Home / La Carpeta de Iván / Cinco años del blog Desde La Habana

Cinco años del blog Desde La Habana

Cuando a finales de diciembre de 2008 me propuse hacer un blog, las pretensiones eran mínimas. Desde septiembre de 2005 no publicaba ningún trabajo.

Había decidido hacer una pausa para dedicarle más horas a mi hija Melany, entonces de 2 años. Aunque no escribía, mentalmente seguía centrado en el periodismo. Eran tiempos difíciles. La represión de los tipos duros de la Seguridad del Estado estaba en su punto culminante.

En marzo de 2003, un colérico Fidel Castro había ordenado encarcelar a 75 disidentes pacíficos. Entre ellos 27 periodistas libres. El periodismo independiente vivía su peor etapa.

Las mejores plumas -Raúl Rivero, Ricardo González y Jorge Olivera- dormían en incómodas y sucias celdas. Otros se habían marchado al exilio, como mi madre, Tania Quintero. El resto de los periodistas que escribíamos sin autorización estatal y decidimos quedarnos en Cuba teníamos miedo.

Miedo que no impidió seguir reportando para Cubaencuentro, Cubanet y la Sociedad Interamericana de Prensa, entre otras páginas online. A mediados de 2007, Juan González Febles y Luis Cino, decidieron abrir un semanario. Le pusieron Primavera Digital y se hacía en una casa de la barriada habanera de Lawton.

Mi intención era incorporarme a Primavera. Pero al releer un reportaje aparecido en 2004 en Newsweek en Español, sobre el alcance de los blogs, decidí cambiar de planes. Me gustaba la idea de editar y publicar, sin censor ni jefe de redacción, esas historias cotidianas que muchas veces no son noticia en los grandes medios y van a parar a la papelera de reciclaje.

Mis carencias técnicas (no tenía ordenador, cámara digital ni celular) retrasaron el proyecto. A principios de 2007, un periodista extranjero me regaló una vieja laptop Dell. Ha sido uno de los mejores regalos recibidos en mi vida.

Desde 1996, cuando regularmente comencé a escribir en Cuba Press, hasta 2003, redactaba en una libreta de rayas. Luego Tania, también periodista independiente, me pasaba en limpio los trabajos en una máquina de escribir Olivetti Lettera 25.

Unos meses después de Tania marcharse al exilio en Suiza, la Olivetti se rompió. Un mecánico me dijo: “Tírala a la basura y cómprate otra”. El ordenador portátil revivió el sueño de crear un blog personal. No obstante, los problemas seguían.

Una hora de internet costaba entre 5 y 10 cuc la hora en un hotel. En la Sección de Intereses de Estados Unidos ofrecían turnos gratis, pero las gestiones eran dilatadas y los teléfonos siempre estaban ocupados.

Decidí abrir el blog con una parte del dinero que me enviaba mi madre. En enero de 2009 me puse en contacto con Laritza Diversent, abogada y periodista independiente, y le propuse escribir temas jurídicos. Luis Cino me autorizó a publicar textos suyos publicados en Cubanet.

El 28 de enero de 2009, en el portal Voces Cubanas, apareció el primer post del blog Desde La Habana. Se titulaba Mi patria chica (ver nota al final). El primer administrador fue Ernesto Hernández Busto, exiliado cubano que residía en Barcelona.

A partir de enero de 2010, Carlos Moreira, un amigo portugués, empresario y webmaster, altruista y solidario como pocos, sería el encargado de su administración y diseño. Hasta hoy.

El blog Desde La Habana es un espacio dedicado a marginales de arrabal y comentarios deportivos, entre otros temas. También, el sitio donde otros colegas o yo, vertimos nuestras apreciaciones sobre esa Isla que el gobierno pretende ignorar.

Dentro de poco arribaremos al millón de visitantes. Ni en mis mejores sueños pensé que algún día el blog Desde La Habana llegaría a esa cifra. Hay tantos bitácoras y webs sobre Cuba, que a veces pienso que el tema de la democracia y falta de libertad en la isla puede llegar a banalizarse.

Intento contar las historias de manera amena. Resulta difícil conseguir cifras y datos. Hacer periodismo de investigación en Cuba es un galimatías. Apuesto por escribir sobre los que me rodean, gente del barrio con la cual a diario converso. El periodismo y el blog me han traído muchos amigos. Y algunos enemigos.

Créanme, ojala algún día pudiera conocer a unos y otros en La Habana. Y si alguna nota hirió sus sensibilidades o no coinciden con sus puntos de vistan, entiendan que no es nada personal.

El blog me ha hecho crecer como periodista, ya sin los consejos de mi madre y de mi maestro Raúl Rivero, cuyas crónicas y artículos son clases magistrales. Ahora aprendo a distancia.

En el periodismo nadie se gradúa. Mientras haya gente como Moisés Naím, Vargas Llosa o Gay Talase, para hacer de esta profesión un arte, aún debemos subir unos cuantos peldaños.

A ustedes, lectores y amigos, mis saludos y respetos por usar parte de su tiempo leyendo las historias de un tipo que vive en La Víbora y firma Desde La Habana.

Iván García

Foto: Vista de La Víbora, con la iglesia de Los Pasionistas, una de las más bellas de La Habana y que cada día puedo ver desde mi casa: queda muy cerca. Hecha por ojitoaqua, Panoramio.

Nota.- Mi patria chica se reprodujo en este blog en mayo de 2010.

Once amigos nos saludan

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.