Home / La Carpeta de Iván / Cubana de Aviación en la mirilla
Cubana de Aviación en la mirilla

Cubana de Aviación en la mirilla

Aunque las posibilidades de accidentes son uno entre mil, Rigoberto González y su esposa desecharon viajar por avión en la estatal empresa Cubana de Aviación a Santiago de Cuba, 957 kilómetros al este de La Habana, y optaron trasladarse en un ómnibu interprovinciale hasta la oriental ciudad.

“Con los truenos que están cayendo, prefiero viajar de roletazo, por tierra, que de fly. La impresión que hay en la calle es que los viejos aviones de Cubana de Aviación son ataúdes volantes. El vuelo es relativamente barato, alrededor de 200 pesos -equivalente a 9 dólares- y el viaje dura una hora. Pero a raíz del último accidente aéreo, por las redes sociales y la prensa extranjera, supe que lo de aeronáutica civil va más allá de aviones desfasados y escasez de piezas de repuesto. Además de mal trabajo, se comenta que existe corrupción y negligencia,”, dice Rigoberto.

El fatal siniestro, ocurrido el pasado 18 de mayo en La Habana, coincidió con el auge de internet en la Isla. Si anteriormente el régimen de Fidel Castro, gracias al hermético control de toda la prensa estatal, podía manipular a su antojo a la opinión pública local, ahora Facebook, Twitter, las redes sociales, blogs, sitios alternativos y medios internacionales, han abierto una brecha considerable a la muralla desinformativa diseñada por la autocracia verde olivo, que hace agua por todas partes.

Periódicos de la Florida como Diario Las Américas y El Nuevo Herald, y webs como Martí Noticias, han publicado sobre las irregularidades de la turbia compañía Global Air. Informaciones divulgadas en la prensa mexicana, que han incluido reportes de pilotos e inspectores de Cubana de Aviación aconsejando no arrendar a Global Air. Esas reseñas han tenido repercusión en la Isla.

Autoridades de la aviación civil en Guyana, Honduras y Chile, ya habían prohibido volar a su territorio el Boeing 727-200 accidentado en La Habana. La prensa oficial cubana no ha publicado una línea al respecto.

Germán, barbero, considera que “resulta incongruente, que con todas las noticias aparecidas en internet sobre esa compañía, que la prensa cubana no lo refleje. Sospecho que hay cierta complicidad entre los funcionarios de Cubana de Aviación y esa Global Air. Si ya tuvo dificultades una vez en 2010 en Santa Clara, y ha tenido una serie de inconvenientes en otros países, es inexplicable que las autoridades nuestras la hayan contratado de nuevo”.

Sara, empleada bancaria, señala que “el Instituto de Aeronáutica Civil viene teniendo problemas desde hace tiempo, incluidos casos de corrupción, como el de su presidente, el general Rogelio Acevedo, destituido en 2010 y según se rumora le ocuparon millones de dólares. A ello se suma el mal servicio, atrasos en los horarios de vuelo y una flota aérea anticuada y sin piezas. Me asombra que no la hayan cerrado. Se pudo evitar este trágico accidente si sus dirigentes hubieran sido más responsables”.

Cuatro accidentes aéreos de Cubana de Aviación ocurrido en el territorio nacional en los últimos 16 años (marzo 2002, octubre 2010, noviembre 2010 y mayo 2018) con un saldo de 203 fallecidos, en una compañía que opera un puñado de vuelos internacionales y nacionales ameritan una investigación seria y profunda.

“En Cubana la corrupción está al tolete. Hace seis o siete años, varios operadores de la empresa turística Sol y Son, con la complicidad de funcionarios de Aeronáutica Civil, implementaron un negocio de importación por la izquierda desde México. Al deficiente mantenimiento de los aviones y la contratación aerolínas que ofrecen coimas a funcionarios cubanos corruptos, se une un pésimo servicio aeroportuario. Lo mismo te rompen un televisor de pantalla de plana y después no te lo indemnizan que te roban el maletín de viaje. Recientemente, por atraso en un vuelo, quedaron varados en Cayo Coco casi un centenar de turistas canadienses”, comenta un ex trabajador del aeropuerto.

Según un funcionario de la Aeronáutica Civil de Cuba, “la prensa estatal no ha publicado la información y rumores que circulan sobre Global Air y sus aparentes deficiencias, a la espera que concluya la investigación de los peritos internacionales. Las autoridades cubanas también están realizando un examen a fondo. Hay que tener paciencia y no decir cosas que no se pueden probar”.

Un segmento de los cubanos de a pie consideran que el nuevo presidente designado Miguel Díaz-Canel debiera dar un golpe sobre la mesa y, en caso que exista, revelar el supuesto entramado corrupto y las deficiencias del sector.

“Tiene que demostrar que no es una simple marioneta y limpiar la mierda de manera decidida. Si lo hace, aumentaría su popularidad”, afirma Pablo, custodio de un hospital.

“Nada va a cambiar mientras no cambien las cosas en Cuba. Cubana de Aviación es el reflejo del sistema que tenemos, que no funciona. Ni Díaz-Canel, ni Mandrake el mago pueden revertir esa realidad, mientras el sistema no cambie”, subraya Damián taxista, quien sugiere “conformar una empresa aérea mixta con Canadá o cualquier nación desarrollada de Europa. Y cerrar Cubana de Aviación, una empresa insegura, que no cumple sus itinerarios y presta un mal servicio”.

No son pocos en Cuba los que piensan igual que el taxista habanero.

Iván García

Foto: Avión de Cubana de Aviación en el Aeropuerto de La Habana. Tomada de Tico Times.

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.