Home / La Carpeta de Iván / La tragedia del Hotel Saratoga en La Habana
La tragedia del Hotel Saratoga en La Habana

La tragedia del Hotel Saratoga en La Habana

El viernes 6 de mayo, una poderosa explosión aparentemente causada por una fuga de gas, hasta la fecha ha provocado la muerte de 31 personas, entre ellas una embarazada, cuatro menores y una turista española que caminaba por la acera. Más de 80 resultaron lesionadas de diversa gravedad, tras volar las paredes exteriores de los primeros pisos del Hotel Saratoga, situado en Prado y Dragones, frente al Capitolio Nacional, en el corazón de La Habana.

La explosión se produjo poco antes las 11 de la mañana y el ruido estremecedor se escuchó por los alrededores. “No ha sido una bomba, no ha sido un atentado, ha sido un accidente muy lamentable ”, dijo a periodistas el designado gobernante Miguel Díaz-Canel, quien acudió al lugar.

Tres días después, una 15 personas continuaban debajo de los escombros. El derrumbe del hotel por ahora es parcial, afectó a cuatro de los seis pisos de un inmueble construido en el siglo XIX y posteriormente reconstruido y remodelado en varias ocasiones. Arquitectos y especialistas evalúan si la estructura que quedó en pie se puede salvar o la edificación hay que demolerla por completo hasta los cimientos. Expertos en ingeniería constructiva creen que se debe demoler. Una de las primeras tareas de las brigadas de rescate fue enfriar y sacar el camión cisterna de gas que habría originado la explosión.

El hotel se encontraba cerrado desde hacía dos años por la pandemia del Covid-19 y se preparaba para reabrirlo al turismo internacional el martes 10 de mayo. Reinaldo García Zapata, gobernador de La Habana, informó que la escuela primaria Concepción Arenal, contigua al Saratoga, debió ser evacuada. Pasado el mediodía del viernes 6, comenzaron a llegar al Hospital Calixto García, familiares de los heridos. “Le tocaba trabajar hoy. Ella es camarera. Yo trabajo a dos cuadras, sentí el estruendo y no pensé que hubiera ocurrido en el Saratoga”, dijo entre lágrimas Beatriz Céspedes Cobas, de 26 años, hermana de Shaidis Cobas, de 27, mientras trataba de recabar información.

Más tarde, la televisión estatal mostró el retiro de la cisterna de gas y su traslado, custodiado por la policía, por calles habaneras, pidiendo a los curiosos que no encendieran cigarros y se alejaran, lo que no impedió que la inusual escena quedara plasmada en sus teléfonos móviles. El chofer, al parecer murió en el acto, a consecuencia de las enormes piedras y objetos que cayeron sobre la cabina del camión. La directora de la Empresa de Gas, Lázara Soria, aclaró que el camión abastecía al hotel -sin detallar para qué tipo de servicio- y contenía unos 12 mil litros del fluido.

El fotógrafo Michel Figueroa pasaba frente al Saratoga. «La explosión me tiró al piso, todavía me duele la cabeza. Me paré, todo fue muy rápido”, contaba mientras mostraba las imágenes que tomó. Mayile Pérez llegó al área preguntando por su esposo, Daniel Serra, empleado de una tienda dentro del hotel, quien la llamó después de la explosión y le dijo “estoy bien, nos sacaron”, pero no pudo volver a hablar con él. Yazira de la Caridad, que vive a una cuadra de distancia, contó que “el edificio se movió todo, pensé que era un temblor de tierra. Tengo todavía el corazón en la mano”. El hotel se encuentra en una zona de edificaciones antiguas y deterioradas, por lo que cientos de vecinos salieron a las calles ante el temor a réplicas o explosiones.

Ubicado en el centro histórico de La Habana, el Saratoga era de cinco estrellas, tenía 96 habitaciones, dos bares, dos restaurantes, un spa y una piscina en la azotea con una vista panorámica de la ciudad. En el primer piso estaban ubicados el lobby, café-bar, restaurante, sala de navegación de internet y oficinas. Entre los extranjeros famosos que se han alojado allí, se encuentran la cantante estadounidense Beyoncé y su esposo, Jay Z. Con su diseño neoclásico francés y balcones de hierro forjado, se había convertido en uno de los edificios más emblemáticos de la capital.

En un comunicado colocado en su página de internet, el grupo Gaviota, perteneciente a GAESA, empresa de las fuerzas armadas administradora del hotel, indicó que se investiga lo ocurrido. Además del hotel, también quedaron seriamente daños inmuebles aledaños, como la escuela primaria, edificios de viviendas, un templo bautista y la Asociación Yoruba, entre otros.

La primera transmisión en vivo, hecha por un aficionado con su celular, muestra que ciudadanos que se encontraban por las inmediaciones fueron los primeros socorristas, sacando a personas atrapadas bajo los escombros. Según los presentes, bomberos, ambulancias, policías y autoridades demoraron un poco en llegar. «Una explosión muy grande, sonó como una bomba, el pueblo está ayudando, lo pueden ver», expresaba alguien en un video desde La Habana. En redes sociales, los cubanos comparten imágenes de lo sucedido. Hasta el momento, hay muchas especulaciones e interrogantes.

Iván García

Foto: Estado en que quedó el Hotel Saratoga después de la explosión. Imagen de Irene Pérez, de Cubadebate.

Sobre admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Noticias sobre Lázaro Yuri Valle Roca

Noticias sobre Lázaro Yuri Valle Roca

515 días de injusta condena. Más de 13 mil horas confinado en una húmeda mazmorra del edificio tres, compañía 3309, ala sur, de la prisión Combinado del Este, en las afueras de La Habana.