Home / La Carpeta de Iván / ETECSA en horas bajas

ETECSA en horas bajas

Un día antes del cobro de la estimulación en pesos convertibles, que el gobierno de Cuba suele pagar a determinados organismos, los cerca de 16 mil empleados de ETECSA la única empresa de telecomunicaciones que existe en la isla, recibieron su segunda mala noticia en el mes de julio.

Ya en días pasados, la compañía había comenzado de manera discreta y sin fanfarrias la ‘reducción de plantillas’. Esto significa que de forma amable se comenzó a despedir a los primeros cientos de trabajadores, para, según directivos del organismo, “hacerla más racional y eficiente”.

Esta nueva ola de desempleo -que en Cuba se conoce de manera eufemística como “reubicación”-forma parte del proyecto de saneamiento de la economía trazado por el General Raúl Castro, presidente del país, quien en abril pasado, en su discurso de del congreso de jóvenes comunistas, adelantó en todo el país se mandaría a más de un millón de trabajadores.

El desempleo, negado con vehemencia por los jerarcas del gobierno no es un asunto nuevo. En 2002, la última cifra conocida, se reportaba un 3,3% de parados, pero economistas independientes, piensan que ese porcentaje nunca fue real y que actualmente en Cuba el número de desempleados supera el 25%.

En otros años, el régimen les solía pagar el 60 por ciento de su salario en pesos cubanos durante tres meses y les daba la posibilidad de cursar estudios. Ahora, según comentan trabajadores de ETECSA enviados a sus casas, sólo les pagarán un mes, al 60 por ciento, y luego se las tendrán que apañar como puedan.

Además de ‘reducción de plantillas’, la otra mala noticia se supo el día antes de cobrar la estimulación en pesos convertibles, cuando una circular notificaba que por falta de coordinación, desde el mes de abril, entidades gubernamentales no le habían asignado a ETECSA la cantidad correspondiente de moneda dura.

Con remanentes en divisas de la empresa, se habían podido efectuar los pagos correspondientes hasta junio. Ya en julio la caja quebró. El malestar entre los empleados es generalizado. En la isla, el peso convertible es una moneda esencial para comprar artículos de primera necesidad, como alimentos, aceite, aseo y prendas de vestir.

Alejandro, 32 años, cuenta que las discusiones entre trabajadores y jefes subieron de tono. “Insultos, críticas abierta al gobierno e incitación a no trabajar hasta que nos paguen la divisa”.

Un profesional de ETECSA suele ganar entre 400 y 800 pesos y 27.50 en moneda dura. Sumados ambos no llegan a 60 dólares mensuales. Hasta el 2009, la empresa fue una sociedad mixta con capital italiano.

La parte italiana desembolsaba los salarios de los trabajadores a una empleadora estatal en divisas. “A un ingeniero, por ejemplo, los socios foráneos le pagaban al gobierno hasta 2 mil euros, luego entre las dos monedas, el Estado le ingresaba, 50 pesos convertibles. Si eso no es explotación laboral dime entonces cómo llamarlo”, señala Diana con visible enfado.

Puede que la sangre no llegue al río. Altas instancias de la empresa tomaron nota. Y según rumores por los pasillos, en agosto se espera una reunión donde el gobierno les situaría el dinero convertible.

Junto al Ministerio del Turismo y el Instituto de Aeronáutica Civil, ETECSA integra el trío de organismos que producen beneficios en Cuba. Por ello, una gran parte de los empleados de la empresa no comprende los impagos del mes de julio. Tampoco saben si se lo reembolsarán.

Iván García

Foto: Sede central de ETECSA, en Águila y Dragones, La Habana. Inaugurado en 1927, en este edificio radicó la Cuban Telephone Company.

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Get Adobe Flash player