Home / La Carpeta de Iván / Arranca la temporada 50 de la pelota cubana

Arranca la temporada 50 de la pelota cubana

Millones de cubanos están de plácemes. La mayor competición deportiva de Cuba arranca el domingo 28 de noviembre, en el antiguo Estadio del Cerro, hoy Latinoamericano. Y lo hace celebrando la temporada número 50 del béisbol, el deporte rey en la isla.

El 14 de enero de 1962, con su inseparable uniforme verde olivo y unas toscas gafas, Fidel Castro inauguraba la primera serie nacional con jugadores amateurs. Ese día dijo: “Es un triunfo de la pelota libre sobre la pelota esclava”, en referencia al béisbol profesional que antes de 1959 se jugaba en el país.

Mucho ha llovido desde entonces. El Latinoamericano, el más grande estadio del país, sede de Industriales, el equipo de La Habana y actual campeón, no tiene luces artificiales y presenta un deterioro lamentable.

La serie nacional regresa rodeada de polémica. Como el caso de Frederick Cepeda, uno de los mejores peloteros que misteriosamente no integró la selección nacional que tomó parte en la  XVII Copa Intercontinental celebrada en Taipei, y después quedó fuera de su equipo, Los Gallos de Sancti Spíritus.
Fue tanto el guirigay que se formó, que unos días antes de inaugurarse la nueva temporada, los jerarcas deportivos decidieron que Cepeda integrara el equipo espirituano. Una entrevista al pelotero fue publicada en el periódico local, Escambray.
Se espera que en la rueda de prensa convocada para el jueves 25, se den más detalles y se aclare la situación de otros jugadores excluídos de la serie nacional. La falta de información suele desatar entre los fans toda clase de rumores y especulaciones.

Es cuando la gente trata de averiguar lo que se dice o publica en Miami. De la prensa miamense han sido extraídas unas declaraciones recientes de Antonio Castro, hijo del comandante, ortopédico de profesión y  vicepresidente de la Federación Cubana de Béisbol.

Según se comenta, durante la celebración de la Copa Intercontinental en Taipei, Castro habría hecho una propuesta para permitir que los peloteros cubanos puedan jugar en ligas profesionales de otros países.
De la otra orilla también ha llegado el nombre del último ‘desertor’: Yasiel Balaguer, de 17 años, quien despuntaba como un bateador de calibre.

La pelota, como los cubanos llaman al béisbol, es el único espectáculo capaz de llenar un recinto de 55 mil personas no convocadas por el gobierno. Pero debido a la censura oficial, sus millones de fans, no pueden darle seguimiento a las mejores ligas del mundo, como la de Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Dominicana, México o Venezuela.

La pelota, además, es cuestión de Estado. Los equipos para las series nacionales se conforman en las sedes de los partidos comunistas provinciales. Entre las tareas del primer secretario del partido en una provincia, está la de atender las necesidades materiales del equipo de su territorio.

Aunque más de 350 peloteros han desertado en los últimos veinte años, la prensa gubernamental suele silenciarlo. La gente se entera por periódicos foráneos; correos electrónicos de amigos residentes en el extranjero, o a través de Radio Martí, emisora del gobierno de Estados Unidos, que desde 1985 trasmite hacia la isla y cuya señal es fuertemente interferida por ingenieros militares cubanos.

Para intentar frenar el goteo incesante de deserciones, a los peloteros se les ha mejorado las condiciones de vida durante la campaña nacional. Viajan en ómnibus climatizados, duermen en hoteles confortables y comen a sus anchas. Eso sí, siguen ganando sueldos de obreros. Y por ello, a la primera de cambio, abandonan su patria para jugar como profesionales, y en no pocos casos, ganar salarios de seis ceros.

El secretismo y el misterio rodean los asuntos relacionados con el béisbol en Cuba. Nadie pone en tela de juicio la profesionalidad de los periodistas oficiales, pero es penosa su falta de agallas a la hora de comunicar y debatir temas candentes, con excepción de algunos locutores de radio.

En medio de ese panorama gris, por fin llega la mejor época del año, la del béisbol. Y con ella, el entusiasmo y la conga en los estadios. Una buena noticia para el cubano de a pie.

Iván García

Foto: Getty Images, 2009. Aficionados sentados alrededor de la estatua levantada en las gradas del Estadio Latinoamericano, en homenaje al fallecido Armando Luis Torres. Más conocido por Armandito El Tintorero, durante años fue el principal “cheerleader” o animador del béisbol cubano.

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Get Adobe Flash player