Home / La Carpeta de Iván / Cuba, tiendas para recaudar dólares y neutralizar negocios irregulares
Cuba, tiendas para recaudar dólares y neutralizar negocios irregulares

Cuba, tiendas para recaudar dólares y neutralizar negocios irregulares

Mientras tiendas estatales por divisas están desabastecidas, las empleadas tratan a los clientes con cara de perro y los aires acondicionados permanecen apagados para ahorrar combustible, Malena, una joven habanera que desde hace cinco años importa mercancías de Panamá, Cancún o Moscú y ha creado un exitoso negocio virtual que por WhatsApp ofrece cosméticos, ropas por encargo y teléfonos inteligentes.

En Cuba ese tipo de negocio no es ilegal, pero tampoco está autorizado. “Las autoridades lo llaman irregular. Pero se hacían los de la vista gorda, porque el gobierno ganaba dinero con los altísimos impuestos aduanales. Ahora se dieron cuentan que podían montar negocios de ventas en paralelo y acaban de dar un golpe de Estado a las mulas”, afirma Malena.

Alberto comenta que en una semana debe vender los cincos splits, tres motos eléctricas y dos cocinas de gas que compró en Panamá. “Por lo general, una parte de la importación la vendía al por mayor. La otra la anunciaba en sitios de venta en internet como Revolico. Ser mula es un buen bisne. Como promedio, se gana de 300 a 350 dólares por cada mil dólares invertidos», confiesa y añade:

«Yo viajaba a Panamá o Cancún con cuatro o cinco mil dólares y hacía seis o siete viajes al año. En cada viaje me buscaba de 1,200 a 1,500 cuc. Y tenía ganancias que superaban los 8 mil cuc anuales. Gracias a ese dinero pude mejorar la calidad de vida de mi familia. Con estas nuevas medidas implementadas por el gobierno, es como si te hubieran lanzado un torpedo a la línea de flotación del barco. O desaparecemos o cambiamos de estrategia”.

Para los últimos diez días del mes de octubre, el régimen tiene previsto abrir una red de tiendas por todo el país, las primeras 12 se abrirían en La Habana y una en Santiago de Cuba. En ellas se venderían electrodomésticos, equipos electrónicos, ciclomotores eléctricos y piezas de repuesto de automóviles.

Según las autoridades, las ventas serán exclusivamente en moneda libremente convertible. O sea, dólares estadounidenses o canadienses, euros, libra esterlina, francos suizos, yenes japoneses, pesos mexicanos y coronas noruegas, entre otras. Pero la moneda de referencia será el dólar de Estados Unidos. Es obligatorio que las personas abran una cuenta en un banco cubano.

En una comparecencia televisiva, el martes 15 de octubre, funcionarios del régimen indicaron que estas ventas minoristas permitirán recaudar una cantidad importante de divisas que actualmente se gasta fuera del país. Y aseguraron que la oferta propuesta será competitiva en lo que respecta a la calidad y los precios estarán acordes a los que rigen en la región. Por ejemplo, un split de aire acondicionado de una tonelada, que en las tiendas por divisas se vendían entre 800 y 900 cuc y las mulas ofertaban por 600 o 650 cuc, costará 361 dólares. Si es de una marca prestigiosa, como Samsung o Carrier, el precio de venta aumenta.

Pero según un funcionario de CIMEX, la empresa que administrará esta nueva cadena de mercados, “los precios serán muy inferiores a los que rigen actualmente, tanto en el mercado oficial como en el mercado negro”.

De acuerdo a este funcionario, «en estas tienda desaparece el abusivo impuesto del 240%. Funcionará igual que funciona una tienda en el mundo moderno. Con márgenes de ganancias entre el 15 y el 20 por ciento. La idea es captar dólares y vender lo más rápido posible para luego, con parte de esa ganancia, volver a reponer nuevos equipos”.

Diego, economista, considera que la medida es positiva y tiene varias lecturas, pero considera se queda corta. “Lo ideal sería que los bancos del Estado compraran los dólares a uno por uno o, incluso, a mejor precio. De esa forma incentivaría a miles de cubanos que residen en Estados Unidos a comprar mercancías en Cuba si los precios son atractivos. Pero al mantener el impuesto del diez por ciento al dólar, va a provocar una rápida inflación del dólar. Por dos razones: una, con las medidas implementadas por la administración de Trump a los envíos de remesas, ahora se puede girar solo mil dólares cada tres meses, lo que disminuirá paulatinamente su circulación en la Isla. Y dos, al tener estas tiendas precios más bajos que los mercados por pesos convertibles, un segmento amplio de clientes, por supuesto, va a comprar dólares para adquirir mercancías en estas tiendas”.

Según el economista Emilio Morales, director del The Havana Consulting Group, con sede en Miami, anualmente los cubanos que se dedican al negocio de compra y venta de mercancías gastaban en el extranjero entre dos mil y tres mil millones de dólares anuales.

Héctor, ex administrativo de COPEXTEL, considera que “es una cifra muy importante como para dejar pasarla por alto. La exportación de servicios médicos, que es la mayor entrada de divisas, aporta, después del retiro de los médicos de Brasil y el impago en Venezuela, alrededor de cuatro mil o cinco mil millones de dólares anuales. Las remesas, que el gobierno no documenta, es la segunda mayor entrada de divisas. Sus entradas fluctúan en el orden de los tres mil millones de dólares. A esa cifra hay que sumarle unos cientos de millones más por concepto de recargas telefónicas, tarjetas de internet, la compra de mercancías que se pagan directamente desde el exterior y los cerca de dos mil millones en mercancías y medicinas que los emigrados le envían a sus familiares en Cuba. Cuando se amplíen las ventas en esas tiendas dolarizadas puedan captar una cifra superior a las ganancias que se obtienen en el turismo y cinco veces mayor a las ventas de tabaco que rondan los cuatrocientos millones de dólares al año”.

Por su parte el funcionario de CIMEX explica que al “postergarse, por la crisis económica, la unificación de la moneda, lo que sucederá es que las actuales tiendas en chavitos (cuc) pasarán a vender en pesos. Y las que oferten mercancías de calidad venderán en dólares. Es decir, un sector importante del comercio regresará a la dolarización. Aunque en el exterior muchos pueden pensar que con los salarios deprimidos (a pesar del reciente incremento salarial), las ventas no serán muy grandes, te aclaro que el segmento de clientes que compra ese tipo de mercancías supera el millón de personas. Estamos hablando de mil o dos mil millones de dólares en potencia”.

Para el economista Diego, «si a la dolarización en condiciones tan precarias de la economía le sumas las restricciones de remesas aprobadas por la Casa Blanca, pudiera acelerarse una revalorización. No descarto que en la calle, el dólar se revalorice a dos o tres pesos convertibles por cada dólar estadounidense, incluso más. El dólar del ‘enemigo imperialista’ será la moneda que aportará calidad de vida a los cubanos”.

Malena reconoce que el gobierno esta vez no acudió a las prohibiciones para desplazar o anular al comercio irregular. “No le hizo falta hacer decretos, poner multas o lanzar amenazas. Descaradamente tomaron nota de nuestro modelo de negocios y lo asumieron como propio. Por supuesto con mayor margen de ganancias, pues las empresas compran al por mayor, no pagan billetes aéreos como las mulas, ni derogan dinero en habitaciones de hoteles. Por eso pueden vender más barato y ofrecer servicios post venta. Simplemente nos jodieron”.

Alberto, con amplia experiencia en el trasiego de mercancías desde el exterior, prefiere dejar una puerta abierta. “Hay que ver cómo funcionan esas empresas, ya se sabe que el Estado cubano se caracteriza por su ineficiencia, burocratismo, falta de creatividad y tendencia a la corrupción». El emprendedor habanero recomienda esperar.

Iván García

Foto: Centro Comercial La Puntilla, en Avenida 1ra. entre A y B, Miramar, La Habana. Tomada de Cubanet.

Nota.- Para el lunes 28 de octubre estaba previsto la apertura de 12 tiendas en La Habana y una Santiago de Cuba, pero gradualmente se irán acondicionando nuevas tiendas en el resto de la Isla. En ninguna de ellas se podrá comprar con dinero en efectivo, solamente con una tarjeta electrónica emitida por un banco cubano y respaldada por dólares, euros, francos suizos y otras divisas (no por pesos (cup) ni tampoco por cuc o pesos cubanos convertibles). La Habana será la provincia con más tiendas, con un total de 25. Le siguen Matanzas, Villa Clara, Ciego de Ávila y Camagüey, con 5 tiendas en cada una de esas provincias. Santiago de Cuba, Holguín y Pinar del Río, tendrán 4. Guantánamo, Las Tunas, Granma, Sancti Spiritus, Cienfuegos, Mayabeque y Artemisa tendrán 3. El municipio especial Isla de la Juventud tendrá dos tiendas (Tania Quintero)

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.