Home / La Carpeta de Iván / Cuba: La libertad no se puede encerrar
Cuba: La libertad no se puede encerrar

Cuba: La libertad no se puede encerrar

La libertad no se puede encerrar tras las rejas. Ni la dignidad canjear por coacciones. Aunque la fiscalía del régimen solicita siete años de cárcel para Luis Manuel Otero, un pariente cercano ratificó la meridiana posición del artista disidente: “No va aceptar el chantaje del gobierno de negociar su excarcelación a cambio de emigrar”.

Los dos estábamos sentados en un pequeño parque donde se encuentran las dos torres grises de veinte pisos construidos con tecnología de la Yugoslavia comunista en la céntrica Esquina de Tejas. Dos cuadras más abajo, caminando por la Calzada de Monte, en la calle Romay, nació Luis Manuel Otero Alcántara hace 34 años. El barrio se llama El Pilar y colinda con otras dos demarcaciones marginales y mayoritariamente negras mestizas de Atarés y Carraguao, donde 63 años después de una revolución que prometió justicia social y emancipación a los cubanos, la pobreza extrema se ha disparado en la zona al igual que el consumo de estupefacientes y la prostitución.

El familiar del artista contó a Diario Las Américas que la salud de Luisma es frágil. «Está muy delgado como consecuencia de los reiterados períodos de inanición voluntaria, la pésima y escasa alimentación del penal y los altos niveles de estrés a lo que se ha visto sometido en los últimos cuatro años. En su organismo se aprecia el agravamiento de lesiones psicosomáticas como la soriasis que afecta manos y codos y dermatitis seborreica en el cuero cabelludo. Ha perdido la visión en un ojo”.

Sus allegados estaban esperando que un oftalmólogo le hiciera un chequeo exhaustivo, «porque esa pérdida de visión pudiera ser por las malas condiciones de la prisión o por desnutrición. Pero Luisma no cede en sus convicciones. Me dijo que está leyendo muchísimo, de todo: poesía, novelas y filosofía. Quiere que sus amigos le hagan llegar libros, claro, los que se puedan pasar. Está al tanto de la situación en el país, del descontento en la calle, lo que está pasando en la oposición, también del panorama internacional. Agradece el apoyo y solidaridad de todas aquellas personas que se han preocupado por su salud. Sabe que la razón está de su lado”, señaló el pariente.

El lunes 30 de mayo, el régimen verde olivo juzgará a Otero. Maykel Osorbo, músico urbano y Premio Grammy por Patria Vida, será presentado en los tribunales al día siguiente. Mientras, desde la prisión de máxima seguridad en Guanajay, provincia de Artemisa, a 45 kilómetros al oeste de La Habana, donde se encuentra recluido, el ‘artivista independiente’, como Luis Manuel se define, hizo llegar un mensaje en audio que fue divulgado por la curadora Claudia Genlui en su muro de Facebook.

“Durante estos meses, el régimen me ha ofrecido el exilio de Cuba como única salida de la cárcel. De lo contrario, tendré que cumplir siete años de prisión”, expresa Luis Manuel en el audio. Tras ofrecer sus condolencias a los familiares de las víctimas de la explosión ocurrida en el Hotel Saratoga el 6 de mayo, Luisma se disculpa por la preocupación que han generado sus huelgas de hambre. Son reacciones viscerales provocadas por la aberrante dictadura». Y a continuación confiesa:

“Pero por suerte, hasta ahora he encontrado dentro de mi, respuestas espirituales que me permiten renacer. Durante tantos años, he soportado, como muchos de mis amigos, la persecución inhumana y la represión del régimen cubano. Me ha sido imposible pasar los cumpleaños con mi hijo. Nació un 10 de diciembre, que es el Día Internacional de los Derechos Humanos, un día en que las autoridades intensifican los esfuerzos policiales para evitar las protestas públicas. Me ha sido imposible pasar cumpleaños con él porque las autoridades me han prohibido salir de mi casa ese día”.

“Murió mi madre y murió mi abuela sin que yo pudiera pasar el tiempo que pasaba con ellas. Mi familia y mis amigos han vivido aterrorizados, literalmente. Tantas personas que amo ahora viven en el exilio, sin posibilidad de regresar porque una dictadura se lo impide. El régimen ha destruido mi obra de arte y ha violado mis derechos y los derechos de mis amigos de muchas otras formas. Y hemos soportados todo esto y más en pos de un sueño. Lo soportamos por un sentido de responsabilidad hacia la Cuba de hoy y de mañana. Pronto se cumplirá un año de la última movilización pacífica e inédita del pueblo cubano en pos de su libertad. Durante el último año no he expresado lo orgulloso que estoy de ser cubano y lo orgulloso que estoy de la gente dentro y fuera de la Isla. Estoy seguro que la libertad llegará muy pronto”.

Luis Manuel Otero Alcántara fue detenido el domingo 11 de julio de 2021, cuando se dirigía a sumarse a las manifestaciones masivas que sacudieron la Isla. El régimen lo acusa de “ultraje a los símbolos patrios, desacato y desórdenes públicos». La fiscalía le pide 7 años de cárcel. El lunes 30 de mayo el tribunal dictará sentencia.

Iván García

Cartel tomado del Facebook de la activista Anamely Ramos.

Sobre admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

De soplones y corruptos en Cuba

De soplones y corruptos en Cuba

Llamémosle Tomás, un moreno de casi seis pies reincidente en delitos de carterismo, robo con fuerza y asalto para quitarle la ropa o el dinero a cualquier transeúnte. En 2005, una brigada de búsqueda y captura de la policía fue a detenerlo en plena madrugada mientras dormía en casa de su madre, a donde había ido a esconderse aprovechando el paso de un huracán por La Habana. Los vecinos del barrio recuerdan el suceso como si fuera la escena de una película de Hollywood.