Home / La Carpeta de Iván / El Hotel Internacional de Varadero será demolido
00-620_HInter

El Hotel Internacional de Varadero será demolido

En los años 50, en Cuba había dos hoteles fuera de serie: el Nacional, en La Habana, y el Internacional, en Varadero. Mientras el primero se mantiene orondo en el corazón del Vedado, el segundo será demolido.

Lo acaba de confirmar Jorge Alvarez, director del Centro de Inspección y Control Ambiental,  institución encargada de controlar, supervisar y regular la protección del medio ambiente y el uso racional de los recursos naturales. ¿La causa? La alarmante erosión costera, descubierta por los científicos y especialistas que se dieron a la tarea de recorrer y analizar los casi 6 mil kilómetros de costas cubanas.

Aunque las autoridades han preferido mantener  silencio y prudencia, las conclusiones son muy preocupantes. “El gobierno se dio cuenta de que la protección de las costas para una isla como Cuba, larga y estrecha, es un problema de seguridad nacional”, declaró Alvarez recientemente.

El estudio arrojó que la elevación del nivel del océano podría dañar o eliminar del mapa unos 122 poblados costeros, muchas playas quedarían sumergidas, fuentes de agua dulce perdidas y parcelas de cultivo inutilizadas. Se calcula que para 2050 el mar llegue a subir unos 27 centímetros y unos 85 centímetros en 2100. Parece poco, pero según los expertos eso significa una penetración del agua salada de hasta dos kilómetros tierra adentro en zonas bajas.

En octubre de 2010, ya se hablaba de la probable demolición del Internacional. Una ola de rumores y polémicas se desató dentro y fuera de la isla. Luanys Morales, portavoz de Gran Caribe, grupo administrador del hotel, dijo: “Es lamentable que un rumor pueda influir en la decisión de muchos turistas que nos han llamado, alarmados por la noticia. El hotel no se va a demoler y todo es parte de una falacia inventada para llenar titulares quienes no quieren bien a nuestra isla y se dedican a destilar veneno en sus informales blogs”.

Un mes después de ese desmentido, supuestamente oficial, una declaración de la sección cubana del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS, por su sigla en inglés) firmada por su presidente, el arquitecto José E. Fornés, corroboraba  los rumores acerca de las intenciones de demoler el Hotel Internacional de Varadero y las Cabañas del Sol, instalaciones consideradas “parte del patrimonio moderno cubano y caribeño”, que marcaron un hito en la arquitectura nacional, por su avanzado diseño e  integración visual con el paisaje y el mar.

En un foro de internet, Armando Fernández aseguraba:  “Pues sí, lo van a demoler. Y no sólo el Internacional que es un hotel emblemático de Varadero, sino las cabañas que en su época fueron premio nacional de arquitectura. Tomaron la decisión sin consultar a nadie. Estoy de acuerdo en que existen inversiones importantes que deben realizarse, pero no a expensas de lo que es un símbolo de identidad del territorio”.

Por aquellos días, Teresa, jubilada, confesaba: “Sentí una mezcla de tristeza e indignación cuando me dijeron que iban a demoler el Internacional. Nací en Matanzas y antes de la revolución, cuando llegaba el verano, mis padres alquilaban una casa en Varadero. A ellos les gustaba ir al cabaret del hotel y a los niños tomar helado en su cafetería. Entonces, una familia trabajadora como la mía, podía darse esos lujos”.

El Hotel Internacional de Varadero fue inaugurado el 24 de diciembre de 1950, en el municipio de Cárdenas, Matanzas. Por su estilo arquitectónico, se le consideraba ‘hermano’ del Fontainebleau de Miami Beach, abierto en 1954. Hasta mediados de los 80, cuando Fidel Castro decidió desarrollar a todo gas el turismo como una de las principales fuentes de entrada de divisas, el Internacional era el preferido de los extranjeros.

Diseñado por el arquitecto cubano Ricardo Galbis, en su construcción participaron 300 obreros. El 90% de los materiales fueron traídos de Estados Unidos. Su costo ascendió a tres millones y medio de pesos, en esa época equivalente a la misma cantidad en dólares. Constaba de 163 habitaciones y un penthouse. En el lobby, un mural de tema marino, obra del pintor español Hipólito Hidalgo de Caviedes, quien en 1937 se exilió en Cuba. Hidalgo regresó a España en 1961 y en 1994 falleció en Madrid, la ciudad donde en 1902 había nacido.

Cuando el Internacional se inauguró, Varadero contaba ya con 17 hoteles, entre ellos el Kawama, Miramar, Torres, Playa Azul y Varadero, el más viejo de todos, de 1915. Pero el verdadero boom hotelero y turístico comenzó en 1990, con la construcción del Meliá Varadero, Sol Club Las Sirenas, Sol Palmeras, Brisas del Caribe y Meliá Las Américas.

En 1887, año de la fundación oficial de Varadero, si un habanero quería bañarse en sus azules y transparentes aguas tenía que disponer de tiempo, paciencia y energía. En la capital tenía que coger un tren hasta Cárdenas y desde allí trasladarse a la playa a pie, en un carretón o una goleta.

Hoy, el trayecto de 130 kilómetros entre La Habana y el famoso balneario se realiza por una amplia autopista, que en auto o bus demora poco más de una hora. Varadero sigue siendo el primer destino turístico de sol y playa en Cuba. En la actualidad, con más de un millón de visitantes anuales, aporta alrededor del 30% de los ingresos en el sector.

Hace tres años, se llegó a especular que detrás de la demolición del Hotel Internacional pudiera estar el descubrimiento de petróleo en la zona o la construcción de nuevos campos de golf. Pero los graves daños causados al medio ambiente han sido el motivo. Ojalá se esté a tiempo de salvar las erosionadas costas cubanas.

Iván García

Foto: Tomada de Cubazul.

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

One comment

  1. Gracias a Iván por la información, los castristas no pierden la costumbre de destruir y destruir. Claro, en más de medio siglo sin ocuparse del hotel, pues la solución es demolerlo, en lugar de conservarlo. Espantoso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Get Adobe Flash player