Home / Otros autores y fuentes / Damas de Blanco: Arrastradas por la fuerza

Damas de Blanco: Arrastradas por la fuerza

Policías empujaron a una treintena de Damas de Blanco y las subieron a la fuerza a dos autobuses para impedir su marcha por suburbios de La Habana, en protesta por el séptimo aniversario del encarcelamiento de 75 disidentes en 2003, el miércoles 17 de marzo.

Laura Pollán, portavoz del grupo disidente, declaró que el autobús la trasladó hasta su casa y calificó lo ocurrido como un “secuestro”, porque fueron “obligadas”.

“Lo único que íbamos a hacer era ir a la iglesia y después visitar a Orlando Fundora, disidente en huelga de hambre desde hace varios días. Hoy no íbamos a ningún lugar ‘sagrado”, dijo Pollán, en referencia a que no tenían planes de protestar ante ningún edificio gubernamental, como hicieron el martes.

Los policías, en su mayoría mujeres vestidas de civil o con uniformes del ministerio del Interior, obligaron a las integrantes de las Damas de Blanco a subir a los autobuses en medio de una operación en la que también participaron policías uniformados para cerrar las calles adyacentes.

Cuando las disidentes abandonaron la iglesia, unos 300 partidarios del Gobierno cubano comenzaron a seguirlas y hostigarlas con gritos y consignas a lo largo de unos dos kilómetros, a medida que más personas se sumaban a la manifestación castrista.

Las Damas, que vestían de blanco y portaban gladiolos como es habitual, se manifestaron con gritos de “libertad” y “asesinos”, al tiempo que los simpatizantes del gobierno respondieron “abajo la gusanera” y “que se vayan”.

Al menos en dos ocasiones, agentes de la seguridad del Estado las invitaron a terminar la caminata y subir a un ómnibus de pasajeros facilitado por ellos, pero las Damas se negaron e insistieron en visitar a Fundora, miembro del grupo de los 75.

Mientras caminaban, un cordón de agentes del Ministerio del Interior rodeó a las mujeres, hasta que finalmente un autobús de pasajeros vacío bloqueó la calle y fueron forzadas a marcharse en él y en otro que llegó después, empujadas y arrastradas, muchas con sus ropas blancas embarradas y sucias.

El operativo incluyó una ambulancia y un vehículo de las brigadas especiales de la policía y concluyó con cientos de manifestantes pro gubernamentales gritando consignas a favor de Fidel y Raúl Castro.

Los autobuses trasladaron a las Damas de Blanco directamente hasta la casa de Pollán, en el centro de La Habana. Entre las Damas estaba Reina Luis Tamayo, madre del preso cubano muerto en febrero tras una huelga de hambre de 85 días, Orlando Zapata.

Información tomada de El Mundo.

Foto: AFP

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Get Adobe Flash player