Home / Las Cartas de Tania / A propósito de Oscar Elías Biscet
Oscar-Elias-Biscet

A propósito de Oscar Elías Biscet

En El Nuevo Herald del 18 de marzo, el periodista independiente Ricardo González Alfonso recuerda al doctor Oscar Elías Biscet. El trabajo se titula Biscet, con la esperanza del Nobel.

Sin temor a equivocarme, fuimos los periodistas de Cuba Press quienes más cobertura le dimos a todas y cada una de las actividades de la Fundación Lawton de Derechos Humanos, creada y presidida por Biscet.

Entre quienes reportaron más y mejor se encontraba Ana Luisa López Baeza, hoy exiliada en Miami. Iván y yo mencionamos a Ana Luisa en Oscar Elías, nuestro vecino de Lawton, publicado en mayo de 2010 en El Mundo/América. Más de una nota también sobre el carismático disidente escribió el director de Cuba Press, Raúl Rivero, algunas publicadas en el Herald.

Por Tamarindo 34, un ayuno que en su momento acaparó el quehacer de toda la disidencia interna (y de la Seguridad del Estado, que en el pequeño apartamento de Migdalia Rosado tenía sus infiltrados), pasamos casi todos los periodistas de Cuba Press, desde Raúl y Ricardo hasta Juan Antonio Sánchez, Ariel Tapia e Iván García, entre otros.

De su paso por Tamarindo 34, Iván escribió Una revolución pacífica comienza, artículo publicado en junio de 1999 y reproducido en abril de 2010 en su blog. Como vivíamos cerca, Iván, Ariel y yo cubrimos la convocatoria de Biscet a celebrar el 50 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el 10 de diciembre de 1998 en el Parque Buttari. Lo que allí ocurrió lo dejé plasmado en El show del Buttari.

En el 2000 escribí La opción de Biscet, que ese mismo año salió en Cubanet y en diciembre de 2010 se reprodujo en mi blog. Ya en Suiza, luego de más de dos meses investigando por internet, redacté Cuba: sobredosis de abortos. Con ese título fue publicado en mi blog el 16 de mayo de 2007 y con Herencias, apareció de nuevo el 20 de febrero de 2009.

Aunque nunca lo he dicho, ese texto fue el primero de dos homenajes personales que desde el exilio le dediqué a mi vecino de Lawton. El otro, el banner que hasta el domingo 13 de marzo mantuvimos en la columna derecha del blog Desde La Habana. Fue diseñado por Carlos Moreira y pedía LIBERTAD SIN DESTIERRO para Oscar Elías Biscet.

En su trabajo, Ricardo se refirió a la rueda de prensa convocada por Biscet en su domicilio, el 28 de octubre de 1999.  Dijo que después salió en bicicleta “a casa de una colega que vivía cerca”. Esa colega soy yo.

Efectivamente, nuestro apartamento, donde hoy vive Iván, en la barriada de Lawton, no sólo queda a pocas cuadras de la vivienda de Biscet, si no que él muchas veces cuando se bajaba de la guagua, en la parada de la Plaza Roja, cogía por nuestra calle para acortar camino hacia su hogar.

Una tarde de 1998 estaba tendiendo ropa en la terraza, cuando veo que por la esquina de Carmen y la Calzada de 10 de Octubre dobla Biscet. Empiezo a llamarle: “Oscar Elías, Oscar Elías”. Él miraba hacia los lados y le digo: “Soy yo, Tania”. Miró hacia arriba y se detuvo. Y como vivíamos en un primer piso, bajo corriendo y en la acera, delante de nuestro edificio le digo:

-Por favor, Oscar Elías, cuídate y piensa bien lo que vas a hacer, mira que esta gente es capaz de cualquier cosa…

Sonrió y en tono calmado agradeció mi preocupación. Volví a hablar con él durante el ayuno de Tamarindo 94. Después le condenaron a tres años. Cuando salió, en 2002, conversó con Martha Beatriz Roque, René Gómez Manzano y Félix Bonne Carcassés, de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil. De ese encuentro vi las fotos que me enseñó Martha.

Ya para esa época, la maquinaria represiva había sido nuevamente engrasada. Al salir de una reunión en Lawton, a inicios de 2003, Biscet y varios opositores fueron detenidos. Entre ellos, Orlando Zapata Tamayo. El resto es historia.

Tania Quintero

Foto: Biscet con su esposa, Elsa Morejón, poco después de su excarcelación, el viernes 11 de marzo de 2011.

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Get Adobe Flash player