Home / Otros autores y fuentes / Cuba: muertes bien preparadas
1 cartercu630rc

Cuba: muertes bien preparadas

Siete meses y catorce días fue tiempo suficiente para que el régimen opresor de Cuba, volviera a separar a la líder y fundadora de las Damas de Blanco, Laura Pollán, de su esposo, Héctor Maseda, excarcelado con licencia extrapenal el 12 de febrero de 2011. Laura falleció a las 7:45 de la noche, el viernes 14 de octubre, en el hospital Calixto García de La Habana.

Nuevamente la muerte llega de modo extraño al movimiento pacifista cubano, como fabricada en algún laboratorio castrista. La de Laura, nos hace recordar las extrañas circunstancias que rodearon otras muertes recientes, como las de Miguel Valdés  Tamayo, Orlando Zapata Tamayo, Adrián Leiva y Wilfredo Soto, explicadas oficialmente de modo poco creíble.

La muerte no sorprendió a Laura Pollán. Anduvo con ella durante sus más de siete años de lucha pacífica, esperando la señal en un arresto violento o en una golpiza perpetrada por las porras gubernamentales; actos que no consiguieron denigrarla ante un pueblo que dejó de creer en los embustes oficiales.

En los siete días que Laura Pollán estuvo reportada de muy grave, en la sala de terapia intensiva del hospital Calixto García, los esbirros de Raúl Castro ensayaron infructuosamente todo tipo de maldad. Incluso, dilataron el diagnóstico de su repentina enfermedad y privaron a la Dama de Blanco de un acompañante.

¿Por qué no se permitió un familiar acompañante en la sala de terapia intensiva del Calixto García, como se hace en los hospitales habaneros Hermanos Ameijeiras, Luís Díaz Soto (Naval) o el Enrique Cabrera (Nacional), por sólo citar algunos?

Hubiera sido un modo simple y humano de ayudar a disipar cualquier duda sobre el origen de la enfermedad y mostrar que el gobierno no tenía nada que ocultar. ¿Por qué la Seguridad del Estado necesitó tres ambulancias para trasladar el cadáver de Laura Pollán a la morgue y trató de impedir que Héctor Maseda y su hija Laurita lo acompañaran? ¿Qué querían esconder ante la mirada de decenas de opositores que gritaban Asesinos?

Seguramente los artesanos de la muerte tienen en proceso de edición los partes médicos grabados en presencia de familiares y amigos de Laura Pollán, incluido el del jueves 13 de octubre en horas del mediodía, donde por vía telefónica participó el Dr.   Henning A. Gaissert, del Hospital General de Massachusetts, Boston.

Querrán mostrar ante el mundo que la medicina cubana hizo lo posible por “traerla de regreso” a los actos de repudio o a las caminatas por la Quinta Avenida habanera. Dirán, probablemente seguro, que la hipótesis sobre la inoculación de gérmenes en el organismo de Laura es otra calumnia, una “farsa de los mercenarios del imperio”, montada para justificar una agresión de Estados Unidos o de la OTAN contra Cuba.

No es difícil imaginarse otra muerte de laboratorio, enmascarada por los medios oficiales, con historia clínica -o cínica- firmada por galenos a sueldo. ¿Tiene algún sentido que la prensa oficial -que tanto la vilipendió- no hable sobre la muerte de Laura Pollán? ¿Acaso están preparando un expediente delictivo póstumo, que demuestre que Laura era una delincuente? ¿O esperan los resultados de las pruebas del Instituto de Medicina Tropical, que nunca llegaron?

No podrán esconder que manipularon los partes médicos y la causa de muerte de Laura Pollán, incluso el lugar, la hora y la duración de su velatorio. De eso fuimos testigos directos más de 300 personas.

Quienes convierten su temor en odio, creyeron que la muerte de Laura Pollán terminaría con el movimiento Damas de Blanco, pero se equivocan. No lograron acabar con la oposición matando a Orlando Zapata y a Wilfredo Soto, dos muertes bien fabricadas.

Odelín Alfonso Torna, Cubanet

Foto: EFE. De cuando Laura Pollán y su esposo Héctor Maseda asistieron a una reunión con el ex presidente Jimmy Carter, en un hotel de la Habana Vieja, el 30 de marzo de 2011.
Leer también: ¿Quién mató a Laura Pollán?; Orgulloso de servir a Laura Pollán después de muerta; Lech Walesa elogia la lucha de Laura Pollán; Misa en Madrid en memoria de Laura y El problema ahora son los hospitales y no el régimen.

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Get Adobe Flash player