Home / La Carpeta de Iván / La Contrainteligencia cubana pide respeto hacia los militares

La Contrainteligencia cubana pide respeto hacia los militares

Las instituciones militares siempre dan miedo. Aunque te traten con respeto. El pasado lunes 9 de agosto, La Habana parecía Londres. Todo el día estuvo cayendo una lluvia fina y molesta que calaba los huesos.

El sábado 7, un oficial de la Seguridad del Estado, me había dejado una citación para una entrevista con el teniente coronel Enrique de la Contrainteligencia militar.

Cerca de las 9 de la mañana, llegué a un centro de las fuerzas armadas, donde entrenan tropas élites. Un amable oficial me ofreció una capa de agua, y me condujo a un edificio pintado de verde limón con ribetes fresa claro.

El inmueble tenía pinta de centro de detención. Un joven corpulento me pasó a una pequeña sala de estar. Antes, me pidió que le entregara mi móvil.

La estancia era pequeña, con muebles de hierro y cuero negro. Estaba climatizada al tope. Evidentemente las medidas para ahorrar combustible que se aplica a rajatabla en todo el país no se emplean en esta unidad militar.

El teniente coronel Liván, de la Contrainteligencia Militar, y un mayor vestido de civil que dijo llamarse Águila, y pertenecer a la Seguridad del Estado, fueron mis gentiles interrogadores. Luego de tomar notas, fueron al grano.

Su disgusto era debido al artículo La liberación de los presos políticos refuerza a los militares cubanos, publicado en el diario El Mundo el 14 de julio, donde según los oficiales desprestigiaba “en grado sumo” a las instituciones militares cubanas.

Se inició un debate. Alegué que era una opinión personal. Ellos respetaban mi criterio, pero sentían que había sido subjetivo al valorar el papel de ciertos generales.

“Cuba, es un Estado de Derecho, y antes de llegar a una sanción penal nosotros advertimos cuantas veces haya que serlo”, me comentó en voz baja y tono neutro el mayor Águila.

Salté como un resorte. “Usted cree que en un Estado de Derecho se cite a una persona por escribir un artículo periodístico?”, le cuestioné de forma franca.

“En otros países, no te citan, te matan”, intervino el teniente coronel Liván. Los dos oficiales me hicieron ver, que aunque hay una tolerancia relativa en cuanto a la labor de la prensa independiente y la oposición, dejaron claro que no se debe confundir permisividad con impunidad.

Nunca nos pusimos de acuerdo en quien llevaba razón. No era el caso. Les expliqué mis razones como hombre que se siente libre para escribir y tener criterios distantes de la línea oficial.

Lo considero mi derecho. Ellos no se opusieron. Me pidieron que tuviese más respeto a la hora de juzgar a las “valerosas fuerzas armadas, que tanto prestigio se han ganado en el mundo, por su lucha por la liberación de otros pueblos”, me dijeron.

De cualquier modo, no fue un diálogo de sordos. En un momento, le propuse al teniente coronel Liván que si deseaba podía escribir una réplica y yo me comprometía a enviarla al diario El Mundo para que se la publicaran, luego de aclararle que su edición online recibe 24 millones de visitas.

Tras el estupor inicial por la invitación, me dijo que las instituciones militares cubanas no necesitan entrar en debate con un simple periodista por un tema en específico.

Al final me levantaron un Acta de Advertencia, donde la parte militar exponía sus motivos y yo declaraba los míos. Se despidieron y me permitieron marchar, bajo una intermitente llovizna.

A todas luces, los servicios especiales cubanos desean mandar un mensaje directo a la disidencia y el periodismo sin mandato. Que hay una línea tenue que no se puede cruzar.

El punto es que ni ellos mismos saben cuál es la frontera que no se debe traspasar. Aunque los dos oficiales fueron amables, los militares siempre dan miedo. Y no me pregunten porqué.

Iván García

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

6 comments

  1. Gracias atrasadas, no había leido los comentarios en este post. Javier, claro que puedes preguntar sobre la Seguridad del Estado, tanto Iván como yo podemos responderte de acuerdo a nuestras experiencias personales, de las veces que estuvimos detenidos o nos interrogaron. También por las ‘vivencias’ de otros periodistas independientes y disidentes, pero siempre es mejor contar lo que uno ha vivido y la impresión que uno se ha llevado de la policía política cubana, que nada tiene que envidiarle a la KGB y la Stasi, dos de los más fuertes aparatos represivos que hubo en la ex-Europa socialista. Saludos, Tania Quintero

  2. Se te pueden hacer preguntas sobre la seguridad en Cuba

  3. Ivan creo que estas a punto de ingresar las filas de la nueva oleada de presos politicos del “Verano negro de 2010”. Pero al menos te enfrentas a esos desgraciados que piensan como cualquier otra dictadura. Yo sali de Cuba hace muchos años y nunca me meti en cosas politicas. Ahora me arrepiento. Felicitaciones por tu encomiable trabajo periodistico.
    Cafka

  4. Estimadoi Ivan…Estuviste genial en las respuestas , te dire que el mensaje que enviaste llego…ellos saben que estan en el lado equivocado y en secreto te admiran…pues ellos no pueden hacer lo que tu haces……lo que te hicieron fue un homenaje , pues le llego la critica que les hiciste y lo peor, le dolio..le apretaste un grano inflamado…el ejercito en Cuba esta desmoralizado ..pues pasaron ya sus dia “gloriosos’ del Africa , ASia, etc,,,y muchos estan en contacto con el pueblo y saben lo que el pueblo pasa..el ejercito cubano es un ejercito de cuadros integrado en su gran masa, por reclutas de SMA que vienen del pueblo ..ahi esta su debilidad…ellos lo saben …tu fortaleza esta en tu pluma…..el hecho de llamarte ya es un reconocimiento…la CIM le llama una activa…pero sigue denunciandolos que a eso es lo que mas le temen….

  5. Renato Mastrapa

    Iván

    Cuando estos militares te dijeron que en otros países te matan por expresar una opinión en un periodico, parece que su visión está en algunas décadas pasadas ya, si es que a la América Latina se referían o en el caso de España a la época de Franco. Lo que resulta después de todo incomprensible e incongruente con su propia propaganda es que se haya hecho una revolución para que siga existiendo un Fulgencio Batista peor en último caso. No obstante yo siempre digo que de ser posible volvería a poner a Batista en el poder por tal de quitar a los Castro, porque de los dos males, sin duda alguna, este es infinitamente peor. No sé como se atreven a meterle miedo al pueblo con el retorno del capitalismo si esa revolución estancada fuera derrocada. Después de estos 51 años no se le puede meter miedo a nadie con nada por venir.

  6. los militares siempre dan miedo mas cuando son entrenados para odiar al pueblo cuando su credo es la fidelidad a un dictador asi es el ejercito cubano yo creo que serian capases de lanzaerse contrasu propia gente aun cuando sea su propia familia si piensan diferete son nassis sin duda alguna

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Get Adobe Flash player