Home / Otros autores y fuentes / Cardenal Ortega: “El camino está abierto”

Cardenal Ortega: “El camino está abierto”

La Iglesia Católica cubana dio un paso al frente para la liberación de los presos políticos de la isla, tras un encuentro sin precedente, de cuatro horas y media, mantenido el miércoles 19 de mayo, entre el presidente Raúl Castro y el arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega y el arzobispo de Santiago de Cuba, monseñor Dionisio García.

En una conferencia de prensa, el 20 de mayo, el cardenal advirtió que la situación de los presos políticos “se está tratando seriamente” entre el gobierno de Castro y la Iglesia Católica cubana.

“No puedo adelantar conclusiones acerca de las fechas concretas, de actuaciones concretas, respecto de los presos. Que el tema se está tratando seriamente sí lo puedo decir”, afirmó el cardenal Ortega en su comparecencia ante los medios en La Habana. “El camino está abierto, con perspectivas y esperanzas”, añadió.

Por su parte, el gobierno, a través del diario Granma, órgano oficial del gobernante partido comunista, en su edición del jueves 20, escuetamente señaló que en el encuentro “se analizaron diversos temas de interés común, en particular el favorable desarrollo de las relaciones entre la Iglesia Católica y el Estado cubano”.

Según la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, que preside el disidente Elizardo Sánchez, en la isla hay unos 200 prisioneros políticos, de los cuales unos 26 se encuentran muy enfermos. El régimen los considera presos comunes y los califica como “mercenarios” al servicio de Estados Unidos.

Según fuentes eclesiásticas cubanas, la mediación impulsada por la Iglesia, en primer lugar se centraría en esos presos enfermos. En los últimos años, y a cuentagotas, el régimen ha otorgado “licencias extrapenales por motivos de salud” a 22 de los 75 presos políticos, condenados en la “primavera negra” de 2003.

La reunión entre Raúl Castro, el cardenal Ortega y monseñor García, quien también es presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, la primera entre la Iglesia y el gobierno, se produce en un momento en que la Iglesia cubana está cobrando protagonismo social.

Del 16 al 20 de junio estará en La Habana el canciller del Vaticano, monseñor Dominique Mamberti, una visita que ha despertado grandes expectativas entre la disidencia interna.

Y hace unas semanas, las autoridades eclesiásticas pidieron públicamente al gobierno que evitara el hostigamiento contra las Damas de Blanco, las esposas y madres de los prisioneros políticos que suelen marchar por La Habana reclamando la liberación de los detenidos.

“Creo que la liberación de presos será un proceso, y ese proceso tiene que comenzar con pequeños pasos, y esos pasos se darán. Hay buena voluntad y disposición para resolver la situación”, dijo a la prensa monseñor García. Para el arzobispo de Santiago de Cuba, el tema de los presos políticos ha sido una preocupación constante dentro de la Iglesia cubana.

Sin embargo, desde la muerte del prisionero político Orlando Zapata Tamayo, el pasado 23 de febrero, luego de una huelga de hambre de 85 días, esa inquietud fue en aumento, hasta el punto de que ahora “se habla de la necesidad de llegar a un entendimiento entre las partes”.

“Hace cinco años, los obispos nos entrevistamos con el entonces presidente Fidel Castro y hacía tiempo que veníamos preparándonos para otro encuentro. Creo que los últimos acontecimientos motivaron esta reunión”, explicó el arzobispo.

Un día después de la muerte de Zapata, repudiada en todo el mundo, otro opositor, Guillermo Fariñas, inició un ayuno que todavía continúa, en demanda de la liberación de los presos más enfermos.

“Estamos esperando que venga la propuesta (sobre la liberación de presos políticos) y decidiremos cuál es la conducta a seguir”, declaró ayer Fariñas desde el hospital Arnaldo Milián, donde mantiene su huelga de hambre en la ciudad de Santa Clara, a unos 300 kilómetros al este de La Habana.

La disidencia interna recibió la noticia con esperanza, pero también con reservas y escepticismo.

“Esto es muy importante porque muy próximamente viene el canciller del Vaticano y porque en estos momentos la Iglesia está sirviendo de intermediaria. Se está valorando la libertad de los presos y de momento todo son esperanzas, porque en realidad no hay nada cierto y tenemos también reservas”, dijo Laura Pollán, líder de las Damas de Blanco.

El disidente Elizardo Sánchez comentó que podría tratarse de una “maniobra” del gobierno cubano. “Este gobierno lleva décadas, en determinadas coyunturas, emitiendo falsas señales de cambio con las que entretiene a la opinión pública. Ojalá me equivoque”, dijo Sánchez.

Hasta ahora, la respuesta del régimen a las presiones internacionales para la liberación de presos ha sido un rechazo tajante a lo que La Habana considera “presiones externas del imperio y sus aliados”.  A pesar de las críticas y el reclamo internacional de liberación de los presos políticos, el 4 de abril Raúl Castro afirmó que no cedería al “chantaje” de las huelgas de hambre y acusó a Estados Unidos y a sus aliados europeos de haber emprendido una campaña para difamar a Cuba.

En noviembre de 2005, con motivo del 70 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas ininterrumpidas entre Cuba y el Vaticano, Fidel Castro, entonces al frente de la Isla, recibió al Nuncio Apostólico, monseñor Luigi Bonazzi, representante de la Santa Sede ante el gobierno cubano, y a los miembros de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, encabezada por su presidente, el Cardenal Jaime Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana. Otras personalidades de la Iglesia Católica cubana también estuvieron presentes.

De acuerdo a la nota oficial de entonces, el encuentro se realizó “en un ambiente constructivo y amistoso”, se abordaron temas de interés mutuo y se recordó la visita a Cuba, en enero de 1998, del Papa Juan Pablo II. Al finalizar la reunión, tuvo lugar una cena.

El actual Nuncio Apóstolico del Vaticano en Cuba es monseñor Giovanni Angelo Becciu (Italia 1948) y fue nombrado por el Papa Benedicto XVI en julio de 2009.

Agencias de noticias

Foto: EFE

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

One comment

  1. Ya era hora!!!
    Dios, patria y libertad!!!
    Viva Cristo Rey.!!!
    Por los siglos de los siglos amen, amen, amen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Get Adobe Flash player