Home / La Carpeta de Iván / Expectativa ante posible legalización de compra-venta de autos y casas
Expectativa

Expectativa ante posible legalización de compra-venta de autos y casas

Para la primavera de 2011, con expectación se espera el anuncio de nuevas medidas que permitirían a los cubanos la compra y venta de autos y casas.

Es probable que durante las sesiones del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, en el mes de abril, se deroguen las absurdas prohibiciones hasta hoy vigentes, que prohíben a los ciudadanos cubanos vender o adquirir una vivienda o comprar un coche en una agencia automovilística.

En el mercado clandestino, la compra-venta de autos y casas es uno de los negocios más lucrativos, que ha provocado irreales. Un viejo coche Ford, de finales de los años 40 en buen estado, puede costar hasta 30 mil dólares, el doble de un apartamento de tres habitaciones y 90 metros cuadrados.

Evelio, 54 años, quien de manera ilegal se dedica a la venta de casas en La Habana, es de los que piensa que cuando se legalice ese tipo de compra y venta, se podrían invertir los valores.
“Una buena residencia podría cotizarse entre 80 mil y 100 mil dólares. Quizás más. Dependerá del interés que muestren los extranjeros ligados con jineteras y aquellos cubanos residentes en otros países que deseen adquirir viviendas para sus parientes en la isla. Las señales en el mercado subterráneo indican que un numero significativo de personas se lanzarían a comprar casas debido al déficit habitacional existente en el país”, pronostica Evelio.

Si los precios de las viviendas se dispararían, el de los autos podrían caer estruendosamente. “No es posible que una antigualla del siglo veinte de la General Motors se venda hoy por 40 mil dólares. O que un coche mediocre, como un Lada ruso, cueste más de 20 mil dólares. Es disparatado. Si el Estado comienza a vender autos modernos y económicos, incluso a precios escandalosos y obteniendo grandes beneficios, la burbuja especulativa en la venta de autos declinaría vertiginosamente”, indica José, 43 años, desde hace dos décadas dedicado a la compra y venta de autos antiguos fabricados en Estados Unidos.

En las reuniones que por estos días se están efectuando en barrios y centros laborales, para analizar y discutir el proyecto de lineamientos de las futuras políticas económicas y sociales que aplicará el gobierno de Raúl Castro en ese VI Congreso, los puntos más debatidos son la desaparición de la libreta de racionamiento y la autorización de compra y venta de viviendas y autos.

Otro tema discutido con fuerza es la abolición del permiso de entrada y salida del país a los cubanos y que le confiere al régimen un poder omnímodo, al usarlo como premio o castigo, a la hora de autorizar o denegar viajes al exterior. Según fuentes fiables, ese tema no será discutido a corto plazo.

Lo que sí se espera, repito, es la derogación de leyes que prohíben comprar y vender casas y coches. En el bloque de arrancada para cuando suene el pistoletazo de salida, se encuentran extranjeros que residen en Cuba o suelen viajar con frecuencia.

Heinz, un suizo que por asunto de faldas visita a menudo la isla, piensa comprar uno o dos pisos cuando el gobierno lo autorice. “En mi país un apartamento cuesta unos 200 mil francos. Aquí uno en buen estado no creo que supere los 60 mil dólares. De cualquier manera, en Cuba las leyes son muy complicadas, sobre todo si permiten a los extranjeros que compren propiedades a los nacionales. Si no se autoriza, no valdría la pena comprar una casa para ponerla a nombre de otra persona. Entre los cubanos hay muchos  tramposos”, comenta sonriente.

También es probable que el negocio de venta y compra de casas no florezca súbitamente. El 62% de las viviendas en Cuba están en regular o mal estado. Además, las casas no sobran. Todo lo contrario.
Es habitual que en un mismo techo convivan tres generaciones diferentes. Los jóvenes matrimonios no tienen intimidad. Y muchos recurren a innumerables inventos, como las ‘barbacoas’ (piso artesanal intermedio) o divisiones improvisadas.

De cualquier manera, existen grandes expectativas ante el posible permiso estatal a la venta y compra de casas y autos. En un país cercado por tantas medidas prohibitivas, las derogaciones siempre son bien recibidas. Aunque pocos se beneficien de ellas.

Iván García

About admin

Periodista oficial primero (1974-94) e independiente a partir de 1995. Desde noviembre de 2003 vive en Lucerna, Suiza. Todos los días, a primera hora, lee la prensa online. No se pierde los telediarios ni las grandes coberturas informativas por TVE, CNN International y BBC World. Se mantiene al tanto de la actualidad suiza a través de Swissinfo, el canal SF-1 y la Radio Svizzera, que trasmite en italiano las 24 horas. Le gusta escuchar música cubana, brasileña y americana. Lo último leído han sido los dos libros de Barack Obama. Email: [email protected]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Get Adobe Flash player