Home / Las Crónicas de Raúl / Hojas clínicas

Hojas clínicas

Los reportes médicos, los detalles científicos de la evolución y el desarrollo de las enfermedades de las decenas de presos políticos que permanecen en la cárceles de Cuba, son -además de un anuncio de peligro para sus vidas y de una fuente de preocupación y sufrimientos para familiares y amigos-, una parte importante, la zona testimonial más directa y dramática, del estado terminal de la dictadura.

Los informes, las denuncias puntuales de las Damas de Blanco, que hacen esa reseña diaria, así como la de los maltratos, los abusos, las violaciones de derechos y las condiciones fatales de la atmósfera en que pasan los años los prisioneros, completan la crónica de esa zanja abierta como una enorme herida en la sociedad cubana.

La nómina de hombres del llamado grupo de los 75 de la Primavera Negra que padecen graves patologías, se hace más amplia cada semana. Y se ensancha, además, el abanico de padecimientos. Hay procesos documentados en aquellos calabozos que van desde infecciones en la piel hasta trastornos síquicos muy complejos, como es el caso de Antonio Augusto Villareal (cumple una pena de 15 años), internado en un centro penitenciario de Corralillo, en el centro de la isla, según una nota remitida por su esposa, Silvia Aguada Alfonso.

En el capítulo de los maltratos, tiene un sitio especial José Daniel Ferrer García, coordinador del Movimiento Cristiano de Liberación, condenado a 25 años de cárcel en el 2003. Está hoy en una celda de castigo -a donde lo llevaron encadenado- en la cárcel conocida como El Potosí, ubicada en medio de un marabuzal de la provincia de Las Tunas. Su hermana, Ana Belkis Ferrer García, dijo a la prensa que el prisionero lleva siete meses sin recibir visita.

Ese ensañamiento con los presos y la intensa campaña represiva de los últimos meses son los signos más sensibles de un derrumbe en tiempo real, pero filmado con una cámara prestada, ajena. Lenta y angustiosa.

Entre otros indicadores del declive, aparecen la crisis económica, la falta de moneda fuerte, la viudez de las tiendas de divisas, la ruina de la agricultura, la estampida del boniato y la voracidad de una pobreza de la que se salvan los jefes y sus sirvientes elegidos, los extranjeros y algunos pícaros que no quieren que se enciendan las luces.

Hay otros asuntos más graves. La falta de libertad, la imposición de una ruta (ya ni siquiera de una ideología) única, el desprecio olímpico por los derechos humanos y el fervor por el poder de unos hombres, nacidos a principios del siglo pasado, empeñados en no entender que las estrellas de trapo de sus charreteras serán ceniza impura.

Faltan elementos que trabajan para que ese aparato obsoleto termine de descender sin sangre ni aspavientos. Son muchos, pero uno de ellos es la necesidad de los cubanos de salir de ese trance. La ilusión, y toda su fuerza, a favor de una vida libre.

Raúl Rivero

Foto: kevin_mcguinness, Flickr

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

One comment

  1. Raul Rivero. Mi nombre es Javier Berovides. Estoy tratando de buscar la forma de involucrarme en la lucha activa por el futuro y la superacion de Cuba.
    No se mucho de computadoras o periodismo y mi ortografia no es la mas fina. Sinseramente no se ni como vine a dar aqui. Al leer tu escrito Hojas Clinicas me envenena la sangre y la saliva me sabe amarga. Y me restriega en la cara la dura realidad de mi pais Cuba. Me cuesta tanto trabajo comprender la situacion de Cuba y mucho mas las faltas, las injusticias, las atrocidades que comete el gobierno cubano contra su propio pais y pueblo diariamente por decadas. Pero lo que mas trabajo me cuesta entender es saber, conocer, estar consiente de todas estas faltas y de la impresindibilidad de un cambio verdadero y positivo en Cuba. Y me pregunto que se esta haciendo para acabar con todo este tren de mal y superarnos. Que se esta haciendo para que estas injusticias y crimenes no continuen. Como es que los hombres que estamos concientes de todo esto y mas lo podemos permitir. Hablo por mi mismo. Yo estoy cansado de escuchar tantas denuncias, tanto dolor y sufrimiento. Y estoy conciente de lo que tengo que hacer y eso es superar a mi pais, superar a la familia cubana, darnos una oportunidad y vivir. No se como hacerlo pero tengo que hacerlo. Y si dios me lo permite lo tengo que lograr. Aqui esta mi e-mail [email protected] y voy a tratar de grabar esta pagina. Gracias. Cuenta conmigo. Javier Berovides

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Get Adobe Flash player