Home / Las Cartas de Tania / “Afuera están perdidos en el llano”

“Afuera están perdidos en el llano”

Una amiga me autorizó a publicar esta carta, pero no a dar su nombre ni demasiados detalles, pues dentro de unos días regresa a Cuba.

Querida Tania:

Desde diciembre estoy fuera, en visita familiar. A través de tu blog me localizaron tu correo, porque no quería regresar sin escribirte.

Me voy contenta por haber estado con una parte de los míos, haber podido comer bien y sabroso, pasear a muchos sitios y regresar con un dinerito y regalos para el familión.

Pero me voy mal, porque los cubanos de afuera están perdidos en el llano. Mientras más tiempo llevan fuera de la isla, más perdidos están.

Ni idea tienen de la realidad actual de nuestro país y menos de los cubanos. Tu sabes que siempre he sido neutral: ni gusana ni revolucionaria. Salvo excepciones, todo lo que dicen y escriben, es cáscara de caña. Muchos serán muy periodistas, intelectuales y escritores, pero están a años luz de nuestra realidad y de nuestra agonía diaria.

Espero que tu tengas los pies todavía en la tierra. Porque tu viviste el período especial y hasta que te fuiste, estuviste haciendo cola y zapateando para darle de comer a tu nieta y tu familia.

Espero que no hayas olvidado los apagones, ni lo que es desayunar un poco de café mezclado con chícharos, almorzar el veintiunico pan de la libreta con una fritura, y por la tarde comer un poco de arroz con chícharos, y si acaso, un huevo frito.

Espero que no hayas olvidado que el motor lo ponían una vez al día, cuando entraba el agua. Y cuando no, a cargar cubos desde la cisterna o cuando venía la pipa.

Espero que recuerdes que desde tu casa te ibas a pie a la mía, unos dos kilómetros para ir y otros dos para regresar. Me imagino que ya no tengas que caminar tanto y hayas engordado un poco.

Porque lo que entonces no se podía era estar 3-4 horas en una parada, esperando una guagua. Caminar es bueno, pero no con zapatos duros e incómodos y por calles y aceras rotas, llenas de huecos.

Qué fácil es estar escribiendo y hablando tanto cuando se desayuna, almuerza y come todos los días. Sin libreta y sin colas. Cuando se anda en carro y no se tiene que estar pensando en conseguir dos fulas para comprar una botella de aceite, un paquete de detergente o dos jabones de baño.

Así, claro, en buenas casas, con buenas camas y colchones, con agua fría y caliente en las pilas y luz las 24 horas, surgen muchas ideas.

Y se ponen a escribir o a hablar. De una Cuba que hace años conocieron, y más o menos conocen de oídas, o por lo que leen en internet o leen en la prensa. Porque ni siquiera los corresponsales extranjeros conocen la verdadera Cuba ni cómo de verdad viven y padecen los cubanos.

Así, claro, es muy fácil. Estar todo el tiempo dando opiniones y discutiendo. Inventando actividades para apoyar a los de adentro, cuando los de adentro, entre los que yo me cuento, estamos obstinados, queriendo que venga el Armagedón. Pero ni yo ni nadie allá dispuesto a inmolarse. Desgraciadamente, la revolución hizo de nosotros un rebaño de carneros cobardes.

No sé si sabes que todavía a mucha gente que se les cayó los techos o sus casas, cuando los huracanes, hace dos años, aún no se los han reparado. Si lo de la comida sigue estando muy mal, lo de la vivienda está aún peor.

Afuera es que me he enterado de la disidencia y todo eso de las huelgas de hambre, porque allá, a no ser que en tu cuadra o en el barrio viva un disidente, nadie los conoce.

De esas mujeres que salen por las calles vestidas de blanco me he enterado aquí, porque allá, si uno no coincide con ellas en la calle o en una iglesia, no te enteras de su existencia.

Es que, Tania, cuando la gente tiene que vivir pendiente de lo que va a poder cocinar ese día, con qué va a lavar la ropa, cómo le puede resolver un par de tenis nuevo a su hijo o una bolsa de leche en polvo a su padre enfermo, nada de eso de la disidencia le importa.

Otra cosa que me ha dejado pasmada son ciertos personajes con fama afuera, pero allá nadie los conoce. Si acaso hablan de ellos es en las mesas redondas, pero como casi nadie las ve, es igual que nada, siguen siendo unos desconocidos. Al menos para los cubanos simples como yo.

Después de haber visto lo alejados que los cubanos de afuera están de nosotros, los cubanos de adentro, veo difícil y lejano que un día podamos volver a ser un solo pueblo, como fuimos antes de 1959. Porque si algo en estos meses he sentido, es que después de 51 años, somos cubanos muy distintos unos de otros.

Aunque hablemos español, bailemos salsa, comamos frijoles negros, puerco asado y yuca con mojo; le pongamos velas a los mismos santos y en el corazón llevemos la misma bandera.

Allá siempre te lo decía: “Esto no hay quien lo arregle, pero tampoco quien lo tumbe”. Luego de haber estado un tiempo fuera, lo sigo pensando.

Salúdame a tu familia. Y tu, recibe mi más sincero abrazo.

Foto: Eglantine, Flickr.

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

10 comments

  1. ESA SENORA ,SENORES NO HA DICHO NADA QUE NO SEA REAL,DE LA FORMA EN QUE SE VIVE EN CUBA,NO SE ENTERAN DE [ NADA ] DE LO QUE OCURRE EN EL EXTERIOR AL NO SER [ CUANTOS ARABES HAN MATADO LOS AMERICANOS EN IRAK ] QUE ES LO QUE DIVULGAN LOS MEDIOS Y ES CIERTO QUE AL CUBANO DE A PIE ,SOLO LE INTERESA RESOLVER LO QUE VA A COMER ESE DIA Y MANANA SALIR A ZAPATEAR LA OTRA COMIDA.,NO TIENEN TIEMPO A PENSAR EN NADA MAS,NADIE QUIERE SER ” LIDER” NI ”MARTIR”EL QUE PUEDE SE LARGA PARA DONDE SEA,NO ES MENOS CIERTO QUE EL 90 % DE LOS QUE ESTAMOS HOY AQUI TAMPOCO DISPARAMOS UN ”CHICHARO”Y MUCHOS ES VERDAD ,NO LAS PASAMOS ROMPIENDONOS EL LOMO,AQUI PARA AYUDAR A LOS DE ALLA,A QUE PUEDAN IR SOBREVIVIENDO,Y AY OTROS QUE SIMPLEMENTE ESPERAN EL ANO Y UN DIA ,PARA IR A ”ESPECULAR”Y HA GASTARSE EL BILLETE,TAMPOCO ES MENOS CIERTO QUE ALGUNOS CON EL TIEMPO SE VAN DESCONECTANDO DE LA REALIDAD,EN CUBA NO SE HABLA DE ”DICIDENCIA”NI DE LAS CARTAS MONTANER VS SILVIO RODR.NI DEL EXPLOTE DEL GENERAL ACEVEDO,ES MUCHA EL HAMBRE Y LA NECESIDAD QUE HAY ,PARA PENSAR EN OTRAS COSAS,EL COMUNISMO ,ES ASI SOLO TRAE RUINA MORAL,RUINA POLITICA ,Y RUINA ECONOMICA ,NO HAY DE OTRA.

  2. El Negro Caribeno

    Respeto a la senora y su experiencia, pero el hecho de que ella piense asi es su realidad y la realidad de el mundo en que ha vivido. Yo me considero “Cubano 200% y negro prieto 200%” y creo que la senora esta equivocada. Los de afuera no estan perdidos a no ser que perdidos sea desear la libertad de su pais, vivir una vida mas plena y con mas respeto. Nosostros trabajamos al igual que UDS y compartimos lo que tenemos con UDS, porque que yo sepa Cuba se viste por que nosotros enviamos a familia y amigos. Yo no creo que los cubanos que vivan en Europa tengan el poder adquisitivo de los que viven en Miami, ademas los de Miami viajan a Cuba constantemente lo que nos hace vivir los problemas de Cuba en carne propia. Creo que la senora expreso su pensamiento porque ella es un producto de la revolucion, y si algo la revolucion nunca enseno fue a ver mas alla de lo que esta delante de nosotros, a pensar en la verdadera causa de los problemas que la aquejan, a hacer coneciones para determinar la verdadera raiz de los problemas, la opinion de esta senora es el resultado de la persona que vomita el alimento ideologico que le dan porque su inteligencia es limitada. Lo siento por ella y por Cuba porque hay muchos como ella. Verdaderamente me da pena que tanta ignorancia sea el objeto de una publicacion, pero repeto la libertad de expresarse. Gracias

  3. Tiene razón. Yo siempre digo que el primer político que aspire a ganar las simpatías del cubano de a pie no puede dar un discurso, tiene que lanzar Mc Donalds y Pizzas desde la tribuna. Y sí, tal vez sea mejor olvidarse de Aquella Isla, aunque yo no lo consigo, y no puedo olvidar lo del Remolcador Trece de Marzo, que de eso sí se enteró todo el mundo, porque lo dieron poir la televisión, ni el Período Especial, ni el Maleconazo,m por sólo mencionar algo que los cubanos de a pie supieron y hasta lo vieron a través de la televisión.

  4. nadie allá dispuesto a inmolarse. Desgraciadamente, la revolución hizo de nosotros un rebaño de carneros cobardes.
    ————————————–

    Soy de los que está afuera, pero no olvido lo que ella dice, lo vivi 22 años, es posible por no haber combatido con las armas en la mano haya sido yo un cobarde, pero no un carnero, no alfabeticé, no fui policia juvenil, ni miliciano, ni cederista, obrero vanguardia, ni de la UJC, ni cantera y del partido, nada. Si todos hubieran hecho lo mismo, hoy otro gallo cantaria.

  5. Impresionante carta. Certera y necesaria. Con su permiso la enlazo a mi blog. Gracias.

  6. He hablado telefonicamente con algunos familiares en Cuba y me dicen algo similar,no saben del movimiento disidente o casi nada,pues estan enfrascados en la supervivencia;saben perfectamente los precios del mercado negro quien vende o tiene acceso a materiales,etc. Parece que hay cierta realidad en este post.

  7. tania, disculpame pero no entiendo el sentido de la carta. precisamente son muchos de los cubanos de afuera que denuncian y dan a conocer las desastrosas condiciones de los de adentro. entonces a que cubanos de afuera se refiere el remitente? gracias.

  8. Hola Tania, mis saludos desde Costa Rica. Siempre leo este blog y me necanta tus post y te admiro por tu historia y tu valentía. Sobre tu amiga y sus comentarios yo diría que los que están perdidos entonces en el llano son los cubanos de Cuba, y por supuesto el culpable todos sabemos quienes son. Los cubanos de “afuera”, casi todos vivimos la mayor parte de nuestra vida allá y casi todos también tenemos familiares allá que sufren lo mismo que los demás. No somos ajenos a lo que pasa en Cuba pero la culpa tamppoco es nuestra. Y nuestra única posibilidad es escribir, criticar a aquel gobierno y apoyar a esos disidentes que sabemos la mayoría del pueblo de Cuba no conoce, lo que tampoco es nuestra culpa. Si hemos logrado la posibilidad de comer, vestirnos, pasear y vivir como personas tampoco es un delito. Y gracias a nosotros, los de “afuera”, viven millones de los de “adentro”.

  9. Que fácil es criticar al exilio, sea escribiente o trabajador de un bar o de la construcción. Hay muchos cubanospasando trabajo fuera, pero jamás serán gobernados por el abuso y la ignorancia de un pueblo que si, lucha pero le encanta viajar para comer rico.
    Basofia es esta carta, llena de odio y falta de alma.
    Mano

  10. TIENE MUCHA RAZON LOS CUBANOS DE ADENTRO Y LOS DE AFUERA NO SON IGUALES PORQUE CUANDO LOS DE ADENTRO HABLAN NO HAY QUIEN LOS ENTIENDAN.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Get Adobe Flash player