Home / Las Crónicas de Raúl / Destino de Caracas

Destino de Caracas

Gracias a los azares andinos y a la interpretación ligera de los manuales soviéticos por un grupo de marxistas latinoamericanos, Venezuela ha tenido, desde la llegada al poder del carismático Hugo Chávez, la misión histórica de encabezar el llamado socialismo del siglo XXI.

En la primera etapa, como una entelequia triunfal y arrolladora. Ahora, en el fracaso, en el parpadeo del eclipse, por la escandalosa torpeza de Nicolás Maduro.

Los lideres de la región que se montaron en la diligencia de Chávez recibieron todo el resplandor que desbordaba el antiguo paracaidista de Barinas con su anuncio de cambios profundos, la felicidad distribuida a la familia mediante cuotas sindicales, la muerte súbita y espontánea de la pobreza y la libertad total.

En el grupo, sentados en las ventanillas, Evo Morales, Rafael Correa y Daniel Ortega, al que ya los nicaragüenses habían visto en el camino solo y a caballo.

Ellos se dejaron guiar por Chávez, que los llevaba a remolque hasta la historia, al tiempo que conducía a los venezolanos a la división, la ruina y al desastre económico. El caso es que le hicieron su coro y el centro de la atención, los ataques y criticas, los elogios que después empezaron escasear, iban a dar a los muros del palacio de Miraflores.

En Managua, La Paz y Quito se hacían con mayor discreción los arreglos constitucionales, la chapistería de las instituciones democráticas para que el poder se hiciera o comenzara a convertirse en un instrumento eterno.

La muerte de Hugo Chávez desconcertó brevemente a los amigos y surgieron broncas por el liderazgo de la comparsa. Nicolás Maduro mostró enseguida que Caracas seguiría al frente del negocio. Se le veía como un personaje menos heroico, sin capacidad para competir con su jefe en la originalidad y en el tiempo de sus discursos, pero con talento probado para continuar con la catástrofe chavista.

Tenía, además, la bendición de Cuba porque allí se formó como cuadro del proletariado y recibió las instrucciones finales para provocar de manera profesional y meticulosa, la escasez de alimentos básicos y de medicinas.

Venezuela sigue con su designio con el aplauso de sus camaradas porque les permite trabajar tranquilos. Los focos están fijos en Miraflores, desde donde se ordena el encarcelamiento de la oposición, en vez de trabajar por la productividad se instala una libreta digital de racionamiento y Maduro le envía un saludo cordial a un escritor que murió hace 20 años.

Raúl Rivero
El Mundo, 22 de marzo de 2015

Foto: Acostadas en la vía pública, ciientos de personas protestan en Caracas contra la violencia, la inseguridad y el alto costo de la vida en Venezuela. Tomada del post Welcome to Caracas, publicado en febrero de 2015 en el blog de la organización Guggenheim.

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.