Home / Las Leyes de Laritza / De Internet y la Seguridad del Estado

De Internet y la Seguridad del Estado

Escribir en la red con tu nombre verdadero y criticar al gobierno es un verdadero reto si vives en Cuba. Cuando publiqué mi primer artículo, estaba consciente de que estaría en el punto de mira del Departamento de Seguridad del Estado. Habían  comenzado los retos.

El primero, soportar que la policía política se entrometiera en mi vida íntima. El segundo, ignorar el control que pudieran tener sobre mis actos. El tercero, exponer a mi familia. Para mí, estos tres retos son los más importantes.

Publicar trabajos con mi nombre y apellidos en internet me convirtió en una disidente pública para el régimen cubano. A partir de ese momento, pasé a ser una CR, las dos letras con las cuales la Seguridad del Estado identifica a los disidentes y periodistas independientes, y que significan contrarrevolucionario.

Cuando tomé la decisión de escribir, estaba consciente de que hurgarían en mi pasado, en particular sobre los “secretos personales” que pudiera tener. Realmente no hay una forma de saber cómo y cuándo, buscan y obtienen información sobre ti. Me imagino que utilizan la que tienen archivada desde que eres un niño y asistes a la escuela; después, cuando continúas estudiando, empiezas a trabajar y también, por supuesto, la que obtienen en tu cuadra, a través de los Comités de Defensa de la Revolución, entre otras organizaciones de masas.

Me imagino que, además, contactan con amistades de la infancia, excompañeros de aula, amigos del barrio, y hasta con familiares cercanos y lejanos. Es difícil saber quién puede delatarte. Cualquier persona que se relacione contigo podría darles, directa o indirectamente, informaciones sobre ti, sin tu saberlo. Eso genera una especie de paranoia que te obliga a desconfiar de todas las personas que te rodean. Y donde quiera ves un delator o chivato.

Lo cierto es que todo lo indagan, porque les interesa todo sobre tu vida. Eso te lo hacen saber en cada una de las “entrevistas” a las cuales te citan y estás obligado a asistir. Citaciones que al principio son para disuadirte: “Estás en un mundo que no conoces, y nuestro deber es alertarte”. La disidencia, dicen, es algo inmundo. Y ellos, una y otra vez lo repiten, “los salvadores de la patria”.

Sin embargo, el objetivo de la Seguridad no es que se dejes de disentir, en este caso de escribir y publicar en internet. Ni siquiera que dejes de criticar al gobierno. No, ellos lo que buscan es que empieces a “colaborar”. Y poco a poco te vayas convirtiendo en agente o informante, como otros que periódicamente preparan e infiltran en la disidencia, el periodismo independiente y la naciente blogosfera.

Para lograrlo, buscan lo que ellos consideran “tu lado oscuro”. Y por eso escudriñan en tus relaciones amorosas, familiares, preferencias sexuales… Cualquier detalle que les sirva para chantajearte. Cuando descubren algo, no tienen escrúpulos en utilizarlo. Y si eres flojo de piernas, te obligan a hacer lo que ellos quieren: captarte para que integres su cuerpo de soplones.

Hasta te asignan un oficial de la Seguridad, quien será el encargado de “conversar” contigo, de decirte “estamos al tanto de tus visitas a…”. Que ellos saben con quién te reúnes, a dónde vas… Para que sepas que te tienen controlado, y siguen cada uno de tus pasos. No importa lo que hagas ni donde estés: ellos son como dios, omnipresentes.

Para sobreponerme a todo ese diabólico modus operandi del Departamento de Seguridad del Estado, el mismo empleado con la mayoría de los disidentes y periodistas independientes cubanos, una y mil veces me repetía “mi vida es mía, la he hecho pública, no tengo nada que esconder, y nada de lo que encuentren me va a afectar”.

Así fue como superé los dos primeros retos. Sin embargo, el tercero es el más difícil: que lo que hago, no afecte a mi familia.  La primera vez que la Seguridad contactó conmigo, lo hizo a través de mi papá. Le dijeron que me estaba reuniendo con “gusanos” (desafectos a la revolución), que escribía para un sitio en internet de “contrarrevolucionarios” y que si no paraba, podría ir a prisión. Mi padre fue excombatiente del Ejército Rebelde en la Sierra Maestra, oficial retirado de las Fuerzas Armadas y actualmente es miembro de la Asociación de Combatientes. En pocas palabras, es fiel a esta revolución.

Pueden imaginarse lo ocurrido. Sin embargo, me amparé en mis derechos y les exigí a los “segurosos” que no inmiscuyeran a mi familia.  Les hice saber de que era mayor de edad, responsable de mis actos y que sólo yo debía asumir las consecuencias. No obstante, citaron a mi esposo a través del jefe de sector o policía a cargo de una barriada.

Aparentemente, el motivo de la citación era que mi esposo no trabajaba para el Estado. Pero quien en realidad lo citó y entrevistó fue el agente encargado de mi caso. Un joven que dice tener 27 años y se identifica como “Ricardo”. Le dijeron que yo salía sola, que me reunía con hombres, para tratar de provocarle celos, conocedores de que los cubanos son muy machistas. Tuvieron inclusive la desfachatez de pedirle “colaboración”. Querían que mi esposo me prohibiera salir a determinados lugares.

Especial cuidado tengo con mi hijo. Tiene 10 años y cursa el cuarto grado de la enseñanza primaria. Aunque uno no lo quiera, siempre se afecta a la familia. Está, además, el hecho de que como la Seguridad contínuamente está investigando sobre ti y tu entorno, puede descubrir cualquier problema o situación ilegal de algún miembro de tu familia.

En Cuba se vive al margen de la ley. El Estado supuestamente es el responsable de garantizarlo todo, nosotros sólo debemos estudiar o trabajar. Pero en la vida real, en el día a día, no es así. Los salarios no alcanzan y la gente se ve obligada a buscar alternativas para sobrevivir. Por tanto, un alto porcentaje de la población recurre a ilegalidades, que se han convertido en su medio principal de subsistencia.

Después de la oleada represiva de marzo de 2003, y el costo político-económico, pero sobre todo el aislamiento internacional que estos hechos representaron para el gobierno, disminuyeron los métodos de represión violentos contra los disidentes y periodistas independientes que escribían y firmaban con sus verdaderos nombres en internet.

Precisamente el hecho de que el mundo pueda conocer el nombre y el rostro de la disidencia, que pueda constatar que somos personas de carne y hueso con opiniones propias, nos da cierta protección. No obstante, los métodos sutiles de represión continúan y éstos suelen ser más efectivos porque actúan en la psiquis individual. Pese a esa protección internacional, son aún muchos los riesgos que en Cuba se corren por escribir en internet.

Laritza Diversent

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: taniaquintero3@hotmail.com

17 comments

  1. Te felicito por el valor que tienes de enfretarlos, no es fácil en un régimen como el de Cuba, los mexicanos tenemos otro tipo de problemas como lo es una guerra vs los carteles de la droga, inseguridad, no saber si regresas a casa, o lo que es peor que los tuyos no regresen; es muy claro lo que escribes, sigue adelante estaremos muy pendientes de tus aportaciones saludos con respeto a tu esposo e hijo cuidalos!!!

  2. Te felicito por tu empeño en esta terrible lucha, que tu y todos los que luchaís por una Cuba verdaderamente libre venis desempeñando días tras días con lo que conlleva ello, en este adsurdo y sin razon que gobierna Cuba bajo un terrible arco de tirania.
    Desde fuera de la isla todo se ve diferente y solo los que estáis alla tenéis una verdadera visión de lo que ocurre.,
    Seguid en la lucha y no decaigáis ,
    Tenéis mi mas fiel apoyo por la lucha que desempeñáis.
    Mucha suerte y cuiden se todos
    Desde Jerez de los Caballeros – España.

  3. Con cada palabra que escribes das un paso mas no hacia tu propia libertad por que ya esa la tienes pero por algo mucho mas grande. La libertad de toda Cuba.

  4. como dijistes metodos ” diabolicos ” son tan hp que no existe ningun metodo mas bajo y mas ruin que el que usa la seguridad de el estado cubano para someter, buena escuela tuvieron con los rusos , alemanes , rumanos y chinos en fin tambien hay muchos que lo llevan en la sangre y esa mezcla escuelas dio como resultado lo que hay en cuba la prueba es que cae el bloque sovietico y cuba ahi preparando a venezuela nicaragua bolivia y cuanto pais se quiera afiliar ..

  5. Laritza eres una mujer linda por fuera y por dentro. Dios te bendiga y siempre te proteja en esa tarea tan dura, la de ser libre en una dictadura. Yo como una cubana que no tuvo el valor que tienes tu te doy las gracias un y mil veces.

  6. Queridos colegas,
    para mi es un honor figurar en los links de este blog. Muchas gracias ,
    seguiré tratando de merecer ese sitio.

    Dios los bendiga

  7. Laritza, no solo eres valiente y firme, tambien eres bella, en fin, una cubana completa.
    Suerte hermana

  8. Vaya 1984 se quedo corto con la represion que existe en nuestro pais !! Que asco y todavia nos dicen gusanos, gusanos ellos, bajos, arrastrados, sucios, asquerosos.

  9. Releyendo detenidamente, pienso que, más que ser onmipresentes y ser como dios (que dicen, está en todas partes menos en Haití), más bien, tienen la capacidad de “hacerlo creer”.

    Basta con convencer a muchos de que “ellos lo controlan todo” “ellos lo saben todo de ti” y “ellos están al tanto de todo” para que cunda el pánico y la paranoia y muchos se autorepriman y autocensuren.

    Esa es la censura y la represión más eficaz: el convencimiento generalizado de que todos son observados, escaneados y controlados, cuando una simple mirada a nuestro alrededor nos hace ver que eso es imposible. No cuentan con medios ni con tecnología. Infunden el miedo a unos pocos con la esperanza de que lo propaguen.

    No quiero decir con esto que no haya que temerles. Tal vez sea muy fácil hablar desde fuera y con toda sinceridad, yo estaría muerta de miedo y no me atrevería a hacer muchas de las cosas que hacéis.

    Por eso, mi agradecimiento y mi ánimo para que sigáis adelante.

    Un saludo, sonia

  10. Entonces los “segurosos” están captando pendejos entre los disidentes… La misma vieja y gastada jugada; pero efectiva y peligrosa.
    La mejor defensa contra esas intrigas es la transparencia.

  11. Querida Laritza, lo que pasa es que tu vives en una dicvtadura común y corriente. Esos detalles que tu cuentas se aplicaban en la dictadura de pinochet. Sucede que el control lo hacen con esos soplones cobardes, mercenarios que por alguna coima se venden a los regímenes. Es lamentable. Pero, debes ir conociendo gente que está verdaderamente contigo, lo que no es fácili porque infiltran los grupos, y hacer crece45r la oposición hasta que sea masiva. El mundo debería reaccionar contra la dictadura, pero USA es la que lleva la voz cantante y ellos son campeones para establecer dictaduras donde el pueblo piense. Además, los que se decían de izquierda en latinoamérica ponían como ejemplo la dictadura cubana. Increíblemente, hoy esos “revolucionarios” encontraron mejor pasar con el capitali8smo brutal que dejó pinochet y hoy son partidarios de ese sistema. Por eso ellos no se atreven a atacar a cuba que les sirvió para que engañaran al pueblo por muchos años. Pero hoy ya no se acuerdad de sus ideas revolucionarias sino que están preocupados de sus inversiones. Esos son los izquierdistas que existen en todas partes. Mira cualquier país y veras que los que eran de izquierda hoy son grandes accionistas. Lo mismo ocurrió en rusia que donde los burócratas estatales formaron maffias económicas verdaderamente poderosas. Todos antiguos miembros del PC de la URSS

  12. Laritza, me enorgullese que escribas, que seas cubana y sobre todo la claridad con que transmites lo que sientes. He leido en otro post parte de la historia de tu vida, que decir de la fuerza que has tenido, es lo mas importante que posees. Estamos en manos de tu generacion !

  13. ¡Vaya con los revolucionarios igualitarios! ¡vaya, vaya! ¡¡¡¡¡¡¿le dijeron a tu marido que “te prohibiera salir”?!!!!!! ¿Cómo es posible eso, si iban a erradicar el machismo de la faz de la tierra e iban a acatar el principio de no discriminación entre hombres y mujeres?

    ¡Qué falacia!

  14. Esa generacion a la que perteneces es la que esta luchando verdaderamente. De veras te comprendo pues se como se vive en Cuba ya que tengo familia alla…..no es facil pero se que hay que hacerlo y ustedes lo estan haciendo a pesar de los sacrificios que implica esto. Yo espero que pronto veamos buenos resultados, se les quiere y pedimos todos los dias por ustedes los que estan enfrentando a esos desalmados. Un abrazo.

  15. Laritza tu denuncia debe haber puesto a “Ricardo” bien molesto pues lo has desenmascarado; eres guapa como buena mambisa. Adelante compatriota.
    No + Violencia.

  16. personas como tu, valientes y decididas a cambiar las cosa en su país, mas pronto que tarde lo lograran. Saludos desde Mérida, México

  17. bravo laritza, bravo y mil veces bravo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Get Adobe Flash player