps Honduras.

Sobre admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Dándole pa'trás a la memoria

Dándole pa’trás a la memoria

La noticia sobre la caída de parte del techo de madera y tejas de un portal en la Calle 27 entre 24 y 26, Nueva Gerona, publicada el 19 de marzo de 2022 en el periódico Victoria, me recordó que entre 1968 y 1970 viví en la capital de la otrora Isla de Pinos, hoy municipio especial Isla de la Juventud. La delegación del Ministerio de Justicia, donde trabajé, quedaba muy cerca de donde se cayó ese techo.